viernes , 21 junio 2024
Home Bien! “Me encanta estar en las ferias, siempre me van a ver con una sonrisa”
Bien!

“Me encanta estar en las ferias, siempre me van a ver con una sonrisa”

Mariela Salari es de Paraná y comenzó con su emprendimiento hace un poco más de diez años. Se dedica principalmente a la fabricación de lámparas de sal, fuentes de agua, difusores con varillas, sahumerios y esencias aromatizantes.

SANTIAGO DALZOTTO / [email protected]

 

Con mucha delicadeza y mucho amor en cada uno de sus productos, Mariela ofrece cada uno de sus trabajos artesanales que transmiten energía positiva para aromatizar y/o embellecer el hogar. Tiene 57 años y pertenece al Centro de Economía Social Mitre, además forma parte de Manos Entrerrianas y de un grupo latinoamericano llamado “Emprende Pro Mujer”.

“Me gusta mucho hacer cursos y participar de talleres para seguir aprendiendo. Mi emprendimiento se llama Kecristal en referencia a mis tres hijos, Kevin, Cristal y Alan, entonces los ensamble y es una manera de tenerlos conmigo en todos lados en donde voy”, expresó en diálogo con Bien! de Entre Ríos.

“Yo me dedico a lo que es fabricación de lámparas de sal, fuentes de agua, difusores con varillas, esencias, sahumerios, aromatizantes de tela, aromatizantes de ambiente, entre otras cosas. Todo es elaboración artesanal, nada tiene componentes químicos, es decir, lo puede usar cualquiera. Por ejemplo, el aromatizante que se lo llama perfumina también sirve para uso personal como repelente natural”.

“Soy emprendedora y me encanta estar en las ferias, siempre me van a ver con una sonrisa cuando estamos en las ferias”, resaltó.

Mariela, la persona que se encuentra detrás de Kecristal.

– ¿Cómo fue el comienzo?

-Todo comienza en un viaje a Buenos Aires. Mi pareja tenía un problema de salud, viajamos y ahí conozco las lámparas de sal que me fascinaron, fue mi amor a primera vista. Empecé a ver cómo era el tema, a estudiar, que sea la sal original y no algo trucho y a hacer cursos para ver cómo se las elaboraba. Ahí comencé a darme cuenta que al margen de la piedra de sal, se la podía aromatizar y empiezo a estudiar la elaboración de aceites esenciales que sirven para lámparas, jabones, velas, perfumes, etcétera.

Luego por un problema de salud, Mariela deja de participar en ferias durante un tiempo, pero mientras ella podía y tenía tiempo iba estudiando y se iba capacitando. “Soy una ávida por aprender”.

UNA SONRISA EN CADA FERIA

“Me divierte mucho estar en las ferias. Si bien uno va a vender, pienso que tenemos que transmitir esa energía positiva a quienes pasan. Yo siempre estoy riendo y me divierte hacer lo que hago”, señaló Mariela.

“Yo trato de explicarle todo a la gente sobre mis productos, quiero que la gente que me compra se retire convencida. Es decir, si una persona viene y me pregunta por una lámpara de sal yo le doy todos los tips, para que sirve, como cuidarla para que tenga mayor vida útil, como usarla, entre otros detalles. Incluso muchos me dicen ‘vos sos mala vendedora’ porque yo hago los planteos y a mí no me interesa si el cliente se lleva la lámpara más económica o la más cara, lo que a mí me interesa es que vos te lleves la lámpara y la tengas prendida para que cumpla su función”.

“A la gente de la zona de Paraná como agradecimiento cada vez que me compran algo, les ofrezco ir a domicilio sin cargo en caso de que tengan algún inconveniente, yo quiero mantener a todos esos clientes que tengo desde el año 2013”, indicó.

-¿Qué es lo que más busca la gente?

– Lo que más salen son lámparas de sal porque son un icono, pero las esencias están saliendo muchísimo porque tengo mucha clientela nueva que se está dedicando por ejemplo a velas de soja, entonces puede ocupar mi esencia concentrada para aromatizarlas, después también sale mucho todo lo que es la línea de aromatizantes, difusores y sahumerios.

“Mis sahumerios son únicos en cualquier feria, cuando los miras no son un sahumerio tradicional, no son perfectos porque yo no los hago con ninguna máquina. Tienen dos aromas cada uno y tienen sus rugosidades propias de algo artesanal, entonces eso hace la diferencia porque saben que soy yo la que los elabora”.

LA FAMILIA. Mariela participa en cada feria acompañada por su pareja Héctor, él es el encargado de armar el puesto y ayudar a todos quienes necesitan algo en la feria, anda en todos los lugares atento a todos los detalles.

“Estoy muy agradecida a toda mi familia y mis clientes sobre todas las cosas que son fundamental. Lo más satisfactorio es cuando alguien te busca y te remarca que te estaba buscando por algún producto. Lo principal es que el cliente vuelva, porque los clientes golondrina están siempre, pero si vos le decís la verdad a un cliente, le vendes un buen producto y le mantenes las cosas, vuelve”, expresó.

Kecristal se puede encontrar en las redes sociales, Instagram, Facebook y WhatsApp 343-4197564.

DESAFÍOS. “Ahora se nos complica mucho conseguir todo lo que son sales principalmente, pero se consigue y se puede seguir, lo cual no quiere decir que por eso yo tenga que aumentar el costo del producto. Si bien no vivo del emprendimiento porque soy pensionada nacional, lo tengo como extra. Mi objetivo no es matar a la gente, no voy a ir a una feria con el fin de vivir dos meses de esa feria. Mi precio es el mismo en las ferias y online”, concluyó.

 

“Soy una ávida por aprender”.

 

 

Related Articles

Teatro para nutrir el alma

María Luz Gómez es una referente del teatro infantil en la ciudad...

Cómo evitar la intoxicación por monóxido de carbono

El Ministerio de Salud de Entre Ríos extrema las recomendaciones frente al...

Llega a Netflix una nueva adaptación de Agatha Christie 

La serie “The Seven Dials Mystery”, ambientada en 1925, promete llevar a...