Entre Ríos, Galería, Home, La Provincia, Paraná, Policiales, Sociedad

Caso Kessel: postergan de nuevo el inicio del juicio

A casi 9 años del hecho. Otra vez se pospuso el inicio del juicio por el homicidio de la mujer, que murió atropellada en calle Blas Parera.

El juicio iba a comenzar este martes y se iba a extender hasta el miércoles. Pero se postergó para el 26, 27 y 28 de este mes. La renuncia de un defensor habría originado la decisión. Sin embargo, tampoco es seguro que comience en la fecha anunciada.

 

Néstor Belini | coordinacion@eldiario.com.ar

El inicio del debate en el que se tratará de determinar la responsabilidad de Victorio Ríos en el siniestro vial que le costó la vida a Ofelia Kessel, que tenía 68 años cuando en enero de 2010 fue atropellada por un auto en el que Ríos iba junto a Sebastián Suárez, sufrió una nueva dilación.

Tras el choque, ambos huyeron del lugar en el Fiat 147 que conducía Ríos, dejando a la mujer en la calzada, en avenida Blas Parera y Antonio Crespo. El Tribunal que deberá emitir una sentencia en el dilatado proceso estará integrado por Gervasio Labriola, Alejandro Grippo y Gustavo Pimentel.

Después de ocho años y ocho meses de un proceso que por momentos no observaba movimientos, parecía que se terminaba la larga y angustiante espera de los familiares para la realización del juicio oral y público.

EL DIARIO informó en la edición del 25 de septiembre que se había fijado fecha de debate para el martes 13, miércoles 14 y jueves 15 de noviembre. Sin embargo el juicio no comenzó ayer tal como se había anunciado. Fuentes judiciales informaron que se postergó para el lunes 26, martes 27 y miércoles 28. Sin embargo, las mismas fuentes añadieron que el nuevo cronograma podría sufrir una nueva prórroga.

Ofelia Kessel tenía 68 años cuando en enero de 2010 fue atropellada por un auto cerca de su casa.

Según se precisó a EL DIARIO, la nueva postergación en la causa que se transformó en un emblema de las dilaciones que perjudican la resolución de un caso, obedeció a que a diez días del inicio del debate renunció uno de los defensores, Gerardo Senkman. En su lugar asumió el defensor público Luis Pedemonte, que solicitó un poco de tiempo para interiorizarse de la causa. Los defensores penales de Paraná trabajan con agenda sobrecargada.

Sin embargo, la nueva fecha para la audiencia en la que declararán como testigos ocho personas podría sufrir una nueva postergación. En este sentido, se supo que Pedemonte tiene fijada fecha para el martes 27, entre las 10 y las 11, para la audiencia ante la Comisión de Asuntos Constitucionales y Acuerdos de la Honorable Cámara de Senadores de la Provincia de Entre Ríos para concursar por el cargo de Defensor de Casación de la ciudad de Paraná. La información consta en la página digital del Senado, senadoer.gov.ar y fue publicada el miércoles 11.

En lo que concierne al debate, Ríos comparecerá ante el Tribunal imputado del delito de Homicidio imprudente calificado, por el siniestro vial ocurrido el 10 de enero de 2010, en avenida Blas Parera y Antonio Crespo en Paraná.

Aquel día, alrededor de las 14:30, Ríos, a bordo de un Fiat 147, atropelló a Ofelia Kessel y se dio a la fuga. La mujer falleció el mismo día, cerca de las 17, en el hospital San Martín. En el debate también comparecerá imputado por el presunto delito de Encubrimiento, Sebastián Suárez, que iba como acompañante de Ríos.

Probation

Entre los puntos más destacados de un proceso que se dilató mucho tiempo, se encuentra que el 24 de junio de 2014, el ex juez Correccional Nº2 de Paraná, Daniel Malatesta, resolvió no hacer lugar a la solicitud de Suspensión del Proceso a Prueba o Probation.

El pedido fue realizado por Senkman, que era defensor de Ríos.

Argumentó que se cumplían los requisitos que habilitaban el pedido, es decir la procedencia de una eventual condena de carácter condicional, la reparación del perjuicio y la sujeción a las normas de conducta.

El entonces fiscal de Cámara, Rafael Cotorruelo, se opuso y destacó que el hecho atribuido y la actitud posterior al delito revelan un grave disvalor, entendiendo que resultaba necesario dilucidar dichos límites en profundidad en la audiencia de debate.

El querellante particular, Guillermo Vartorelli, en aquella oportunidad, también se opuso y señaló que la actitud posterior al accidente, consistente en la huida y ocultamiento, agravan el hecho; razón por la cual adhiere a la oposición planteada por la fiscalía.

A juicio

El 13 de noviembre de 2014, la Cámara de Casación Penal de Paraná, integrada por Marcela Davite, Rubén Chaia y Elisa Zilli, ratificó por unanimidad el fallo de Malatesta y ordenó que la causa se dirima en un juicio oral y público.

El Tribunal recogió los argumentos de Cotorruelo y Vartorelli y en la sentencia explicó que “para conceder el beneficio en cuestión, son necesarios dos recaudos que se deben analizar de manera conjunta: a) circunstancias que permitan dejar en suspenso el cumplimiento de la condena aplicable y b) el consentimiento del fiscal”.

En este sentido, los magistrados señalaron que “conforme surge de las constancias de autos, el Ministerio Público Fiscal no prestó consentimiento, conforme lo exige el artículo 76 bis, cuarto párrafo del Código Penal, en consecuencia, careciendo el órgano jurisdiccional de poderes autónomos para la promoción y ejercicio del instituto, sólo podía controlar la logicidad y motivación de la negativa fiscal”.

En el juicio, el lugar de Cotorruelo, que asumió como vocal del Tribunal de Juicio y Apelaciones, será ocupado por la fiscal coordinadora Mónica Carmona. Suárez será representado por el defensor público, Gaspar Reca.