“Está todo bastante normalizado”

112

El concordiense Santiago Cuelho continúa con su estadía en la región italiana de Lombardía, una de las zonas más afectadas por el Covid-19. Contó que con todos los protocolos pertinentes, el funcionamiento de las actividades en Brescia es prácticamente normal.

Se trata de Santiago Cuelho. Un concordiense que está radicado en Italia hace casi dos años, desempañándose como jugador de básquet profesional en el Basket Iseo, de la tercera categoría italiana. Actualmente, vive en el pueblo que lleva el nombre del club, ubicado en la provincia de Brescia y en la región Lombardia, que fue la más afectada por la pandemia del Coronavirus.

“Hoy en día está todo bastante normalizado, pero siempre con medidas”, aunque “el barbijo es obligatorio en espacios abiertos solo después de las 18 horas, se mantiene la distancia en lugares públicos, pero las actividades casi todo ya funcionando normal”, explicó el entrerriano.

Cuelho contó que durante la cuarentena que se vivió en Italia, se entrenaba en su casa pero sin poder ir al club a tirar al aro o correr. “Recién en agosto nos habilitaron el club tomando ciertas medidas y protocolos, mientras que el lunes que viene empezaremos los entrenamientos oficiales con el equipo”, indicó en diálogo con Diario Río Uruguay.

“Yo estuve prácticamente poco encerrado porque después de un mes de encierro empecé a trabajar de nuevo, menos de lo que trabajaba habitualmente pero luego si volvimos más normalmente, pero hasta ahora siempre con medidas y protocolos de seguridad”, dijo.

Haciendo mención sobre su presente deportivo, el concordiense precisó que en el presente prevé su segunda temporada en el club Basket Iseo aunque remarcó que la fecha de comienzo de temporada todavía está por definirse.

En su corta carrera, Cuelho comenzó desde muy joven en La Unión de Colón, pasó por la escuelita de básquet del Colegio San José Adoratrices y continuó en Ferrocarril de Concordia, donde llegó a jugar el Torneo Federal de básquet.

Por último y ante la requisitoria si extrañaba su ciudad natal, dijo: “Se extraña si, teníamos vuelo para junio y muchas ganas de ir después de dos años sin volver, pero tuvimos la mala suerte de que apareciera este virus y nos cancelaran los vuelos así que será el año próximo”. Subrayando que “sobre todo se extraña la familia y las amistades que no los veo hace dos años, salvo a mis papas y los de mi novia, que pudieron venir a visitarnos a lo largo de este tiempo que llevamos acá».