domingo , 14 julio 2024
Home Destacado La ciudad de los muertos, espejo de la realidad social
DestacadoMetropolitanas

La ciudad de los muertos, espejo de la realidad social

Es nutrida la asistencia a cada recorrida guiada por el Cementerio.
En las necrópolis de cada lugar hay cientos de historias que cuentan los enterrados y los nombres que se leen en los monumentales panteones o en las tumbas más humildes, en tierra, con sus singulares adornos. María Olier y Javier Murchia, ayudan a descubrir esos y otros tantos detalles, en cada una de las visitas que guían por el Cementerio de Paraná

A veces hay muchas ganas de salir a pasear. Pero la realidad económica, como siempre, manda; y, entonces, como no se puede programar un viaje a kilómetros de donde se reside, ni de varios días, la opción que queda es mirar la propia ciudad con otros ojos.

Para eso les vamos a proponer una inusual escapada que va ganando adeptos en distintas comunas que deciden poner la mirada sobre la llamada ciudad de los muertos o las necrópolis locales.

Con el impulso del Museo de la Ciudad César Blas Pérez Colman y coordinadas por los mediadores culturales María Olier y Javier Murchio y los auxiliares de la institución, se retomaron estas visitas tituladas Atardeceres en el Cementerio que, para sorpresa de muchos, son muy concurridas.

Descubrir a Cronos coronando la entrada de uno de los tantos panteones monumentales, los diferentes gestos de cada uno de los angelitos en los extremos de otra imponente construcción y otros tantos rastros e historias del Siglo XIX y parte del XX, son apenas algunos detalles que pueden apreciarse en las visitas guiadas que desde hace tres años se vienen realizando al Cementerio Municipal Santísima Trinidad, de Paraná.

En efecto, una vez al mes se organizan los paseos que conducen a los visitantes a fijar la mirada en determinadas obras de arte, los variados estilos y estilemas arquitectónicos, los vitraux que filtran y proyectan colores y formas a los muertos y también, a quienes los recuerdan.

La historia de este camposanto es de larga data. El año que viene se cumplirán 200 años de su existencia, cuando “por razones de salubridad pública el gobierno provincial ordena la ubicación de los cementerios lejanos a los centros poblacionales en aquel entonces”.

Muchas cosas me gustan de la visita al cementerio local. La vez que fui se habló de los ángeles y arcángeles y sus funciones

Con el afán de revalorizar este patrimonio urbano que trasciende los paredones de Perú al final, desde el Museo de la Ciudad decidieron retomar aquellas visitas que ocasionalmente se hacían, investigar y acaso renovarlas con agregado de más datos y encarando interpretaciones temáticas.

“Tratamos de mirar el cementerio como un artefacto cultural y de manera integral, entonces aparece la historia del siglo XIX, las inhumaciones de disidentes, la política de ese siglo, otras cuestiones más antropológicas como los ritos funerarios, por caso. En marzo solemos hablar de la presencia de las mujeres en la ciudad y en el cementerio”, describió la licenciada en Museología María Olier, quien desde 2019 se desempeña al frente de la Dirección de Museos y Patrimonio Histórico de la Municipalidad de Paraná, tarea que comprende el Archivo Histórico Municipal, la Biblioteca Municipal, el Museo de Sitio y el Museo de la Ciudad.

Según anticipó a EL DIARIO el próximo circuito girará en torno a lectura de cuentos de autores contemporáneos. “Ya hicimos en otras oportunidades, lecturas de textos de Borges sobre la muerte, como El Aleph, tomando en cuenta que el bisabuelo del escritor, Edward Young Haslam, está enterrado en este cementerio de Paraná”.

“Será una ronda de lectura de cuentos de terror, miedo y muerte. Nos reuniremos alrededor de la cruz central para compartir lecturas de textos de autores clásicos como Edgar Allan Poe hasta contemporáneos como Mariana Enríquez”, detalló a su vez, Javier Murchio.

Los guías ayudan a reconocer el valor patrimonial incluso de detalles poco advertidos.

Poder y política

Qué se puede encontrar en un cementerio, se preguntarán los lectores. Olier dio precisiones al respecto. “Tenemos un recorrido del siglo XIX y XX que se llama Monumentalidad y poder político, donde se visita la última ampliación del cementerio hasta el panteón del Círculo Obrero que habla del contexto internacional, nacional y provincial de entreguerras. En ese sector es donde están enterrados los Laurencena y otros gobernadores, el legislador Alejandro Carbó y otros personajes de la historia local. Otro recorrido es el de la Confederación, porque hay elementos funerarios de ese entonces”, apuntó Olier.

Prócoro Crespo (1910-1914), Antonio Crespo (1844-1845 gobernador provisorio) (1845-1854 gobernador delegado), Enrique Carbó (1903-1907), Faustino Parera (1907-1910), Pascual Echagüe (1832-1841), Leónidas Echagüe (1871-1875) y Toribio Ortiz (1831-1832), son algunos de los mandatarios provinciales cuyos restos descansan en esta necrópolis.

Otra de las mediaciones culturales que proponen busca rastrear la presencia de mujeres en el cementerio y su rol en la historia de la ciudad en el siglo XIX y XX. “Cazar fantasmas. Historia, pasado y fenómenos paranormales” fue el nombre con que bautizaron a la caminata que plantea “reconocer cómo resuenan los ecos que han producido los modos de ordenar y categorizar lo paranormal en la historia de occidente”.

Miramos el cementerio como un artefacto cultural, así aparece la historia, las inhumaciones de disidentes, la política de ese siglo o los ritos funerarios

Ritos y ángeles

Hoy ya están instaladas en la agenda de actividades culturales de la ciudad. Se hacen una vez por mes, de marzo a noviembre, a las que se les van agregando variantes. Cada encuentro tiene una temática diferente, artística, histórica o literaria.

Una vertiente de los recorridos vespertinos apunta a detenerse en aspectos antropológicos como los ritos funerarios, conceptos de clase y género, o bien, reconocer las obras de arte del escultor Israel Hoffman o José Fioravanti.

“Muchas cosas me gustan de la visita al cementerio local. La vez que fui se habló de los ángeles y arcángeles y sus funciones”, contó Alejandro al tiempo que añadió que le gustaría sumarse en una que aborden particularmente las huellas de la masonería.

En tanto Laura, al ser consultada durante una de las citas de Atardeceres, dijo que “es una parte más de la ciudad y que siempre es interesante visitar los cementerios para saber quiénes formaron parte de la vida social, política y cultural”.

De memoria y recuerdos

Curiosidades, detalles de construcción, obras de arte y lápidas de políticos ilustres y no tanto, del siglo XIX, son aspectos que se pueden observar y conocer mejor de la mano de los guías del Museo.

La próxima salida será el sábado 29 a las 16. Hay que saber que las visitas no se extienden más allá de hora y media aproximadamente.

La combinación de los cielos y las construcciones genera una constante novedad.

Cabe traer a colación que en la última revista digital Ejes, de la Facultad de Ciencias Económicas, se puede leer un documento de Olier y Murchio, en el que se da cuenta del proceso pormenorizado que desembocó en esta iniciativa. Además de poner en valor y fundamentar este tipo de circuitos. “Un cementerio es más que un lugar merecedor de respeto por ser la morada de los antepasados, constituye un espejo del afuera, la otra ciudad que nos cuenta sobre la historia social, económica y cultural de una comunidad. La Red Iberoamericana de Cementerios Patrimoniales y su par argentina han colaborado en la potenciación del uso turístico y cultural de los cementerios puesto que refleja los modos de entender la vida, las costumbres sociales, los hábitos funerarios, la mentalidad predominante y las devociones o su ausencia, mediante fórmulas arquitectónicas o urbanísticas, hitos históricos, materiales de construcción, biografías de personajes relevantes, panteones de instituciones o corporaciones, esculturas, el mensaje de los epitafios, las artes decorativas, la botánica funeraria, la distribución en el espacio”.

Los y las interesadas pueden leer más al respecto en: https://pcient.uner.edu.ar/index.php/ejes/article/view/1688.

Allí, los autores describen a los cementerios como “espacios de la memoria y el recuerdo, por lo tanto, son todos patrimoniales, tengan una arquitectura llamativa o no, ya que en su ámbito se generaron y generan un conjunto de ricas y variadas prácticas de interés antropológico en torno a la muerte”.

El proceso

El cementerio de Paraná está enclavado en un predio de siete hectáreas con avenidas, callecitas y diversos sectores que se fueron delineando a partir de las sucesivas ampliaciones.

Para encarar estas visitas guiadas, hubo que investigar. Se hicieron consultas de fuentes documentales como los repositorios del Archivo Arquidiocesano, el Archivo Histórico Provincial y el Archivo Histórico Municipal y una serie de entrevistas para relevar parte del entorno, costumbres, rituales.

En ese sentido los testimonios de quienes trabajan en negocios cercanos, especialmente las florerías y marmolerías, los floristas ambulantes, los vecinos y vecinas de mayor edad que habían vivido toda su vida en el barrio y los trabajadores y trabajadoras del cementerio, aportaron elementos y datos para añadir a los paseos.

Una vez relevada y revisada toda la información, se procedió a diseñar múltiples instancias para vincular a la comunidad con este significativo sitio patrimonial.

La próxima

El sábado 29 de julio a las 16 será la próxima cita acompañada por guías, por el Cementerio Municipal Santísima Trinidad, de Paraná.

Related Articles

Mucho más que una final para la Scaloneta

El equipo de Lionel Scaloni definirá un nuevo título ante Colombia, en...

Farmacia Cura Álvarez, 30 años creciendo junto a la comunidad

Un aniversario que renueva el compromiso de ser siempre solución Desde que...

Domingo con repunte en la temperatura

El Servicio Meteorológico Nacional anuncia para este domingo 14 de julio una...

Falleció un adolescente tras chocar con su cuatriciclo

Un adolescente de 15 años murió tras chocar a bordo de su...