14.4 C
Paraná
lunes, septiembre 28, 2020
  • Deportes
  • Nosotros
Más

    La pesca, un sinónimo de la vida de Marcos Borgatti

    El santafesino Marcos Borgatti, uno de los mejores pescadores deportivos del Litoral, dio cuentas de su trayectoria marcada por un lazo familiar y los valores de la profesión. Habló del trabajo que lleva a cabo en Natural Tube y expresó sus proyectos personales.

    KEVIN RIVERO

    Tarde o temprano, el esfuerzo entrega sus frutos. Marcos Borgatti, la peleó desde muy abajo y nunca bajó los brazos… y la caña, hasta conseguir las aspiraciones que se propuso en el transcurso del tiempo. Nació en Salto Grande, un pueblito chiquito de la provincia de Santa Fe, que se encuentra ubicado a 55 kilómetros de Rosario y es habitado por un poquito más de dos mil habitantes. Muy lejos de parecerse a una ciudad, una localidad que reúne todas las condiciones para pasar el tiempo con los atributos que por su índole otorga la naturaleza.  “En mi niñez era muy común tener hobbies como la caza y la pesca. Mi abuelo fue un obsesionado de estas cuestiones y me guío hacia esto pero, él lo realizaba ‘con el método antiguo’, que constaba en que todas sus capturas se comían o compartía con los vecinos, pero definitivamente se quedaba con los animales”, dijo el hombre de 34 años, en el inicio del diálogo con EL DIARIO, y prosiguió: “Tenía dos amigos que convivíamos con la misma locura y durante toda mi adolescencia realizamos estos actos. En principio, era muy convencional porque pescábamos en arroyos con cañitas o línea de mano, e ir a cazar con gomeras o rifles de aire comprimido, Sinceramente, era nuestra diversión en la mocedad”.

    Con el paso de los años, su pasión se fortaleció y ocurrió un hecho que marcó una huella imborrable en su cotidianidad. “Comencé a ver la pesca deportiva con otra óptica, desde los conceptos que me transmitieron algunas personas que conocí en otras ciudades. Me di cuenta que la esencia era devolver y no matar. A raíz de esto, me alejé rotundamente de la caza porque está muy alejado del significado deportivo y, a partir de este momento, me aboqué completamente a la pesca en un entorno más profesional. Fue un clic en mi cabeza, porque nunca más maté un pez y no permití que nadie lo haga mientras esté arriba de mi lancha. Destaco que, por darle una posibilidad más de vivir a un ser vivo, elijo esta profesión y me entrega una doble satisfacción. Solamente cumplo mis deseos de estar en el agua haciendo lo que me gusta, además de dejar vivos a mis compañeros acuáticos para que nuevas generaciones tengan la fortuna de disfrutar como lo hicimos nosotros”, relató el saltograndense.

    SENSACIONES

    “Tengo una gran cantidad de motivos y, principalmente, es gozar de la naturaleza en el agua, del río y los amigos. Gracias a esto, tuve oportunidades de viajar a otras localidades, provincias y países. Visité desconocidos que se terminaron convirtiendo en personas de confianza, simplemente por hablar con los mismos códigos y tocar temas que nos envuelven por nuestro rubro”, manifestó Borgatti al ser consultado por los sentimientos que atesora sobre la disciplina, y agregó: “Me desafía a encontrar nuevos peces y desarrollar la mejor pesca admisible, buscar nuevos zonas y encontrar bichos grandes. Cada salida es una aventura para tratar de pescar y, mucho más, en este momento en el que las áreas dónde despliego las actividades están muy castigadas en todos los aspectos y es una complejidad obtener buenos resultados. Sin embargo, me produce felicidad ver mi evolución y espero ansiosamente la vuelta a la normalidad”.

    EL SALTO HACIA LA CIMA

    Natural Tube es uno de los programas de pesca que ofrece contenidos con una gran calidad audiovisual en las diferentes plataformas que concede la web y en los últimos años, ha logrado una gran trascendencia en la región del Litoral y un grandioso alcance en el resto del país. En este sentido, el santafesino se refirió a esto: “Por tener una amistad con Néstor Saavedra – quien es el artificie de la idea-, me invitó a un programa. La producción notó en mí, un potencial para que desarrolle un personaje, por lo tanto, arranqué a conducir un ciclo, en el cual cuento la historia de un pescador del interior, a través de exhibiciones de acciones que habitualmente desplegaba. Pasamos por un buen momento y estoy contento por ello. Para todo el grupo, es importante tener una diversidad de muestras de pescas, con un buen trabajo de producción  y puesta en escena, bajo la exposición de un fabuloso equipamiento que permite ocuparme plenamente de mi labor. Luego que pusimos en marcha la plataforma, se incorporó programas de otros países – como Chile, Colombia, España y Estados Unidos -. Anhelamos mejorar jornada tras jornada para completar la grilla de programación con algunos perfiles que restan y ampliar la cartera de muestra en lo venidero”.

    FUTURO

    Para finalizar, el pescador sintetizó los deseos personales que dan vueltas en su cabeza: “Quiero pescar el Arapaima – es un pez osteoglosiforme, el más grande del mundo que se radica en el agua dulce -, y se halla en el Río Amazonas. Era una de las metas más cercanas y no tengo dudas que iba a cumplirlo este año, pero el párate por la pandemia cambió el panorama. Por otro lado, buscaré el Tiger Fisch – pez tigre, en su traducción en español -, porque hace rato me genera interés y es un sueño sacarlo. Está en territorios africanos y asiáticos, y estoy averiguando con ciertos contactos para que me recomienden lugares, porque no son sencillos de visitar, pero trato de visualizar la manera de poder concretarlo”.

    INOLVIDABLES

    “Hay situaciones que me cambiaron la vida y me hicieron ver diferentes cuestiones con otra mirada. Empecé desde muy abajo, porque pescaba en una cuneta con una cañita mojarrera, con la idea y el sueño latente de buscar peces más grandes, por sacar especies que nunca había visto. Cumplí el sueño de viajar al Río Amazonas y a las Islas Galápago. Todo el progreso que realicé poco a poco, fueron muy importantes y siempre recuerdo de dónde salí. Me quedan muchos lugares por conocer y tendrán la misma relevancia, es algo que destaco constantemente. Cada paso que tuve la suerte de dar, tanto al pescar mi primer surubí, como un manguruyú, fueron relevantes y no podía creer lo que había concretado”, aseveró Borgatti.

    Lo más leído