Buscan ayudar a vecinos de Bajada Grande y El Perejil

297
Una de las acciones es “Ayudemos desde casa”, una campaña para recolectar donaciones para ser distribuidas a unas 50 familias del merendero “Rayito de Sol”, de Bajada Grande.

La ONG El Arte de Vivir, con sede en la ciudad de Paraná, lanzó una campaña para recolectar alimentos que serán destinados a los vecinos del barrio Bajada Grande y El Perejil. La propuesta se enmarca en una colecta nacional que lleva adelante la fundación.

 

Valeria Robin / [email protected]

 

Como se sabe, la pandemia originada por el coronavirus obligó a la comunidad en general, y los barrios más pobres en particular, a desplegar nuevas estrategias para poder salir adelante, y así imaginar un mejor futuro cercano.

Así las cosas, de un extremo a otro de la ciudad, no faltan los casos de mujeres autoconvocadas que se agrupan para cocinar; merenderos que han surgido al calor de la carencia de ingresos debido al aislamiento obligatorio, y grupos de personas que acompañan ante la necesidad, ya sea brindando su tiempo, o acercando alimentos e insumos de primera necesidad.

En efecto, si algo pareciera haber quedado claro en el último tiempo es que son muchas las personas e instituciones que entienden la adversidad como un dilema que debe ser asumido en racimo. Hacia allí precisamente apuntan las acciones que lleva adelante la Fundación El Arte de Vivir, una entidad con sede en varios países, que organiza en Paraná una serie de propuestas, entre las que se encuentra la campaña Ayudemos desde casa, que apunta a recolectar donaciones para ser distribuidas a unas 50 familias del merendero “Rayito de Sol” de Bajada Grande, y los vecinos del barrio El Perejil.

La iniciativa en cuestión se enmarca en una de las actividades de las acciones de servicio denominada Barrios y Comunidades.

Vale aclarar que la ONG consta de dos líneas de acción fundamentales: el dictado de cursos y talleres, y las actividades de extensión. Ambas aristas comparten el objetivo de generar conciencia y promover los valores humanos, lo que se complementa con meditación, técnicas de respiración y yoga.

Para conocer más de cerca la propuesta, EL DIARIO entrevistó a la voluntaria  Nerina Aiello. “La Iniciativa se enmarca en una acción a nivel nacional que se está llevando desde la fundación El Arte de Vivir; como Paraná no es ajena a la crisis a la que nos llevó la situación de pandemia a nivel mundial, entendimos que es importante ayudar a nuestra ciudad y sumarla a la actividad para poder acercar un poco de contención a todos nuestros vecinos en este momento”, indicó la entrevistada, antes de decir que “son alrededor de 50 familias las que recibirán lo recolectado”. Fue entonces cuando indicó que “la acción apunta a que puedan asegurarse la comida diaria”, y que, para ello, “pedimos la colaboración de la comunidad para juntar verduras, legumbres, leche, chocolate; y lo que esté al alcance de cada persona”.

 

EN EQUIPO

“Hoy hay tanta gente viviendo una situación difícil a nivel económico y emocional que poder ayudar con todos nuestros voluntarios llevando alimentos a los barrios es una pata fundamental en nuestras líneas de acción”, indicó Aiello, antes de explicar que “más allá del alimento o el insumo de limpieza que podamos donar, es muy importante brindar compañía, estar al lado del otro, para que sientan que hay mucha gente en la ciudad queriendo ayudar”. Fue entonces cuando agregó que “tiene un gran valor social poder brindarle algunas herramientas a otro”.

Ante una consulta de EL DIARIO, Aiello indicó que “lo recaudado será destinado al barrio Bajada Grande donde funciona el merendero y comedor Rayito de Sol, y al barrio El Perejil, donde estamos armando un merendero, porque no funciona ninguno, y es sumamente necesario”. Ante el pedido de precisiones indicó que “nos juntamos en la casa de Daiana, una de las chicas que vive allí” y que “tanto Bajada Grande como El Perejil son barrios muy vulnerables y que necesitan mucha ayuda, por eso estamos ahí”.

Más tarde precisó que los vecinos “no cuentan con elementos para cocinar, ni con alimentos”; y que, pese a esto, “son muy dispuestos y comprometidos; buscamos enseñarles también a trabajar la tierra y que puedan producir sus propios alimentos”.

 

Cómo colaborar

Las personas interesadas en sumarse a la iniciativa, pueden donar verduras, legumbres, leche, chocolate, juguetes, ropa, libros, acercándolos a los puntos de recepción; y también haciendo un aporte de dinero en los siguientes links:

Monto $250: https://bit.ly/3f0hE1k

Monto $500: https://bit.ly/3761EZ4

Monto $750: https://bit.ly/2AMTsAK

Monto $1000: https://bit.ly/37bSH0j

Por consultas, puntos de recepción, o donaciones mayores, comunicarse por el teléfono 343-4728383 (Arik).

 

Por los niños

La entrevista también sirvió para repasar las actividades programadas para el Día del Niño, que tendrán lugar el próximo domingo 16 de agosto. “La idea es hacer una tarde de juegos en el barrio, y que cada niño reciba un regalito, una merienda, y que podamos compartir un momento con ellos”, contó la entrevistada, antes de decir que, “el objetivo es dibujar una sonrisa en la carita de cada uno de ellos y que tengan un recuerdo alegre de ese momento”.

Más tarde indicó que, los interesados “pueden colaborar con lo que tengan en su casa, ya sea compartiendo nuestro pedido a través de las redes, o donando leche en polvo o larga vida, cacao, galletitas, jugo, cereales,  frutas, golosinas, juguetes, cotillón, y lo que esté al alcance de cada uno”.