jueves , 20 junio 2024
Home Bien! Jimena González: Involucrarse para pensar un futuro diferente
Bien!

Jimena González: Involucrarse para pensar un futuro diferente

La transversalidad de la ESI implica que debería estar presente en todos los contenidos.

Con la Educación Sexual Integral, Jimena González pudo nombrar aquellas prácticas que ya atravesaban sus acciones personales y sus prácticas como docente. La actual capacitadora, encontró en la educación la esperanza por lograr la transformación de la sociedad.

 

NATALIA STRACK / [email protected]

En 2006 se aprobó el Programa Nacional de Educación Sexual Integral, contemplado por la Ley N° 26.150. Jimena González es capacitadora y dirige talleres en escuelas. En una charla con Bien!, reflexionó acerca de cómo es la aplicación de la ESI en las instituciones locales, cuáles han sido los avances, qué lugar ocupan los prejuicios y cuánto camino falta por recorrer.

“Las vueltas de la vida” la destinaron a ser docente en una escuela de Villaguay, de donde es oriunda, aunque ese no era inicialmente su deseo. “Hoy me apasiona dar clases, compartir. Encontré en la docencia un espacio de transformación del mundo. En un principio me hallé desde lo práctico, en el hacer, y ahí entendí desde un espacio vivencial el trasfondo de lo que significa dar clases, que no es impartir conocimientos; le encontré sentido a la vida”, afirmó.

Lleva seis años radicada en Paraná, es locutora y desde 2008 educa en áreas vinculadas a la comunicación, al teatro y a la fotografía: “Enseñando, hay días que sentís que estás cambiando el mundo y otros crees que no lo lograste; cuando con los años te encontrás con un alumno que se acuerda de vos, sentís que, de mínima, algo se movilizó. Trato de mantener la esperanza de que en cada encuentro con los gurises, algo sucede”.

egún Jimena, negar el acceso a la Educación Sexual Integral es una política antiderecho.

-¿Sobre qué se educa?

-Según explicó Jimena, la ESI tiene la particularidad de ser transversal, lo que significa que cualquier profesor debiera poder trabajar contenidos vinculados a esta: “Debería estar latente en el currículo, presente en cada elección de tema, en cada clase”.

Aún sin ser completamente consciente, empezó a involucrarse con los contenidos de la ESI antes de capacitarse específicamente en la materia, pero siendo movilizada por la realidad que encontraba en el aula: “Hay temáticas de las que no nos podemos seguir haciendo los distraídos porque están presentes. Tiene que ver el vínculo entre estudiantes y docentes, con la posibilidad de escuchar. Si entras a dar clases y percatas lo que está pasando, hay temáticas que no se te pueden escapar. La ESI está en preguntarles a los alumnos qué los preocupa, apasiona o temen. Habla de muchas más cosas que solo de sexo”.

La transversalidad de la ESI implica que debería estar presente en todos los contenidos.

La especialista explicó que la nomenclatura se debe a que “toda educación es sexual desde un lugar amplio. Las sexualidades consisten en pensarnos como un todo, de manera integral; somos personas que nos sentimos de ciertas formas, nos identificamos y nos mostramos ante el mundo”.

El Programa incluye cinco ejes principales: En primer lugar está el Ejercicio de los Derechos. Luego se incluye a la Perspectiva de Género, la cual “es tan criticada como si los niños fuesen cajas vacías que se llenan de ideas”. El tercer punto es el Respeto a las Diversidades, que consiste “en entender que vivimos en un mundo que quiere que todos seamos iguales. Eso va más allá de lo sexual, incluye a las personas con discapacidades, a las gordas, a las que pertenecen a las distintas etnias o clases sociales”.

El cuarto es el Cuidado del Cuerpo y la Salud: “Abarca las enfermedades de transmisión sexual y los métodos anticonceptivos”. El último es la Valoración de la Afectividad, “este eje incluye lo humano, lo emocional, lo interpersonal que nos diferencia del resto de los seres vivos, pero también desde lo personal, ¿qué te pasa a vos con tus estudiantes, qué te atraviesa en el aula?”.

La resistencia y el desconocimiento

“Hay escuelas confesionales que utilizan el eufemismo de Educación Emocional o Para el Amor. Son reduccionistas, apolíticas y superficiales. Es una vía de escape, no es ESI. Los estudiantes de todos los contextos piden que se trabajen estos contenidos”, afirmó Jimena.

Asimismo, agregó que uno de los principales cuestionamientos por parte de los adultos está en pensar que los menores no saben lo que quieren o desean. “Si dos segundos escuchas a un niño, te vas a dar cuenta que sí sabe. Pero hay que habilitar el espacio de la palabra y bancar las respuestas. Dar a elegir para que después elija lo que yo no quiero, es un problema. Nos pasa como sociedad, vemos a una persona y tenemos que etiquetarla como mujer o varón; las nuevas generaciones ya no lo plantean así. Los chicos necesitan ser escuchados”.

Como capacitadora de otros docentes, que en su mayoría son mujeres, aclaró que el primer paso consiste en “permitirte ser atravesada por la ESI, lo que implica analizar las propias experiencias pasadas, las prácticas cotidianas, los roles de género que ocupan los miembros de la familia”.

Jimena insistió en que, muchas veces, hay rechazo por parte de autoridades docentes debido al posible cuestionamiento de los padres, pero que de esta manera se está privando a los chicos de acceder a un derecho. Y finalizó haciendo hincapié en que “es difícil la implementación porque en la mayoría de las instituciones no existe el espacio específico y falta el presupuesto para establecerla. Quiero dejar claro que, a través de esta ley, los tutores pueden exigirles a las instituciones que eduquen sobre la ESI”.

 

“Encontré en la docencia un espacio de transformación del mundo”

“Hay temáticas de las que no nos podemos seguir haciendo los distraídos porque están presentes”

Related Articles

Teatro para nutrir el alma

María Luz Gómez es una referente del teatro infantil en la ciudad...

Cómo evitar la intoxicación por monóxido de carbono

El Ministerio de Salud de Entre Ríos extrema las recomendaciones frente al...

Llega a Netflix una nueva adaptación de Agatha Christie 

La serie “The Seven Dials Mystery”, ambientada en 1925, promete llevar a...