viernes , 21 junio 2024
Home Cultura La cultura comunitaria busca de un marco legal que la contenga
Cultura

La cultura comunitaria busca de un marco legal que la contenga

El martes a las 15, en el Congreso Nacional, representantes de distintas regiones del país presentarán el Proyecto de Ley de Fomento Cultura Viva Comunitaria en Argentina. Para conocer detalles de la iniciativa, EL DIARIO entrevistó a Ricardo Rodríguez. “Esperamos que esta propuesta consolide el crecimiento de este sector que congrega miles de iniciativas en el país” dijo el fundador e integrante de la Biblioteca Popular Caminantes y vocero de la Mesa Federal Nacional del Movimiento Cultura Viva Comunitaria.

 

Carlos Marin

[email protected]

Desde que dio sus primeros pasos, a comienzos de siglo, el Movimiento Cultura Viva Comunitaria ha crecido de modo sostenido en todo el continente. En Entre Ríos, desde sus primeros pasos, nuclea experiencias culturales, educativas y de comunicación populares. Entre ellos agrupa medios de comunicación comunitarios, de teatro y de murga, centros culturales, grupos de danza, circo, artes visuales, cine, literatura, bibliotecas populares, permacultura, talleres de oficio y otras organizaciones sociales y organismos de gobierno o académicas que trabajan en el rescate de la identidad, de los saberes populares y ancestrales, o impulsan alternativas económicas solidarias y colaborativas.

“Actualmente en el continente hay alrededor de 200.000 procesos de culturas de base impulsados por organizaciones y colectivos y en el Primer Congreso Federal del Movimiento que se realizó en Paraná en septiembre pasado, pudimos registrar un millar de inscriptos de todas y cada una de las provincias argentinas”, explica Ricardo Rodríguez a EL DIARIO, para dar una idea de la magnitud del sector, que crece incesantemente en América Latina.

Lole, como se conoce por su apodo a este gestor cultural, integrante del grupo fundador de la Biblioteca Popular Caminantes, es vocero de la Mesa Federal Nacional del Movimiento Cultura Viva Comunitaria. En ese rol adelantó a EL DIARIO que el próximo martes a las 15, en el Congreso Nacional, representantes de distintas regiones del país presentarán el Proyecto de Ley de Fomento Cultura Viva Comunitaria en Argentina. El propósito es darle un marco normativo/legislativo a la cultura viva comunitaria, movimiento que contiene a entidades de las más diversas que trabajan en diversos planos y desarrollan su actividad de manera autónoma, plural, y diversa.

 

DEFINICIONES. “Esperamos que se cumpla el dicho `la tercera es la vencida´”, dice Rodríguez con humor. Refiere a que la propuesta que se elevará a los legisladores el martes es resultado de recoger elementos que están en dos anteproyectos anteriores que presentó el movimiento, pero que por falta de tratamiento perdieron estado parlamentario.

“En la segunda oportunidad pensamos que podríamos conseguirlo porque  fue en 2019 en el marco del IV congreso de Cultura Viva Comunitaria”, recuerda Lole. En esa oportunidad 619 congresales le entregaron a Daniel Filmus el anteproyecto. Pero las gestiones no propsperaron.

“Ahora, por iniciativa de la diputada nacional Maria Rosa Martínez (FDT CABA), quien retoma el tema, se convocó meses atrás al Instituto de Promoción de Cultura Viva comunitaria, para trabajar y se conformó una comisión que integro para retomar las gestiones”, marcó el gestor.

“Hemos venido aportando ideas afinando desde hace cuatro meses para pulir y afinar detalles del texto de este anteproyecto que ha sido muy trabajado y que esperamos esta vez pueda tener sanción en el Congreso”, indicó Rodríguez.

El propósito central de la propuesta es “la promoción y fomento de la Cultura Viva Comunitaria en todo el territorio bicontinental de la República Argentina”.

“Entendemos por Cultura Viva Comunitaria a los procesos de base comunitaria desarrollados por grupos, colectivos y organizaciones sociales en territorios urbanos y rurales a partir del trabajo cooperativo y colaborativo de trabajadores y trabajadoras de las culturas y sus propias comunidades, logrando un arraigo comunitario, gregario, familiar y cotidiano”, define el paranaense.

Y precisa que los principios que sostienen los procesos de cultura viva comunitaria “están ligados al Buen Vivir; la economía social, popular y solidaria; el impulso del arte para la transformación social; el respeto por la diversidad cultural; la igualdad de género y la no discriminacion, el cuidado del ambiente, de las personas, de todas las especies y de los bienes comunes; la cultura de paz; el pleno ejercicio de los derechos culturales y la defensa de la democracia participativa”.

“Nos basamos en un modelo de trabajo colaborativo, no competitivo”, enfatiza el gestor, al destacar uno de los pilares estructurales sobre los que se estructura el enfoque que promueve esta iniciativa.

En el anteproyecto de Ley se consideran como Organizaciones Culturales Comunitarias (OCC) a los grupos, colectivos y organizaciones que desarrollan procesos, experiencias y/o prácticas culturales de base comunitaria en territorios urbanos y rurales, con un trabajo sostenido en el tiempo en el territorio en el que habitan.

“Hablamos de formas organizativas de una comunidad que pueden contar o no con una personería jurídica pero que desarrollan acciones en torno a las artes, las culturas y la comunicación dinamizando el tejido social de sus comunidades”, acota Rodríguez. Y añade que es clave que “toda esa actividad sea reconocida por el Estado”.

“Aspiramos a que muchas organizaciones puedan canalizar sus inquietudes y problemáticas a la vez que planifican sus actividades dentro del encuadre jurídico normativo que trabajamos en este proyecto”, agregó. En ese sentido considera que “importantísimo poder lograr un conjunto de ámbitos y bienes que las organizaciones precisan para seguir desarrollando su labor”.

REGISTRO NACIONAL. Uno de los primeros aspectos que plantea el proyecto es conformar un registro nacional en que puedan inscribirse todas las organizaciones que son parte de este sector.

“Necesitamos saber cuántos somos y qué necesidades tenemos”, destaca el vocero de  Cultura Viva Comunitaria.

“Estimamos que existen alrededor de 25 mil entidades, colectivos y organizaciones en el país que son parte del sector; desde clubes de barrio, bibliotecas populares, escuelas de circo, murga, arte social, hastas comunicación y educación popular, entre otras”, apunta.

Ese Registro Nacional de la Cultura Viva Comunitaria, se inscribirá en la órbita del Ministerio de Cultura de la Nación y en él podrán solicitar su inscripción las Organizaciones Culturales Comunitarias que desarrollen actividades en cualquiera de los ámbitos descritos, en un territorio específico y con actividades contínuas con al menos dos años de antigüedad.

Además del registro, Rodríguez adelantó también a EL DIARIO la creación del Consejo Federal de la Cultura Viva Comunitaria, otro ámbito planteado en la propuesta de Ley.

“Ese Consejo Federal de la Cultura Viva Comunitaria -agregó el gestor- estará integrado por una persona representante del Poder Ejecutivo nacional designado por la autoridad de aplicación; seis representantes del Consejo Federal de Cultura -uno por cada región cultural del país-, un representante del Instituto Nacional de la Música, un representante del Instituto Nacional del Teatro, un representante del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales, un representante de la Comisión Nacional de Bibliotecas Populares, un representante del Fondo Nacional de las Artes y 12 representantes sectoriales de los distintos campos que, entendemos, implica la cultura comunitaria”.

El consejo estará integrado por personas que se integrarán como representantes de las Organizaciones Culturales Comunitarias. Durarán dos años en sus funciones y serán elegidas mediante postulación simple por parte de las OCC inscriptas en el Registro Nacional de la Cultura Viva Comunitaria en cada ámbito de actuación.

“Nos interesa remarcar que el Consejo tendrá que respetar en su composición una representación que considere el federalismo, la igualdad de géneros, la densidad poblacional de los territorios de actuación y la participación pluricultural e intergeneracional”, destacó el gestor paranaense.

FOMENTO Y APOYO. La propuesta considera también la creación del Plan Nacional de Fomento y Promoción de la Cultura Viva Comunitaria, cuyas bases deberán ser elaborado por la autoridad de aplicación “en un lapso no mayor a 180 días”.

“La idea es que entre otros puntos se pueda promover, fomentar y estimular las acciones de las organizaciones culturales comunitarias en todo el territorio bicontinental del país, dar apoyos económicos y financieros en relación a la actividad de la Cultura Viva Comunitaria; y brindar apoyo para la formalización jurídica de las organizaciones culturales comunitarias”, enumeró Rodríguez.

También se trata de “ofrecer cursos y actividades de capacitación y formación en gestión cultural comunitaria y temáticas asociadas a los principios de la Cultura Viva Comunitaria sistematizar y actualizar el relevamiento, registro y mapeo de organizaciones culturales comunitarias; promover la institucionalización de las políticas culturales de base comunitaria a nivel provincial y municipal en todo el país”.

“Queremos que a través del plan se visibilice el trabajo cultural comunitario desde una dimensión económica tanto en lo concerniente al aporte que éste realiza al desarrollo económico y social de las comunidades como en lo que tiene que ver con la garantía de los derechos económicos y sociales de todos los y las trabajadoras culturales comunitarias”.

Por eso es que, anticipó Rodríguez a EL DIARIO “en el caso que la ley se apruebe el Ministerio de Cultura de la Nación, que entedemos que es el órgano de aplicación, deberá definir presupuesto”. En ese sentido, consignó que “a nivel continental se lucha para que al Ministerio de Cultura se le asigne, en cada país, el 1 por ciento del PBI anual del país”.

“Aún falta mucho para alcanzar ese porcentaje, recomendado por la UNESCO”, apuntó Rodríguez, antes de aclarar que, entre los países de la región, Argentina se encuentra entre los que mayor cantidad de recursos destinan a Cultura: “estamos en un 0,60 del PBI”.

“Del 1 por ciento del PBI para cultura, solicitamos que en nuestra propuesta, el 0,1 sea para cultura viva comunitaria”, concluyó.

Facetas

Los procesos culturales de base comunitaria desarrollados por las Organizaciones Culturales Comunitarias pueden agruparse en diferentes ámbitos, entre ellos:

 

  • Teatro Comunitario
  • Circo Social
  • Danzas populares
  • Música popular y orquestas comunitarias
  • Agrupaciones de carnaval
  • Celebraciones populares y Patrimonio comunitario
  • Artes visuales y arte monumental
  • Centros Culturales Comunitarios y cooperativas culturales
  • Comunicación Comunitaria y nuevas tecnologías
  • Educación comunitaria y bibliotecas populares
  • Ferias, artesanatos y otras formas de la economía social, popular y solidaria

vinculadas a la producción y circulación de bienes culturales.

  • Producción cultural comunitaria

Una década de historia

Hace 10 años, el 23 de mayo de 2013, se conformó en Bolivia el Movimiento Cultura Viva Comunitaria. Fue en el I Congres organizado por el sector. “Hoy se han concretado ya cinco encuentros continentales; el anterior fue en octubre pasado y el próximo es en México”, contó Ricardo Rodríguez a EL DIARIO.

Por esa razón es que en el transcurso de este mes se concretaron una serie de actividades entre ellas una prevista en la Biblioteca Popular Caminantes, que tendrá lugar el próximo sábado 27 de mayo. Durante esa jornada se celebrarán los 20 años de la Biblioteca y los 10 del Movimiento cultura viva comunitaria. “Habrá actividades recreativas y artísticas: Hemos previsto bicicleteadas, desfiles de comparsas, y teatro, que se desarrollarán en La sede de la biblioteca y Plaza Alemania, en barrio Los gobernadores”.

Por otra parte, Rodríguez destacó que “este fin de semana, en Córdoba, en un predio de la Universidad, tendrá lugar el Encuentro de la red de universidades en favor de la Cultura Comunitaria. En ese ámbito se vienen evaluando distintos proyectos de Extensión. Se trata de un vínculo que nos parece muy importante. Estamos impulsando diplomaturas para llegar a una Tecnicatura Universitaria en cultura comunitaria donde sea posible abordar específicamente este campo que ha tiene un desarrollo importante en el país y el continente. Entre otros objetivos se trata de participar como cultura comunitaria en instancias de colaboración con los gobiernos planficando acciones de estado hacia  los territorios y de asumir que la cultura ha dejado de ser un campo marginal para ser considerada formalmente en la universidad”.

 

Related Articles

Se presenta la obra Prontuario.ar

Con dirección de Silvina Fontelles, la nueva producción del Grupo Patatas Patas...

Retratos que reflejan el mundo interior de Miguel Angel Vesco, en GAP 18.

Con la muestra Un Yo irreductible, que presenta este viernes a las...

La universal, una comedia que llega a la Casa de la Cultura

La obra teatral La Universal, se presentará el próximo jueves 27 de...

Una historia de la ciencia para todas las edades, en Escuela del Bardo

La obra teatral Los Sonámbulos, una historia de la ciencia en dos...