sábado , 13 abril 2024
Home Deportes El paranaense García crece en España
Deportes

El paranaense García crece en España

El paranaense José García, uno de los mejores backs que diera el rugby provincial a lo largo de su historia.

El rugby español hizo sentir al paranaense José García, como pez en el agua. Desde su llegada, dio pasos agigantados en la península Ibérica. Ayer, como jugador y hoy, como DT. En la actualidad, el ex CAE, dirige al Recoleta Burgos, uno de los mejores equipos de la División de Honor y es asistente en el seleccionado español femenino. 

GABRIEL BALDI

[email protected]

Con tan solo 17 años, el paranaense José García llegó a debutar en la Primera División del Club Atlético Estudiantes, allá por el 2000, con el transcurso del primer Torneo Regional del Litoral. Surgió como una sensación en el rugby de la zona y su nombre llegó a trascender incluso a nivel nacional. Era otra época. Sin dudas que hoy, con la dinámica planteada a través de las redes sociales, su figura hubiera impactado a gran escala también en el plano internacional. Es que, aún siendo juvenil, marcaba diferencia entre los mayores. Se trataba de un centro pocas veces visto.

Más allá de algunas lesiones que sufrió a lo largo de su carrera, el paso del ‘Gordo’ -como se lo conocía en el amiente-, no pasó desapercibido en Entre Ríos. Fue referente y capitán, de numerosos seleccionados provinciales tanto en menores, como en mayores y Sevens. Integró también diversos combinados salientes a nivel regional. Si su notoriedad, se hubiera dado en esta era, como mínimo hubiese sido Pumita e hubiera representado a alguna franquicia continental. Para clarificar, fue uno de los mejores jugadores que tuvo el rugby entrerriano a lo largo de su historia.

Sin embargo, tras abandonar la actividad dentro del campo, el back formado en el Club Atlético Estudiantes decidió continuar su camino dentro del deporte en carácter de DT. Y allí también, trascendió. De hecho en la actualidad, es uno de los mejores entrenadores del rugby español.

La vida de José García es incesante y con la mentalidad ganadora que lo caracteriza, hoy sigue adelante, creciendo y posicionándose en el presente con el Recoleta Burgos.

ESTAMPÓ SU SELLO

José García llegó a la península Ibérica en 2012 para lucir la camiseta del Santander en 2012, junto al también paranaense Luciano Marcó, entre otros argentinos. El equipo en aquel año ascendió de la División de Honor B y a la elite. Tras aquella campaña, regresó a Paraná, entrenó a Estudiantes y en 2015 volvió a España para cumplir la doble función de entrenador-jugador, en Santander. Hizo lo propio hasta el 2020, cuando llegó a Burgos y luego de haber jugado durante un corto lapso, comenzó a entrenar.

“Estoy muy bien en España, aunque me hubiera gustado hacer alguna experiencia también en otro país europeo, como Italia. En Argentina me costaría mucho ser profesional, porque es una idiosincrasia distinta, ya que el rugby se vive de otra manera. Pero ahora quiero disfrutar este presente”, sostuvo.

AMATEURISMO Y PROFESIONALISMO

“El rugby se está visualizando bastante más, ahora en España. Por eso fue una pena la no clasificación a Francia 2023 por la mala inclusión de un jugador, porque hubiera sido un impacto grande en todo el país. En ese aspecto la Federación Española está trabajando muchísimo para que se compita a nivel internacional, tanto en mayores como en juveniles y en seven, a nivel femenino y masculino”, remarcó García.

En cuanto a las diferencias y similitudes del rugby amateur argentino y el profesionalismo español, el paranaense consideró: “Es similar al de nuestros clubes en nuestras mejores uniones argentinas, pero es un poco más duro el contacto y talvez un poco menor en cuanto al ritmo de juego”.

Si bien el profesionalismo se va insertando paulatinamente quedan resabios del amateurismo. Hay una convivencia que para el DT de Burgos “es difícil definir”, dijo y añadió: “Si bien es cierto hay muchos extranjeros profesionalizados, como es en nuestro club y otros, incluso con algunos españoles que vienen de otras ciudades, diría que somos una isla. Porque no todos tienen las posibilidades económicas y se presentan a competir con jugadores formados en sus clubes como en la Argentina. Y esa diferencia se ve al momento de la competencia”.

“Algo muy bueno que he visto es que todos están alineados en la misma dirección, todos quieren ayudar y la prueba la vemos en nuestro staff donde vamos viendo jugadores actuales, que en el futuro serán entrenadores como una forma de darle continuidad al proyecto. En poco tiempo nos hemos posicionado en el rugby de España”, concluyó.

Related Articles

FIFA y Conmebol firmaron un acta de realización del Mundial 2030

Si bien lo que se acerca es el Mundial 2026, que por...

Sinner igualó un récord de Nadal y Djokovic

El italiano Jannik Sinner superó ayer al alemán Jan-Lennard Struff y se...

Boca se juega una final ante Estudiantes

Luego de lo que fue la agónica pero importante victoria en la...

“En casa nos hacemos fuertes”, dijo Álvarez

Peñarol vive un gran presente. Es el representante paranaense en la Copa...