14.4 C
Paraná
lunes, septiembre 28, 2020
  • Policiales
  • Nosotros
Más

    Pena condicional para evasora

    Una ciudadana de nacionalidad china fue condenada a tres años de presión en suspensión en virtud de que, ante una intimación de la AFIP por deudas impositivas, se desprendió del 50 por ciento de una propiedad, a favor de su hijo. En un juicio abreviado reconoció que provocó su propia insolvencia para evadir sus responsabilidades fiscales.

     

     

    REDACCIÓN EL DIARIO / [email protected]

     

    El Tribunal Oral Federal de Paraná, resolvió declarar a una mujer de nacionalidad china “autora material y penalmente responsable del delito de Insolvencia fiscal fraudulenta”, y en consecuencia la condenó en un juicio abreviado a la pena de tres años de prisión de cumplimiento condicional. En la resolución se consignó que la conducta de la mujer, que es propietaria de un supermercado ubicado en Paraná, constituyó “un ataque fraudulento al propio patrimonio (del deudor tributario) para frustrar la satisfacción del crédito del acreedor (la hacienda pública)”.

    El Tribunal consideró “justo, adecuado y proporcional a la culpabilidad por el hecho imponerle la pena de tres años de prisión de cumplimiento condicional”, en virtud del “carácter primario y su actitud posterior al delito al reconocer su autoría y responsabilidad penal demuestran la inconveniencia de aplicar de modo efectivo la pena de prisión impuesta”. Como agravantes -desde el punto de vista objetivo- se computó que “la procesada venía conduciéndose con renuencia frente a sus obligaciones tributarias. Tan es así, que su incumplimiento de presentar las DD.JJ. del Impuesto a las Ganancias por los períodos fiscales 2014, 2015 y 2016 fue lo que determinó la intervención de la AFIP que le fuera notificada el 28 de agosto de 2017”.

    En el mismo sentido se ponderó “el importante valor económico de los impuestos adeudados -972.465,62 pesos- en concepto de ajuste sobre el IVA período enero 2016 a agosto 2017 e Impuesto a las Ganancias período 2016 cuya percepción por el erario público la imputada frustró con su maniobra, al donar a su hijo, el 50% indiviso del único inmueble de su propiedad, con la clara finalidad de sustraerlo del alcance del fisco nacional”.

     

    Desde el punto de vista subjetivo se consideró como agravantes que “se trata de una persona adulta (44 años a la fecha), con una familia constituida, con esposo y dos hijos (uno en China), que ha emigrado de su nación de origen y ha decidido residir en nuestro país donde ejerce el comercio en un supermercado de su titularidad con el que provee a las necesidades propias y de su familia, todo lo cual debió incidir para que tuviera un comportamiento adecuado al derecho y conforme a la legalidad vigente del país al que decidió emigrar y que la ha acogido”.

    Desde la misma óptica, pero como atenuantes se valoró “su relativamente escaso nivel de instrucción (secundario) y sus condiciones relativamente humildes de vida –clase media baja circunstancias éstas que indudablemente han tenido una incidencia determinante en su desmotivación normativa”. Con “igual significado atenuatorio” se ponderó “su falta de antecedentes penales”.

    Lo más leído