domingo , 21 abril 2024
Home Judiciales Postergaron la entrada en vigencia del nuevo sistema procesal penal en Rosario
JudicialesSeguridad

Postergaron la entrada en vigencia del nuevo sistema procesal penal en Rosario

El Ministerio de Justicia planifica cambiar la manera en que se llevan adelante las causas judiciales federales en la ciudad santafesino

Lo decidió el Ministerio de Justicia ante la evidencia de que faltan jueces, infraestructura y oficinas; Cúneo Libarona hizo el anuncio apremiado por la crisis narco, pero no lo coordinó con la Procuración, la Corte ni el Consejo de la Magistratura

El Gobierno dio marcha atrás y postergó hasta el 6 de mayo la entrada en vigencia del nuevo Código Procesal Penal Federal, que cambia la manera en que se llevan adelante las causas judiciales federales y que la propia administración libertaria anunció que iba a empezar a funcionar desde el lunes en Rosario. La decisión se tomó ante la evidencia de que este nuevo mecanismo de funcionamiento requiere jueces, tecnología, oficinas, estructuras y designaciones de funcionarios que aún no están disponibles.

“Luego de mantener sucesivas reuniones de trabajo en el distrito judicial correspondiente a la Cámara Federal de Apelaciones de Rosario, hemos advertido la necesidad de reforzar el apoyo institucional de los órganos que conforman el sistema de justicia federal, y de elaborar un plan de contingencia que posibilite la implementación inmediata del Código Procesal Penal Federal”, dice la resolución ESOL-2024-64-APN-MJ firmada por el ministro de Justicia, Mariano Cúneo Libarona.

Por ende, resolvió “diferir la operatividad práctica de la RESOL-2024-63-APN-MJ (dictada ayer y que ponía en marcha el nuevo Código el lunes) hasta las 00:00 horas del día el 6 de mayo de 2024″.

DETALLES. El Ministerio de Justicia no había planificado ni coordinado, ni anticipado, el anuncio con la Corte Suprema de Justicia, el Consejo de la Magistratura y Procuración General de la Nación, de la que dependen los fiscales, corazón del sistema, por lo que Eduardo Casal, procurador interino, le reclamó al ministro Mariano Cúneo Libarona al menos tres meses de prórroga. Ahora le dieron la razón.

Tampoco se coordinó con la Corte Suprema de Justicia, de la que dependen los jueces federales que deben asumir nuevos roles, y ni con el Consejo de la Magistratura, que eventualmente debe nombrar a los jueces suplentes para que el mecanismo funcione. El presidente de la Corte, Horacio Rosatti, fue de urgencia el jueves en auto, bajo la lluvia, a Rosario, para reunirse con la Cámara Federal ante la inminencia de la puesta en marcha de este mecanismo.

Tras las reuniones el jueves en Rosario y los contactos con Casal y con Cúneo Libarona, se formó un equipo en la Corte y el Consejo de la Magistratura para esta tarea. Ya se cuenta con un diagnóstico.

Asimismo, en la Corte hay una resolución preparada para crear una oficina judicial que empezará a circular por las vocalías de los jueces para ser firmada el día de hoy. “Se va a implementar y se va a lanzar en cascada en cada jurisidcción”, dicen en tribunales, que prefieren no cargar las tintas sobre al improvisación a la hora de hacer el anuncio.

“Hay voluntad y necesidad de poner en marcha este sistema y que sea exitoso, pero con los recursos y la infraestructura necesaria”, dijeron en La Corte y están ahora armando las estructuras necesarias. “Era imposible largar el lunes, si el lunes se aplicaba y no tenías todos los recursos, iba a fracasar y el narcotraficante iba a zafar, usando esa debilidad. No podés dejar al abogado del narcotráfico esa posibilidad”, dijo un funcionario judicial.

El inclumplimiento de una norma del nuevo Código lleva al juez a enfrentar una sanción disciplinaria en el Consejo de la Magistratura por eso la necesidad de que se lance lo mejor posible. Estiman en la Justicia que ese plazo de tres meses permitirá ponerlo en marcha en un 80 %. “Falta infraestructura y van a tener que venir recursos”, señalaron en el Poder Judicial.

CARENCIAS. Falta la oficina judicial, que asigna por sorteo las causas a los jueces federales; no están las salas para grabar las audiencias orales que deben tener los detenidos con los fiscales y los jueces a las 72 horas de la detención, y no se cuenta con los elementos para grabarlas, imprescindibles ya que desaparece el expediente de papel y todo el registro es audiovisual. Tampoco hay cómo almacenar esos registros audiovisuales y faltarán jueces para atender las audiencias. En Rosario hay solo dos jueces federales penales, que deben seguir con sus casos y además asistir a las audiencias que les pidan los fiscales federales del lugar.

El nuevo Código Procesal Penal funciona en Salta y Jujuy, donde su implementación requirió tres meses y la construcción de dos edificios, además de adecuar la tecnología y crear nuevos cargos. Ahora, el Gobierno dispuso por resolución del ministro Cúneo Libarona que iba a empezar a aplicarse el lunes, sin otra precisión. Se viene haciendo una tarea de implementación en la Procuración, pero hace falta más tiempo, advierten. Por eso se pospuso todo.

La última de estas tareas fue llevar a todos los fiscales federales de Rosario a Salta y Jujuy a hacer “una inmersión” en el nuevo sistema y ver cómo lo aplican sus colegas desde hace dos años. El proceso, con el nuevo sistema, prevé que las fuerzas de seguridad tienen que comunicar cualquier delito al fiscal federal. Para eso, se usa un mecanismo electrónico on line, lo que requiere adaptar el sistema (imposible hacerlo en tres días, advierten). En una emergencia como esta, la comunicación podría ir por carriles habituales.

El otro problema es la falta de jueces suficientes. Fiscales hay porque se nombraron auxiliares, pero los jueces federales penales de Rosario son dos y los otros jueces federales de la jurisdicción atienden causas de otras materias, como civil.

La falta de jueces suficientes debería suplirse con nuevas designaciones resultantes de nuevos concursos que realice el Consejo de la Magistratura y con la designación interina de suplentes sorteados de una lista de conjueces que tiene la Cámara Federal. Nada de todo esto fue coordinado con el Consejo ni con la Corte. En el Consejo se enteraron por los medios.

Un problema adicional es el de la custodia de los efectos secuestrados y la evidencia. Hasta ahora, le correspondía al Poder Judicial, pero con el nuevo código estos depósitos quedan en la fiscalías, que no tienen espacio con la seguridad necesaria. El otro asunto es el diseño de los edificios, que requieren salas de audiencia y circuitos de circulación de detenidos distintos a los de circulación del público en general. Con la particularidad de que se da esta situación en Rosario, donde la violencia sobre inocentes y las amenazas están a la orden del día.

Related Articles

Piden prisión preventiva para Urribarri y la detención de Báez

El ex gobernador, Sergio Urribarri, fue condenado a ocho años de prisión...

Curso Antidrogas: Bullrich viene a Paraná

La responsable del Ministerio de Seguridad, Patricia Bullrich arribará el lunes 22...

Una camioneta terminó semisumergida en el río

Una camioneta de color blanca terminó semisumergida en aguas del río Paraná,...

Identificaron al hombre asesinado en Paraná

Se supo que la persona hallada sin vida este jueves en su...