Entre Ríos propone regionalizar la  exportación de cítricos

99
Entre Ríos busca mantener la comercialización de cítricos con Europa.

A partir de la decisión de la Unión Europea de interrumpir de manera temporal las importaciones de cítricos luego de que detectaran casos de la enfermedad denominada mancha negra (ver Pág. 19) el ministro de Producción, Juan José Bahillo, se comunicó con su par de Agricultura de la Nación, Luis Basterra, y propuso que se realicen las gestiones para regionalizar la exportación de cítricos, teniendo en cuenta que las frutas del NEA no presentaron ninguna detección de esa enfermedad.

 

Bahillo lamentó la decisión de la Unión Europea, “que desoyó la solicitud hecha por la Cancillería Argentina para que se aplique el concepto de regionalización, que resultaría procedente, y excluir de la restricción a los cítricos dulces producidos y exportados desde el NEA, que no han tenido ninguna reclamo de la autoridad sanitaria comunitaria. Es un principio que rige nuestra relación comercial bilateral de alimentos”, afirmó el titular de la cartera productiva.

La decisión adoptada en forma unilateral por la Unión Europea de no permitir el ingreso de cítricos argentinos, se fundamenta por la detección de unas partidas de naranjas y limones, provenientes de Jujuy, Salta y Tucumán, con rastros de lo que se denomina “mancha negra”, una enfermedad que afecta la calidad externa de los cítricos. Esta afección en la fruta puede permanecer latente por un largo tiempo hasta que se presenten los primeros síntomas inclusive después de la cosecha.

En este marco, la medida que regirá desde este domingo y hasta abril de 2021, afecta significativamente al sector citrícola entrerriano, no sólo porque es una provincia que se posiciona en los principales puestos de producción nacional, sino además, porque esta prohibición se da justo para uno de los principales mercados donde se destina la fruta y en plena temporada alta de exportación.

Según señaló el secretario de Agricultura y Ganadería de la provincia, Lucio Amavet, “Entre Ríos, exporta el 80 por ciento de su producción a la Unión Europea: unas 40.000 toneladas de cítricos dulces; y hasta el momento sólo había partido el 20 por ciento de ese total. De esta manera, si la cotización actual ronda los 800 dólares la tonelada; las pérdidas para la citricultura entrerriana alcanzarían a unos 30 millones de dólares aproximadamente”.

Y agregó: “se están gestionando diversas acciones para dar solución a esta problemática, con el Ministerio de Agricultura y Ganadería, a través del Senasa -órgano de control fitosanitario-; y de Cancillería; para realizar las gestiones necesarias de los agregados agrícolas argentinos en la Unión Europea e intentar buscar una solución”.

LA ENFERMEDAD. También conocida como moteado negro o “black spot”, es una enfermedad que ocasiona daño económico a la producción citrícola, al afectar la calidad externa de los frutos. En ataques severos también afecta los rendimientos, al provocar caída prematura de la fruta.

Se la conoce en el NOA desde hace años, causando daños en pomelos y naranjas en Salta y Jujuy y últimamente en limones en Tucumán.

Los síntomas observados en frutos de la zona, tanto de limoneros como de naranjos y mandarinos, coinciden con los descritos como típicos para esta enfermedad. Se caracteriza por diferentes tipos de manchas, lo que dificulta a veces su diagnóstico.

El limonero es considerado como la especie más susceptible y una importante fuente de inóculo, en las distintas áreas citrícolas del mundo donde la mancha negra está presente. También causa importantes daños en naranjas tardías como la Valencia Late y en pomelos. Hasta el presente, una vez establecida la enfermedad en un lote, la única forma de control es mediante tratamientos químicos, basados en el uso de fungicidas de acción preventiva y/o curativa.

Contacto con empresarios

El ministro de Producción y Turismo, Juan José Bahillo, mantuvo una reunión virtual con representantes del sector industrial entrerriano para dialogar acerca de la Ley N° 7957 de Parques Industriales.

También participó el diputado Néstor Loggio, presidente de la Comisión de Producción de la Cámara de Diputados de la provincia de Entre Ríos.

Durante la teleconferencia, se trataron temas como la realidad actual de la provincia en materia productiva, el crecimiento armónico entre planta urbana e industria, o la sectorización de los parques industriales para la seguridad jurídica de las empresas, como así también por razones de bioseguridad y seguridad industrial; entre otras cuestiones.

El ministro Bahillo tras la reunión sostuvo que “es muy importante el rol articulador que posee el Ministerio de Producción para con los empresarios y legisladores. Las metas que persiguen estas reuniones son la generación de valor, inversiones y nuevos puestos de trabajo mediante el trabajo en conjunto entre los industriales y el Estado entrerriano”.

“Ante la incertidumbre generada por falta de previsibilidad debido a la pandemia, es mandato del gobernador Gustavo Bordet la construcción de consenso mediante el diálogo, para lograr así un crecimiento con inclusión, que permite crear fuentes de trabajo genuino para cada vez más entrerrianos”, concluyó Bahillo.

Participaron de la reunión virtual el coordinador general del Ministerio, Ricardo Armocida; el presidente de la Unión Industrial de Entre Ríos (UIER), Leandro Garciandía; la directora ejecutiva de la UIER, Andrea Faisal; el presidente de la Corporación del Desarrollo de Gualeguaychú (Codegu), Ariel Destéfano; y el presidente de la Asociación de Empresarios del Parque Industrial de Paraná (ASEMPI), Gabriel Bourdín; entre otros empresarios industriales de la provincia.