sábado , 20 julio 2024
Home Cultura Las melodías e historias le dieron donaire al viernes
Cultura

Las melodías e historias le dieron donaire al viernes

El periodista, docente e investigador Claudio Cañete hizo las veces de maestro de ceremonia. Foto: Gustavo Cabral.

Tan emotivo como los anteriores, se desarrolló un nuevo encuentro del ciclo La Biblioteca en letra y música. Esta vez, el homenajeado fue un ciudadano comprometido con su tiempo, dedicado a rescatar historias desde su mangrullo de periodista: Alejandro Mareco.

Natalia Strack

[email protected]

El viernes por la noche, el patio interior de la casona que ocupa la Biblioteca Provincial, en Alameda de la Federación 278, abrió nuevamente sus puertas para recibir a una audiencia diversa, a la que el arte y la cultura unió una vez más, en el marco del ciclo organizado por la Secretaría de Cultura a través de la Biblioteca Provincial, la pianista Silvia Teijeira y el comunicador social Claudio Cañete. Con acceso libre y gratuito, la iniciativa es acompañada por EL DIARIO y LT14 Radio Nacional General Urquiza Paraná.

En esta ocasión estaba pautada la asistencia de Alejandro Mareco, quien sería entrevistado en el marco de la presentación de libros suyos basados en series periodísticas: Argentinos del Bicentenario; Albures Argentinos; y Crónicas en penumbra.

Por un imprevisto, el periodista cordobés no pudo estar presente en la noche del viernes, pero la propuesta continuó como una forma de homenaje a su persona y labor.

En la velada, estuvo presente la cantautora Paulina Lemes, quien llegó desde Gualeguaychú para contribuir con su música al encuentro, en el que estuvo acompañada por su esposo, Facundo Astorga, y su hijo mayor. “Vamos a aprovechar la ocasión para hacerle un homenaje a la música”, expresó Silvia Teijeira y recitó las primeras líneas de Verde Agua, canción que su propia autora, Lemes, deleitó con su guitarra.

Verde agua en un girón de atardecer

y agua verde reflejando el totoral

Remolinos de espinillos y silencios florecidos

Flor silvestre deshojando el acordeón

y acordeón alborotando mi cantar

escondiendo brillos en su corazón de viento.

Por su parte, Cañete seleccionó y destacó fragmentos de la obra de Mareco. “Tiene una historia de vida que impacta. En una entrevista en una radio de Oro Verde, ante la pregunta ‘qué es el folclore’, respondió que somos hijos del paisaje y que hay tantas ideas de lo que es el folclore como tantos paisajes. No es un concepto abstracto, sino que lo podemos palpar y ver con la presencia de estas dos artistas, Silvia y Paulina. Es el sentir, el decir y el cantar”.

Repaso

Posteriormente, hizo alusión a Argentinos del Bicentenario, a la que el propio Mareco consideró “su mayor aventura”. Cañete rescató el trabajo del autor, quien recorrió cada una de las provincias argentinas, resaltando algunos personajes que reflejaban la identidad del lugar. “Cuando vino a Entre Ríos, comentó que hace más de 10 años visitó Paraná y conoció a (Jorge) Cosita Romero, quien le habló acerca de qué significa el litoral y cómo es vivir junto al río. Juntos anduvieron en canoa y se encontraron con el Zurdo Martínez en una isla, donde guitarrearon y comieron pescado”, explicó Cañete.

A continuación, hizo referencia a Albures Argentinos, término que significa “el azar o la suerte que determina que un proyecto se concrete. Allí Alejandro Mareco compiló los mejores artículos que consideraba que escribió entre 2004 y 2018. Busca contar a través de las voces de personas de carne y hueso, utilizando el formato de la crónica”.

Luego Cañete subrayó el trabajo de Mareco en El gen de los cordobeses; hijos de la mixtura, en el que toma pruebas de diferentes referentes para demostrar la mezcla entre los descendientes de los inmigrantes, pero también de la sangre de los pueblos aborígenes”.

Cabe consignar que el periodista Alejandro Mareco que fue detenido dos veces durante la dictadura cívico-militar y cuya madre es una de las detenidas y secuestradas hasta el día de la fecha; ha manifestado su postura a través de la crónica, la cual muchas veces no era acorde a la línea editorial del diario La Voz del Interior. “Fue un hijo buscando a su madre todo este tiempo. Creo que ha podido canalizar su historia de vida a través de su obra periodística, haciendo presentes a todos los referentes que ha podido interpelar y entrevistar. Esa marca que lleva a lo largo de su vida, la ha plasmado en el periodismo. Si la ausencia y las desapariciones han sido parte de su pasado, él se ha encargado de hacerlas presentes a través de su obra”, reflexionó Cañete.

De un talento a otro

Es justo destacar que, ante la ausencia involuntaria de quien debía ser entrevistado, Cañete sacó a relucir una destacable capacidad narrativa y sapiencia. Con notable oficio, evitó el error común del relato autorreferencial y se dedicó a llenar el ambiente de reseñas valiosas que permitieron ponderar la vida y obra de Mareco.

A continuación, Paulina Lemes, junto a su marido en la guitarra y su hijo mayor, Manuel, en la flauta traversa, retomaron una poesía de Alejandro Mareco, que narra: “Un poco de sol, querida patria. Vivir para ver cómo el miedo se desarma que hay un mañana. Por los condenados a dolor perpetuo a soledad perpetua a sin nombre perpetuo a sin olvido perpetuo. Un poco de sol, querida patria. Vivir para ver cómo el cielo se derrama, que hay esperanza. Por los condenados a desolación perpetua a pesadilla perpetua a madrugadas perpetuas a la espera perpetua”.

Además, la cantante se refirió a Mareco como alguien a quien “conoce y considera que lo más revolucionario que tiene, a pesar de su vida tan dura, es que jamás ha perdido la ternura y eso es muy movilizante”.

Como en cada encuentro del ciclo, Silvia cautivó a los presentes con su interpretación en el piano; en este caso propuso la chacarera “Esto que estoy cantando”, del músico santafesino Remo Pignoni.

Cañete habilitó un espacio para el diálogo que permitió conocer mejor la obra de Lemes. “A veces es difícil contar todo lo que sucede en el Centro Cultural Alas y en la hermosa familia que hemos formado con Facundo. En este momento está presente nuestro hijo mayor, pero también tocamos con los dos menores. Hacemos música latinoamericana y argentina. Estamos comprometidos con la educación artística libre y desde la posibilidad de cada persona”.

Canto Rodado es un proyecto que “muestra el contenido basado en nuestras historias de la región: nuestros mitos, problemáticas ambientales, el bullying y demás cuestiones que nos interpelan. Es importante el contenido porque está destinado a la infancia, la cual muchas veces está sexualizada. Entendemos que hay pequeñas hendijas por las que se cuelan estos proyectos que llegan a una mayor cantidad de gente”, expresó la artista.

El trío presentó entonces La ternera, canción que trata sobre un personaje, el loco del barrio norte, al que le gusta mucho la música y nunca aprendió lengua o matemáticas porque sólo conocía de pájaros. Paulina Lemes comentó que en su casa de la infancia siempre hubo lugar para esos personajes sobre los que hoy escribe.

Para cerrar, le hicieron honor a la música entrerriana entonando Canción de cuna costera. Finalizaron con Alfonsina y el mar, causando emoción en los allí reunidos, quienes acompañaron a coro.

El próximo encuentro para finalizar el ciclo tendrá lugar en la Biblioteca Provincial el 25 de agosto a las 20, y la entrevistada será Vivian Elem por el libro Stella Calloni-Periodista, literatura y militancia-Cosas de mujeres, cuya autoría comparte con Mariana Baranchuk.

Una vida de compromiso

La historia de Alejandro Mareco es singular, pero a la vez se replica en tantas otras de su generación. En 1976 fue secuestrada su madre y actualmente continúa desaparecida. Él también fue detenido dos veces durante su adolescencia; la primera en la Penitenciaría de Villa María, cuando tenía 16 años e, integrando un grupo de teatro, denunciaba la situación de su madre ante la Asamblea Permanente de Derechos Humanos.

Luego, estudió Historia, realizó el servicio militar y fue convocado en la Guerra de Malvinas. En 1985 ingresó como periodista en la redacción del diario La Voz del Interior, donde se desempeñó hasta el 2019. Actualmente, forma parte de la Agencia Córdoba Cultura, en la cual es vocal del directorio. En 2011 ganó el premio en la Sociedad Interamericana de Prensa en la categoría Crónica. Recorrió más de 42.000 kilómetros y cruzó cuatro veces la Patagonia a lo ancho, conociendo a los habitantes de la zona. “Imaginé, desarrollé, y concreté muchos proyectos especiales de periodismo gráfico, como por ejemplo El Gen de los Cordobeses, cuyo objetivo era subrayar que nuestra mixtura esencial debía descartar cualquier mirada discriminatoria en el sentido de origen, raza y color de piel”, expresó en una ocasión. Sostuvo durante 15 años una columna llamada Albures Argentinos: política, sociedad y cultura. Y otra columna de arte denominada Crónica y Penumbra. En 2020 publicó en las redes sociales la canción La Ternura es la Armadura, fue dedicada a Sonia Torres y a las Abuelas de Plaza de Mayo.

La artista invitada

Paulina Lemes reside en Gualeguaychú. Es Licenciada en Artes de la Universidad Nacional de San Martín. Es directora del Centro Cultural Alas y creadora del proyecto multimedia, Canto Rodado. Es cantante, autora y compositora en Astorga-Lemes Trío.

También es coreógrafa, escenógrafa y diseñadora de vestuario en 20 musicales folclóricos, así como docente. Fue ganadora del Pre Cosquín 2018 junto a Facundo Astorga, en el rubro Canción Inédita; y tuvo una mención especial en Jesús María como solista vocal. Tiene 15 libros editados: 14 destinados a las infancias y uno recopilando textos publicados por don Manuel Almeira.

Periodista, de oficio

Hace un puñado de días, EL DIARIO entrevistó a Mareco. En esa ocasión, adelantó lo que pensaba ofrecer en el encuentro del viernes y dejó sustancia para reflexionar. “El periodismo me abrió horizontes. La columna Albures argentinos, tal vez fue mi espacio favorito, sostenido por más de 15 años, aún desde una posición que en la mayoría de los casos no coincidía con la línea editorial del diario”.

Ante diversas consultas, señaló que “la intención de aquellas columnas fue tomar hechos periodísticos del momento, incluso efemérides, y plantear reflexiones y sensaciones que fueran un poco más allá de la fugacidad de las noticias y buscar lo que uno pudiera detectar de permanente en ellas, es decir, aquello que persiste del ayer y lo que dejará marcas en el después, porque es acaso el único remedio que tenemos contra lo implacable de lo fugaz”.




La pianista Silvia Teijeira, sutil y enjundiosa, compartió parte de su repertorio. Foto: Gustavo Cabral.



Una familia unida por la música como proyecto vital: los Lemes-Astorga. Foto: Gustavo Cabral.

Related Articles

Se presentó el concurso fotográfico “Amamantar es un derecho”

La Municipalidad junto al Concejo Deliberante de Paraná presentaron el concurso fotográfico...

Día del Amigo con Made in China

Entrada libre y gratuita. Aquí los detalles. Para disfrutar las vacaciones de...

Schonfeld es el nuevo presidente del Iaaer

Maximiliano Schonfeld es el nuevo presidente del Instituto Audiovisual de Entre Ríos...

Día del Amigo: Fiesta Electrónica, festejá

Participá por cinco entradas en @eldiarioentrerios Prisma Producciones y De La Gruv...