viernes , 23 febrero 2024
Home Destacado El golpe de calor, gran enemigo de los perros
DestacadoMisceláneas

El golpe de calor, gran enemigo de los perros

Asegurarse que el perro tenga agua fresca, un sitio a la sombra, y que los paseos se realicen a primera hora o a la tardecita, son algunas sugerencias que mantendrán su salud en una época en la que el calor les puede producir daños severos.

Mariano Strekir (*)

Especial para EL DIARIO

El verano supone la llegada de varias olas de calor que pueden causar problemas graves a las mascotas. Cada una reacciona de manera distinta, y por lo tanto las precauciones a tomar deben ser diferentes. No obstante, hay algunos consejos generales que se pueden seguir dependiendo de la especie e incluso de la raza.

Una pregunta ordenadora podría ser cómo afecta el calor a los perros. Acceder a estos saberes nos permitirá encontrar el modo adecuado de afrontarlo para beneficio de nuestras mascotas.

El modo fundamental que tienen de afrontar el calor es bebiendo agua, lo que actúa en el organismo como un riego interno. En este sentido, corresponde indicar que los perros, a diferencia de los humanos, no transpiran, es decir que carecen del mecanismo compensador de temperaturas que es la transpiración. En días de altas temperaturas cualquiera puede observar que los perros buscan un sector de sombra y, si encuentran dónde, se dan un chapuzón; pero nada reemplaza el consumo de agua fresca.

Conviene tener en cuenta que los perros y los gatos tienen otros mecanismos para compensar las temperaturas elevadas. Uno de ellos es el jadeo, junto con la dilatación de la lengua.

Podemos observar lo que ocurre con los perros braquicéfalos, conocidos como perros con hocico ñato. Por la incapacidad de autorregular su temperatura corporal -como el buldog francés o el inglés- la posibilidad de compensar el calor es mucho menor, en comparación con perros de otras razas.

Así las cosas, la mejor recomendación es que en esta estación del año, los paseos sean bien temprano o de tardecita. Hay que tener en cuenta que el calor de la calle es elevado y los perros están muy cerca del suelo, razón por la cual la temperatura del pavimento y las veredas los afectan mucho más.

Detalles

Algunos especialistas recomiendan regalarles juegos acuáticos, piletitas, o bien mojarlos para que estén siempre frescos cuando se encuentran al aire libre.

En el mismo orden es importante reservarles un lugar fresco en la casa. A propósito, habrán notado que es muy normal que busquen estar mucho en el baño, que es el lugar más fresco de la casa.

Otra sugerencia es revisar que siempre tengan agua y que esté fresca; algunos perros llegan a tomar agua del inodoro, precisamente porque siempre se mantiene fría.

Para los que se preguntan qué hacer cuando el golpe de calor en un perro no se puede evitar, señalamos ante todo que un colapso de los mecanismos de termorregulación puede ser fatal, si no se recurre al auxilio médico de un veterinario. En esos casos, no hay que empecinarse en ir al veterinario de confianza, sino al primero que se tenga a mano, dado que el factor tiempo es fundamental.

Una de las claves para empezar a detectar posibles padecimientos en las mascotas es prestar atención a su varía el comportamiento. Algunas señales a tener en cuenta son la aceleración del ritmo cardiaco, acompañada de jadeos con presencia de babas, y de una respiración rápida y nerviosa; la presencia de temblores, debilidad muscular y falta de equilibrio; a veces vómitos y diarrea.

Sus mucosas y encías pueden adquirir un color azulado debido a la falta de oxigenación en sangre.

En casos más graves el perro puede llegar a perder la conciencia, y sufrir daños mayores tales como hemorragias, insuficiencia renal o hepática, daño cerebral, e incluso fallo en varios órganos. Por eso es importante no tomar a la ligera las consecuencias que puede tener el calor sobre nuestros peluditos.

Repasando: hay que prestar mucha atención si el perro está como atontado, si se tambalea o tiene taquicardia. Mientras lo llevamos al veterinario, podemos ayudarlo colocando paños mojados en su cuello y axilas.

Algo que se observa con frecuencia en esta época del año es que se les corta el pelo a las mascotas, a veces en demasía. Recordemos que el pelaje las ayuda a cubrirse de los rayos UV y mantener su temperatura corporal adecuada. Por eso se suele decir que los perros tienen muda estacional, es decir que en verano pierden pelo para compensar las mayores temperaturas. Esa reacción natural es mucho más efectiva que un corte de pelo.

Recuerda estar atento a las señales de golpe de calor en nuestros amigos de cuatro patas, no le exijas en esta época del año, donde las temperaturas son elevadas y donde es mejor disfrutar los paseos en horarios acordes.

(*) Educador canino

Related Articles

Entre Ríos: Agmer va al paro este lunes

La decisión se tomó en un Congreso extraordinario, luego de que el...

Hay formas de saber si el perro es hiperactivo

La hiperactividad canina es uno de los trastornos del comportamiento que más...

Proponen $393 mil de salario básico a estatales

El Gobierno de Entre Ríos presentó una nueva propuesta salarial en el...

Un caso de sarampión que marca la necesidad de reforzar la vacunación

La Organización Mundial de la Salud alertó esta semana sobre la rápida...