lunes , 22 abril 2024
Home Cultura Comienza el ciclo Miércoles de Cine
Cultura

Comienza el ciclo Miércoles de Cine

El film dirigido por el realizador canadiense Philippe Falardeau propone  una fábula moral y reflexiva sobre una dura realidad que afecta a una comunidad educativa.
El ciclo dedicado al séptimo arte iniciará este miércoles su 11ª temporada. En el primer encuentro del ciclo 2024 se proyectará El profesor Lazhar, película canadiense dirigida por Philippe Falardeau. La actividad se desarrollará desde las 20.45 en el auditorio del Círculo Odontológico

En Montreal, una maestra de escuela primaria se suicida. Bachir Lazhar, un inmigrante argelino, fue contratado rápidamente para que la sustituyera a pesar de que todavía se estaba recuperando de una tragedia personal.
Él llega a conocer a sus alumnos a pesar de la diferencia cultural evidente desde el primer día de clase y de su dificultad para adaptarse a las limitaciones del sistema escolar.


A medida que los niños tratan de superar el suicidio de su antigua maestra, nadie en la escuela es consciente del doloroso pasado de Bachir, o de su precaria condición de refugiado. Su esposa, que era profesora y escritora, murió junto con su hija y su hijo en un ataque incendiario. Los asesinos estaban furiosos por su último libro, en el que señaló con el dedo a los responsables de la miseria social y económica en Argelia. De este libro proviene la frase elocuente dicha por el maestro de primaria: “Nada es realmente normal en Argelia”.
Profesor Lazhar propone una cuestión tan necesaria como provocativa: la necesidad y la obligación de hablar de la muerte cuando esta nos ha afectado de algún modo, asumiendo que ese es un tema tabú que se evita o se calla a propósito con tal de esquivar momentos incómodos.

RELATO CREÍBLE

Puede parecer repetido ver una película que es un drama sobre un carismático profesor que cambia la vida de sus alumnos, porque es algo que se ha visto en numerosas ocasiones, y suele dar pie a una serie de tópicos y situaciones previsibles que ya aburren; Semilla de maldad; Rebelión en las aulas; Al maestro con cariño, o La sociedad de los poetas muertos, son títulos que millones de espectadores han visto y que contienen esos elementos habituales en las historias sobre clases problemáticas a los que ayuda e inspira un extraño de métodos poco convencionales.


Rodada con la actual factura del cine independiente que toca tema social, sin grandilocuentes pretensiones y con mucho sentido de la honestidad, este largometraje se convierte en un ejemplo no sólo de lo que se puede hacer, sino de lo que se debe hacer si se quiere ser creíble en este tipo de género.
Uno de los mayores aciertos ha sido la decisión de su director y guionista Philippe Falardeau de no pisar terrenos escabrosos o sensibleros, siendo contenido y objetivo. El otro punto fuerte es el excelente casting, no sólo en los personajes adultos, sino sobre todo por los pequeños. Se destaca el expresivo rostro de Sophie Nélisse, capaz de trasmitir tantos sentimientos actuando de forma tan natural como puede demostrar sobre todo gracias a su personaje de Simon Emilién Nerón.

HISTORIA QUE INTERPELA

Profesor Lazhar huye de esos lugares comunes, y lo hace entre otras razones por el interés de su director, Falardeau de plantear preguntas incómodas y mostrar auténticos conflictos del sistema educativo en el moderno, y cada vez más aséptico, mundo occidental. Y lo hace sin descuidar la narrativa.


La película propone  una fábula moral y reflexiva sobre una dura realidad que afecta a todo tipo de personas, comenzando por los alumnos, pasando por los docentes y llegando con fuerza al conjunto de la sociedad. Incluso los métodos, las necesidades, las implicaciones de cada cual, las responsabilidades, van desgranándose, apareciendo y colocándose ante el espectador como en una pizarra, inquiriéndolo sobre modelos y actitudes que, en muchas ocasiones, no responden con la firmeza y el compromiso que los conflictos requieren.


Narrada desde lo cotidiano y alejada por completo de cualquier atisbo teatral, El profesor Lahzar acierta a reflejar con rigor y sinceridad los pros y los contras, las vicisitudes y esperanzas, la espectacularidad y la controversia que acompañan al ejercicio de la enseñanza. Dando idéntico protagonismo a los alumnos y al profesorado, atendiendo las implicaciones colectivas y familiares, aludiendo igualmente a los contenidos y progresos como a las complicaciones laborales o psicológicas.


En ese sentido la carga social del largometraje es potente: interpela al espectador y lo obliga a pensar qué debe enseñarse y cómo enseñarlo, y para ello establece una radiografía de padres ausentes, un equipo directivo que responde con evasivas y un profesor abandonado a su suerte que debe elegir entre ser transmisor de contenidos o receptor de sentimientos.
En resumen: un film de cierta dureza pero de recuerdo agradable, que configura una clase magistral de buen cine social.
Para la siguiente función se ha programado el filme Alcarraz (España 2022) de la realizadora catalana Carla Simón.
La cita es en el auditorio del Círculo Odontológico (Corrientes 218), a las 20.45, con entrada libre y gratuita. Los organizadores agradecen la colaboración con un alimento no perecedero que se destina al Comedor Merendero Nuestros Niños (Barrio Los Berros).

Related Articles

Bahiano llega a Paraná

Uno de los íconos de la música nacional regresa a Entre Ríos...

Entre Ríos, ausente en la Feria del Libro

Se confirmó que la provincia de Entre Ríos no contará con un...

Los clubes, espacios para hacer crecer el sentido de pertenencia

Con orígenes que se remontan al siglo XIX, los clubes barriales vivieron...

Los hermanos Scolamieri pilares del automovilismo entrerriano

Hace 104 años nacían en San Justo, en el Departamento Uruguay,  los...