Cultura, Entre Ríos, Home, La Provincia, Paraná, Sociedad

Ana Martínez y Felipe Nicolau presentan relatos y poemas que alumbran un destino compartido entre luchas y utopías

`Espineleando palabras´, segundo libro de textos de estos autores, se presentará este jueves a las 20 en el Centro Cultural La Hendija (Gualeguaychú 171); editado por Editorial Fundación La Hendija, el volumen alterna poemas y relatos que reflejan el compromiso vital y militante de esta pareja que comparte vida y literatura.

Carlos Marín

Un libro coral, en el que se escucha a dos voces que se alternan armoniosas y sucesivas a través de las páginas, es el fruto literario mas reciente concebido amorosamente por Ana María Martínez y Felipe Nicolau. La pareja ha decidido compartir su vida a través de palabras con quien quiera encontrarse con ellos a través de los relatos y poemas que configuran `Espineleando palabras´.

Se trata del segundo volumen de textos que estos autores paranaenses radicados en Colón, dan a conocer en un proyecto de edición conjunta. El libro –publicado por Editorial Fundación La Hendija, que presentarán este jueves en el Centro Cultural homónimo- es resultado de una tarea colaborativa de estos compañeros en un proyecto de vida y militancia que los enlaza en una tarea sostenida y coherente en defensa de los sectores más vulnerables y del medio ambiente. Así se suceden personajes, paisajes, climas y situaciones.

También aparecen en estos relatos situaciones autobiográficas, que se cuelan a partir de recuerdos de momentos significativos en lo personal y social y se enlazan a acontecimientos históricos del país. De ese modo tornan visibles el drama y la tragedia que se abatieron sobre el país en años oscuros para las mayorías populares.

Tramadas delicadamente con pasión de orfebre, en el transcurso de 150 páginas, las palabras tejen una delicada filigrana que conforma un universo que avanza desde el `pago chico´ al encuentro del cosmos con historias con sabor local y resonancia universal. Historias que reflejan al ser humano y sus circunstancias. Siempre desde una perspectiva atravesada por un compromiso social y político a favor de los olvidados, de aquellos que ya no cuentan, de los restos que un sistema impiadoso por definición ha condenado de antemano.

Técnicamente, este segundo volumen de sus cuentos y poemas “encuentran a Ana María y a Felipe en la madurez de sus recursos narrativos”, asevera Tochi Eymann. Para la escritora, a través de la publicación de este volumen, la Editorial Fundación La Hendija pone a disposición del lector “una obra valiosa para la literatura entrerriana”. Y agrega: “En estos trabajos los autores hacen una síntesis de los asuntos que los han asediado toda la vida: Los desgarramientos de la realidad argentina, el amor, la muerte, la vida; y como una constante los ríos que renuevan el deseo de seguir andando, tal como el abrazo a José Luis o de la niña encantada, mirando el vuelo de los chimangos”.

La palabra y su profundidad

Para Gustavo Surt  “la palabra es el punto de partida”, y se trata de trabajar con ella  “para poder defenderla, al punto que permita insistir en que aún no está todo perdido”, en una empresa que hay que encarar “con decisión absoluta”.

“Ana y Felipe lo hacen”, expresa este periodista, escritor y músico entrerriano. Ambos “se plantan con sus obras llenas de palabras serias, profundas, y las unen para demostrar que de esta manera “la palabra” estará a salvo, y con ello, el “no hay tal lugar” será puesto al descubierto en la mente interesada de algunos que priorizan valores que no son tales”.

Para Surt, “Ana y Felipe viajan por el río de la vida, espinel en mano, logrando al momento de retirarlo, sumar palabras sabias en las brazoladas que ellos distinguen sin dificultad, porque en cada boya dejaron corazón y alma, dolores y alegrías, sonrisas y llantos, cuestas y llanuras, y el convencimiento que en la lucha diaria, esas palabras serán el elemento primordial para dar forma a historias de vida, no historias de cuentos”.

Vidas ligadas

Ana María Martínez y Felipe Nicolau  nacieron juntos en Paraná el 13 de Marzo de 1965. Después de muchos años se volvieron a reunir para seguir una huella que el destino había trazado. En el año 2016 publicaron su  primer libro juntos, “Relatos Entre dos Ríos”, donde se reflejan sus vivencias y la particular relación que ellos mantienen con el medio y la Naturaleza.

Es ahora, en estos tiempos de horizontes oscuros y personajes siniestros, el tiempo de este segundo libro, “Espineleando palabras”, arrojando y recogiendo ideas y sentimientos como peces de sus amados Paraná y Uruguay.

Ellos sostienen que es  más necesario que nunca proseguir la singladura cotidiana por la igualdad de derechos, las Utopías y la Vida.