sábado , 13 abril 2024
Home Cultura Ultiman detalles para el Vía Crucis del viernes 29
Cultura

Ultiman detalles para el Vía Crucis del viernes 29

El Vía Crucis Viviente concentra 32 años de experiencia.

El próximo viernes a las 20.30, en el Camping del Barrio Km. 5 ½, en la zona sur de Paraná, tendrá lugar una nueva edición del Vía Crucis Viviente. La propuesta artístico-religiosa tiene un significado específico para los creyentes, pero también es un atractivo más que ofrece la ciudad para los que disfrutarán de la Semana Santa.

El Vía Crucis Viviente de Paraná es un evento multitudinario que con el correr de los años ha crecido en número de visitantes y en la calidad de obra que se realiza en vivo. Este año se desarrollará la edición número 32.

Si bien todo se hace a pulmón y con aportes del sector público y privado, la propuesta tiene altos niveles de exigencia: se anuncia un despliegue de luces, escenografías renovadas, la posibilidad de seguir las alternativas por pantalla gigante y sonido envolvente.

A través de una grabación del relato bíblico de la Pasión, los más de 100 actores encarnan distintos personajes, enmarcados en un campo de una hectárea, con 17 locaciones, artificiales y naturales. Su duración aproximada es de dos horas. Organiza la Capilla Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, que también tiene a su cargo la Fiesta Provincial de los Reyes Magos.

Para los asistentes, se brindarán gratuitamente sillas y un gran estacionamiento iluminado. Se recomienda asistir con un abrigo adicional y un sillón para mejor comodidad. Habrá asimismo un amplio operativo de Seguridad Policial y Sanitario.

La entrada será totalmente libre y gratuita. No obstante, se dispondrá de alcancías, para todos aquellos que, a modo de ofrenda, quieran colaborar con esta costosa organización.

En diálogo con EL DIARIO, integrantes de la Comisión Organizadora expresaron que la expectativa es promover un encuentro que propicie la paz, el perdón y la reconciliación. “Es un esfuerzo grande el que se hace para que a este evento concurran muchas familias de nuestra ciudad como, asimismo, esperamos a la gran cantidad de turistas que cada año en su paso por Paraná, se dan cita en el camping para vivir más de cerca la

Pasión de Nuestro Señor Jesucristo”.

Celebración central

Como se sabe, la Semana Santa es el conjunto de celebraciones de carácter religioso que se hace la última semana de Cuaresma, entre el Domingo de Ramos y el Domingo de Resurrección, es decir, el día de Pascua.

Los eventos conmemoran los últimos momentos de la vida de Jesús: el Domingo de Ramos (hoy) es el día en que se celebra la entrada de Jesús a Jerusalén, el Jueves Santo es la fecha de la Última Cena, el Viernes Santo recuerda la crucifixión, el Sábado Santo es día de duelo y, finalmente, el Domingo de Pascua se celebra la resurrección.

Como se ve, son una serie de festividades centradas en los rituales litúrgicos, si bien también se realizan encuentros familiares con grandes comidas, y son característicos algunos presentes, como la palma o la mona.

El Vía Crucis repasa, detalladamente, la pasión, la muerte y la resurrección; es decir, desde que llega a Jerusalén proclamado Salvador, hasta que es procesado, muerto y enterrado, para luego resucitar.

Se tiene por cierto que en el año 325 el Concilio de Nicea fijó la fecha de celebración de Pascua para todo el ámbito católico occidental. A partir de aquel momento, y basándose siempre en el relato evangélico, cada país ha ido construyendo un conjunto propio de celebraciones. A pesar de las variantes y la diferencia de costumbres locales, la finalidad principal es celebrar o rememorar la pasión, muerte y resurrección del Mesías.

Una larga historia

El símbolo del huevo -tan presente en la Pascua- se remonta a la antigüedad. Las persas y los egipcios ya los regalaban para celebrar la primavera, dar suerte y celebrar la llegada de la primavera y el regreso de una vida nueva.

Más tarde, los romanos empezaron a regalar o romper huevos coloreados para purificar el ambiente el día de la primavera, o los ofrecían a la diosa de la agricultura.

En la Edad Media, la Iglesia católica prohibió el consumo de huevos durante la Cuaresma, el período de privación justo antes de la Pascua. Sin embargo, como las gallinas seguían poniéndolos y había demasiados, la gente se acostumbró a decorar los que no se consumían para regalarlos.

En efecto, el huevo es símbolo de fecundidad y vida. Su forma ovalada, que simboliza el infinito, representa el renacimiento y la regeneración del ciclo de la vida. En la religión cristiana, los huevos representan también la resurrección de Cristo, que se celebra en la Pascua.

Related Articles

Cultura Frita festeja su cumpleaños

La banda paranaense Cultura Frita celebra su séptimo aniversario en el club...

Toyi Bouzada presenta Líquido Cielo en el teatro 3 de Febrero

Esta noche a las 20.30 en el Teatro 3 de Febrero el...

La Feria del Libro apuesta a mantener el público

En la presentación de la Feria del Libro, los organizadores de la...

Mario Milocco expone en la Sociedad Italiana

La galería de obras se encuentra expuesta desde este martes en San...