viernes , 19 julio 2024
Home Bien! Gualeguaychú, un destino colorido, libre y diverso
Bien!

Gualeguaychú, un destino colorido, libre y diverso

Esta ciudad es tal vez una de las pocas que se promociona como destino respetuoso de las distintas formas del amor entre las personas. En otras palabras, es un lugar que se declara amigable con la comunidad LGBT, con ofertas culturales, de recreación y alojamientos abiertos para todas las personas.

 

Redacción Bien! / [email protected]

 

Quien alguna vez visitó Gualeguaychú o sus alrededores como Pueblo Belgrano o las playas de El Ñandubaysal, seguro quiere volver. El recuerdo de parques arbolados y espaciosos para estacionarse con una lonita y mate, bastan para pasarla bien, leer a la sombra, jugar o conversar largo y tendido. Caminar o recorrer en bici las calles y avenidas de esta ciudad -que es conocida por encenderse sobre todo en verano con sus famosos desfiles de fastuosos y enérgicos carnavales en el Corsódromo-, es una humilde sugerencia. Es que así se respira mejor el aire que sale de la costanera o de esas añejas arboledas del Parque Unzué que siempre espera a sus visitantes con sus chillones gansos que andan nadando o merodeando en busca de semillas. En este parque se impone sacarse fotos con las esculturas de viejos troncos muy llamativas y esmeradas, o con la vista del río Gualeguaychú de fondo.

Al este de la ciudad, se encuentra este predio de 120 hectáreas de verde, al pie del rojo puente de hierro llamado Méndez Casariego, ex puente de la Balsa.

Al cruzar el Puente Méndez Casariego, bordeando el Parque Unzué hacia el sur, se accede al camino de la Costa, un trayecto de broza que se interna en la zona rural en el que se concentran diversos complejos de cabañas y bungalows. Por allí se puede contemplar la Isla Libertad y el Club de Pescadores situado sobre la orilla opuesta. También por aquí se puede pasear y disfrutar de un espacio renovado y tranquilo, que fue especialmente recuperado hace apenas un par de años y que pone en valor el patrimonio del ex Frigorífico. Esta zona costera ofrece extraordinarias vistas a la ciudad, tiene un muelle para distintas actividades, espacios verdes parquizados, con mesas, bancos y sillones.

Diversidad

Tanto la oferta de carnavales como los shows de transformismo, bares y boliches, acercan espacios de recreación abiertos a cualquier persona. Entre ellos se destaca el Show de El Ángel, un espectáculo de transformismo con más de 30 años de trayectoria, creado y dirigido por Osky Beigbeder.

En este club nocturno, los visitantes podrán reír y disfrutar de los shows del arte del transformismo que se organizan para cada fin de semana. En algunas ocasiones, hay performance de strippers y pol dance. Quienes deseen conocerlo pueden comunicarse al (3446) 43-4927 o bien por e-mail a: [email protected]

Por otra parte, para este año está prevista la inauguración de la Casa de la Diversidad, primera realizada por el Estado nacional, “un espacio de construcción socio-cultural de las diversidades”.

Viñedos

Con el resurgir de la producción vitivinícola en la provincia, también hay viñedos y bodegas en las afueras de la ciudad, para visitar y degustar buenos vinos.

Uno de ellos es Las Magnolias Viñedo y Bodega Boutique, situado en el Acceso Sur s/n y el otro es Altos del Gualeguaychú Viñedo y Bodega, en Colonia El potrero.

En ambos casos, la visita deja con la boca abierta a más de uno, son lugares de ensueño para dejarse llevar, aprender cómo se elaboran estos vinos en suelos entrerrianos, descubrir el sabor de las cepas Malbec, Tannat y Marselán o unos blend Cabernet Franc Tannat.

En esta temporada, salir en bici hasta uno u otro lugar, es ideal. Antes, se puede programar o reservar una visita guiada y sí o sí, tener la precaución de portar una mochila, para regresar con un buen vino de autor, para descorcharlo en la casa o frente al río.

A ambos emprendimientos se los encuentra en las redes sociales que abundan en lindas fotos y mejores comentarios de quienes van los recorren o van a pasar una tarde.

 

Playas

Una escapada por el balneario Ñandubaysal es casi obligada si se anda por estos lares. Para descalzarse y caminar a la orilla del río por la arena húmeda, este es un lugar más que recomendado. Ese simple acto es una terapia de bajo costo que hace aliviar automáticamente cualquier contractura, pesares acumulados y de variada índole, o alguna que otra sobrecarga laboral.

También es un buen recorrido para hacerlo en bicicleta sólo que como un predio tan privilegiado por la arena, el agua y la zona más boscosa, da para ir como para quedarse todo el día y hasta la noche.

 

 

 

Related Articles

El amor vence al maltrato

Mi Reino por un Caballo es una fundación de la ciudad de...

“Intensa-Mente 2″ alcanzó el récord más taquillero de Pixar 

Después de su estreno a mediados de junio, la trama que sigue...

El FOMO y la adicción al celular en los adolescentes

Estar pendientes constantemente del móvil puede llevar a síntomas severos de ansiedad,...