14.4 C
Paraná
lunes, septiembre 28, 2020
  • Policiales
  • Nosotros
Más

    Libre o preso: la pena que enfrenta acusado de fatal siniestro vial

    El imputado del fatal siniestro vial en el que perdió la vida un joven futbolista de Paraná, recibirá una condena. Este martes, en los alegatos de cierre del debate, las acusaciones solicitaron que pague con prisión su responsabilidad, mientras que la defensa pidió que la pena sea de cumplimiento condicional. El jueves 20 a las 8 se conocerá el veredicto.

    Redacción EL DIARIO / [email protected]

    Ulises Exequiel Truffe, alias Uli, de 22 años, fue juzgado por los delitos de Homicidio culposo y Lesiones graves, en relación al siniestro vial en el que perdió la vida Silvestre Roberto Carlos Taborda, alias Maka, futbolista del Club Atlético Peñarol, de Paraná,y en el que sufrieron lesiones de distinta consideración, Guillermo Sebastián Martínez y Karen María Celeste Acevedo. Este martes, en los alegatos de cierre del debate, las acusaciones pidieron que Truffe sea condenado a penas de cumplimiento efectivo. El fiscal Juan Ramírez Montrull pidió que sea condenado a la pena de cuatro años y seis meses; en tanto que el querellante particular, Eduardo Gerard, solicitó que la pena sea de cinco años y seis meses en la cárcel. La defensa, a cargo de Marcos Rodríguez Allende, instó que la condena sea de tres años de cumplimiento codicional. El jueves 20 a las 8, la jueza del Tribunal de Juicio y Apelaciones, Carolina Castagno, dará a conocer su veredicto.

    El hecho

    Truffe está imputado del siniestro vial ocurrido “el 18 de noviembre de 2018, aproximadamente las 6.20, cuando a bordo de un Chevrolet Celta rojo, en el que se conducía por avenida Almafuerte en sentido este-oeste y a la altura del numeral 295, haber colisionado el auto marca Ford Galaxy negro, el automóvil Ford Galaxy gris, que se encontraban estacionados sobre el cordón sur de dicha avenida y haber chocado a Taborda, Martínez y Acevedo, quienes caminaban por la avenida”. Truffe también está imputado de “haber conducido en forma imprudente y antirreglamentaria, no respetando las normas legales que rigen en materia de circulación y encontrándose impedido para conducir, ya que estaba alcoholizado”.

    Posiciones

    Al término de los alegatos, Rodríguez Allende dialogó con El Diario y brindó una síntesis de los argumentos que se pusieron en juego. En este sentido indicó: “Basamos nuestra posición en dos aspectos: el primero es obviamente reconocer, y esto lo hicimos en los alegatos de apertura, que mi defendido allá por el 8 de noviembre de 2018 iba por avenida Almafuerte por el numeral 262 en Paraná, de oeste a este, y en ese transcurso colisiona a dos Ford Galaxy ubicados a 45 grados en forma paralela a Dean J Álvarez, y en esa colisión luego choca a Taborda, Acevedo y Martínez”.

    El defensor señaló que “hay pleno consentimiento y plena probanza que sostenemos conjuntamente con la Fiscalía, pero las grandes diferencias comienzan a surgir, primero con la velocidad: los acusadores público y privado sostienen que la velocidad fue excesiva, pero no hay un dato objetivo que nos demuestre la velocidad, y segundo, si se quiere demostrar objetivamente, de acuerdo a los informes técnicos dan cuenta de baja velocidad porque hablan de un respeto a la secuencia de los semáforos verdes”.

    Impacto

    Otro de los puntos que las partes se esforzaron en demostrar fue el momento en que el Celta en el que iba Truffe atropelló a los peatones: Las acusaciones sostienen que fue antes de la colisión con los dos Galaxy que estaban estacionados, mientras que defensa trató de demostrar que primero chocó con los autos y luego atropelló a la chica y a los dos jóvenes. En este sentido, Rodrígeuz Allende manifestó: “Segundo, el lugar del impacto: los acusadores sostienen que primero se impactó en la humanidad de Taborda y luego en los dos Galazy, nosotros sostenemos que la cadena de los acontecimientos fue al revés, contraria a lo que sostienen las acusaciones que dicen que primero chocó a los vehículos y luego a Taborda”.

    Pena

    El defensor apuntó a una posible competencia de la víctima. Así, destacó que las “personas no cruzaban por la senda peatonal correspondiente, en una avenida transitada en la que los autos desarrollan una velocidad importante”. Finalmente indicó: “Hemos disentido con el monto de la pena, el fiscal y el querellante solicitaron penas muy importantes y nosotros hemos analizado uno por uno los aspectos subjetivos y objetivos de atenuación de la pena y solicitamos tres años de cumplimiento condicional”.

    Lo más leído