14.6 C
Paraná
sábado, septiembre 19, 2020
  • Policiales
  • Nosotros
Más

    Cambian condena condicional por probation

    Tres jóvenes de 8, 19 y 23 años fueron beneficiados con la suspensión del juicio a prueba o probation por el plazo de un año y durante este período deberán cumplir con reglas de conducta consistentes en “concluir y aprobar el ciclo secundario de enseñanza; y realizar trabajos comunitarios no remunerados en favor de las siguientes entidades de bien público de las localidades de su residencia una vez por semana por al menos dos horas cada vez, en el horario que acuerden con la institución de que se trate y que se compatibilice con sus horarios laborales y/o de estudio”.

    Se les imputó el delito de Transporte de estupefacientes o la calificación alternativa de Tenencia simple. Para la resolución del conflicto mediante aquel instituto se consideró la última calificación.

    Durante la audiencia la jueza Noemí Berros les manifestó a los imputados que “dada la calificación legal acordada, la pena de prisión de cumplimiento condicional convenida y la falta de antecedentes penales de los incursos, era preciso –para administrar justicia- hacerles una explicación preliminar y formularles una pregunta”. Así, les explicó que, “si ellos estuvieran de acuerdo y lo solicitaran, aquellas circunstancias mencionadas (calificación legal, pena pactada y falta de antecedentes) habilitaban el otorgamiento a su favor de la Suspensión del juicio a prueba o Probation”, explicándoles “la naturaleza y alcances de este instituto de política criminal, así como de su significado, finalidad y de las obligaciones que, en su caso, asumirían”.

    Tras correr vista al fiscal, que se manifestó a favor de la salida alternativa, la jueza sostuvo que “es irrefutable la absoluta inconveniencia, dada las circunstancias personales y comprobada personalidad moral de los imputados, de que este juicio concluya –aún en su versión de juicio abreviado- con una definición de mérito sobre el fondo y con una condena aún de cumplimiento condicional. No cabe hesitar en el indudable efecto estigmatizante de una condenación condicional, amén del perjuicio que su imposición podría significarles de acuerdo a las previsiones del Código Penal, y las consecuencias futuras disvaliosas y desfavorables que ello podría deparar a los imputados para sus proyectos de vida”.

    Convencimiento

    El fiscal destacó “la buena impresión que le causaron los encartados en el contacto personal habido, la importancia de encauzar sus vidas y teniendo en cuenta que se trata de jóvenes que trabajan” y consideró que la aplicación de las reglas de conducta que el Tribunal fije les servirá para “internalizar la conducta debida”. Berros expresó “su beneplácito por la postura del fiscal y la posibilidad de dar solución al conflicto con la aplicación de este instituto, en el convencimiento de la absoluta inutilidad político-criminal de una pena de prisión, aunque sea de cumplimiento condicional, para los jóvenes imputados”.

     

    El hecho

    Los jóvenes fueron detenidos el 22 de febrero de 2020, aproximadamente a la 1.20, en un operativo rutinario de control de ruta efectuado por Gendarmería, a la altura del kilómetro 425,5 de la ruta 12, próxima al acceso a Aldea María Luisa, cuando circulaban en un Renault Clío. En el procedimiento se corroboró que los jóvenes salían de Paraná con destino a Nogoyá. También se verificó que transportaban cuatro envoltorios con marihuana, acondicionada en forma de ladrillos de diferentes tamaños, envueltos con cinta color ocre, que se estaban ocultos en una mochila que llevaba uno de ellos entre sus piernas. La droga arrojó un peso total neto de 943,4 gramos.

    En los fundamentos de la calificación legal convenida se dejó asentado “…es la que mejor encuadra en los hechos descriptos con anterioridad” puesto que se ponderó que “no existen elementos de convicción que permitan relacionar la conducta de los jóvenes aludidos con el tráfico de estupefacientes. Al efecto no existían tareas de investigación que los ligaran a tal conducta, ni denuncia alguna en su contra. Asimismo, no obran mensajes de texto, ni llamados telefónicos registrados en sus celulares que permitan sustentar una calificación más gravosa. De la misma manera que tampoco se encontraron otros elementos indicativos de la actividad de comercio, tales como balanzas, recortes, precintos, anotaciones”.

     

    Al margen

     

    La magistrada consideró que “la cantidad de estupefacientes encontrados en su poder les pertenecería a los tres ocupantes del vehículo, motivo por el cual a cada uno de ellos les correspondería la cantidad de 315 gramos y ese quantum adquiere una significación plausible y diversa de algún programa ejecutado con propósito o destino de tráfico de la sustancia”.

    Lo más leído