lunes , 26 febrero 2024
Home Misceláneas Rompecabezas: cuando el cerebro va al gimnasio
Misceláneas

Rompecabezas: cuando el cerebro va al gimnasio

En pandemia hubo un boom del uso de este tipo de juegos de mesa por el aislamiento.
“La realización de rompecabezas -que tiene su día cada 29 de enero- estimula el funcionamiento cognitivo, pone a nuestro cerebro en una situación nueva de desafío que debe resolver”, aseguró el neurocientífico Ricardo Allegri, jefe del Departamento de Neurología Cognitiva de Fleni.

Funciones cognitivas como la percepción, el reconocimiento, la atención, la motivación, la memoria y la coordinación pueden ser estimuladas a través del armado de rompecabezas, al plantear “un nuevo desafío que el cerebro debe resolver” en personas de todas las edades e incluso con diversas patologías, señalaron especialistas y aficionados en el marco del Día Mundial del Rompecabezas que se conmemoró ayer.

“La realización de rompecabezas estimula el funcionamiento cognitivo, pone a nuestro cerebro en una situación nueva de desafío que debe resolver”, aseguró a Télam el neurocientífico Ricardo Allegri, jefe del Departamento de Neurología Cognitiva de Fleni.

Ya sean de plástico, cartón, madera, metal o tela, los rompecabezas o “puzzles” ponen en juego “diversas funciones cognitivas como la percepción, el reconocimiento, el sistema semántico, la atención, la planificación general del movimiento, la elección de los actos simples motores para la acción y la motivación”, enumeró Allegri.

Estos estímulos también actúan al nivel de la “motivación” e incluso se evidenciaron cambios en “en las redes de reposo” -fluctuaciones en la actividad cerebral- de quienes arman un rompecabezas.

La neurociencia cognitiva

La neurociencia cognitiva, encargada de estudiar estos fenómenos, utiliza este tipo de juegos de mesa con el propósito de estimular o rehabilitar funciones cognitivas en enfermedades neurológicas.

“El ejemplo son los múltiples trabajos que usan rompecabezas en los programas de tratamiento en pacientes con deterioro cognitivo leve para enlentecer su evolución hacia la demencia”, indicó Allegri.

También se utilizan en el tratamiento de patologías en personas con deterioro cognitivo y demencias, causadas por enfermedades degenerativas como el Alzheimer o por causas cerebrovasculares, entre otras.

Si bien su recomendación se extiende a todas las edades, el especialista destacó que “en pacientes de la tercera edad, que dejaron sus actividades laborales, se utiliza como una forma más de mantenerlos activos”, junto a otras estrategias.

Por su parte, la médica psiquiatra y psicoanalista infanto-juvenil Liliana Moneta destacó el rol del armado de rompecabezas en el trabajo psicoterapéutico en edades tempranas, tanto para la evaluación de “aspectos cognitivos” como “psicológicos”, incluso en niños con desorden de déficit de atención.

“El rompecabezas es muy bueno para lo que es la coordinación motora del niño, como así también la parte visomotora”, aseguró Moneta, también presidenta de la Asociación Argentina de Salud Mental (AASM) y agregó que “los beneficios están relacionados con el desarrollo de las capacidades potenciales que tienen los niños en edades tempranas”.

“Ayuda a la concentración esto de armar el rompecabezas y ver las piezas, los bordes de la piezas, los colores que son adecuados, concordantes. El chico se concentra y desarrolla fundamentalmente los componentes visual, espacial y manual”, remarcó.

Si bien la especialista indicó que los tradicionales rompecabezas pueden ser utilizados a partir de los cinco o seis años, también los hay para bebés, que incluyen diferentes formas, colores y texturas.

“No solamente hay una relación con las cuestiones de las texturas, sino también con lo visual en donde, por ejemplo, un círculo o un cono no entra dentro de un círculo, y así sucesivamente”, puntualizó Moneta.

Asimismo, se refirió a su uso como herramienta en el psicoanálisis, por ejemplo, en casos de pacientes con “aspectos de personalidad disociados, quienes través del armado de rompecabezas y de las verbalizaciones que se van realizando a medida que se va armando el rompecabezas, puede ser como unificados”.

Emprendedor

Entre los aficionados a este juego, que se puede encontrar en modelos de dos hasta miles de piezas, se encuentra Iván Dubner, quien desarrolló su propio emprendimiento para fabricar y comercializar rompecabezas, llamado Zeppelin Puzzles.

Dubner, quien vive de Santa Fe, contó a Télam que los juegos de mesa como los puzzles tuvieron “un pico a nivel mundial durante la pandemia” debido al aislamiento, y que si bien bajó el número de compradores, “mucha gente quedó enganchada”.

Por este motivo, desde 2023 organiza torneos de rompecabezas -de las que ya fueron sedes provincias como Buenos Aires, Santa Fe y Mendoza-, en los que participan personas de todas las edades, incluidos niños y niñas en categorías no competitivas.

“Suele ser una actividad cultural inédita y bastante original”, sostuvo y enumeró que el armado de rompecabezas implica “muchas cosas positivas, desde cuestiones blandas como desarrollar la paciencia, la perseverancia, el orden, la estrategia para las dividir piezas antes del armado, cosas que ayudan después para otro tipo de actividades”.

A nivel mental -añadió- “se desarrollan una serie de cuestiones que llevan al cerebro a estar tan focalizado que muchos lo comparan con la meditación, lo que baja el estrés”.

En cuanto a las imágenes de rompecabezas para jóvenes y adultos, se encuentran obras de arte, animales, paisajes y regiones de Argentina, música y mapas, aunque Dubner remarcó que una de las más pedidas está inspirada en “la Scaloneta”

“Nos piden rompecabezas para armar parejas en conjunto, abuelos o abuelas que quieren armar con sus nietos, hijas e hijos con sus padres. Como regalo es un elemento social muy importante que va en contramano con la inmediatez de las redes sociales”, concluyó Dubner.

La conmemoración

El 29 de enero se conmemora el Día Mundial del Rompecabezas debido a que en esta fecha, alrededor del año 1766, un hombre llamado John Splisbury, experto en el diseño de mapas, recortó por error las fronteras de los países, dando lugar a lo que sería el primer rompecabezas del mundo. Otros dicen que su idea era que los niños aprendieron geografía.

En 1820, los puzzles comenzaron a comercializarse como juegos para todas las edades. Aunque la época dorada de los puzzles se vivió en la época de los años 20 y 30 del siglo pasado.

El Día del Rompecabezas o Puzzle Day, en inglés, se celebra desde 2005 y se dice que fue una creación de fabricantes de juguetes de Estados Unidos para aumentar las ventas.

Fuente: Florencia Vaveluk (Télam)

Related Articles

“Oppenheimer”, llena de galardones en Hollywood

El filme de Nolan se llevó los galardones al mejor reparto; su...

Científicos del Conicet advierten que es imposible investigar sin becarios

El Directorio del organismo comunicó días pasados que “en primera instancia están...

Papelitos, la nueva campeona del Carnaval de Gualeguaychú

La comparsa dirigida por Juane Villagra conquistó un nuevo triunfo de acuerdo...

Carnaval, alegría, lentejuelas y plumas

La nueva edición de los carnavales oficiales dejó muy buen saldo. A...