Con tantos de Lenglet, Leo -a quien le anularon otro mediante el VAR por una mano inexistente- y Suárez -de penal-, el conjunto catalán le ganó 3-1 a Napoli, que descontó gracias a un gol desde la pena máxima de Insigne. En los cuartos de final de la Liga de Campeones, el Barça enfrentará a Bayer Münich, en partido único en Lisboa.

Lionel Messi, autor de un tanto, lideró este sábado la victoria de Barcelona sobre Napoli de Italia por 3-1 como local (4-2 en el global) en el partido de vuelta de octavos de final de la Liga de Campeones de Europa.

El rosarino marcó el segundo gol de su equipo a los 21 minutos del primer tiempo y le anularon mal otro a los 33′ por una supuesta mano cobrada a instancias del VAR, que también fue decisivo para sancionar el penal que el uruguayo Luis Suárez transformó en el tercero tras una falta de Kalidou Koulibaly al argentino.

En tanto que el defensor francés Clément Lenglet anotó la apertura del marcador y el italiano Lorenzo Insigne, de penal, descontó en la visita.

Con esta victoria, Barcelona se metió en el Súper 8 de Lisboa, en el que chocará el viernes, a las 16, con Bayern Múnich de Alemania en un duelo de candidatos al título.

El partido

Si bien el conjunto italiano avisó de entrada con un disparo que reventó el palo derecho del arco defendido por Marc-André Ter Stegen, fue el defensor Clément Lenglet quien, de cabeza, puso las cosas 1-0 para los catalanes a los nueve minutos de iniciado el encuentro.

Con un poco de fortuna, porque se estaba cayendo al piso al momento de rematar al arco, Lionel Messi marcó el segundo gol del conjunto Culé, a los 22 minutos, que así ya acariciaban la clasificación. Al argentino, además, le anularon un gol minutos después, luego de que el VAR determine que a la Pulga le había pegado la pelota en la mano, algo que no se observó en las repeticiones.

Sobre el final del primer tiempo, Messi le quiso robar la pelota al defensor Kalidou Koulibaly en una avivada y el senegales le pateó la pierna, algo que el árbitro Cüneyt Cakir (con ayuda del VAR) sancionó con penal. El uruguayo Luis Suárez lo transformó en gol.

Cuando parecía que el primer tiempo terminaría con un 3-0 favorable para los locales, una infracción sobre el delantero belga Dries Mertens también fue sancionada con penal por el referí y fue el italiano Lorenzo Insigne quien descontó para la visita.

El segundo tiempo no presentó mayores emociones, salvo por lo que fue un gol del polaco Arkadiusz Milik que parecía ser el segundo para los italianos, pero que fue anulado por un offside previo.

Así, la cosa terminó 3-1 y Barcelona logró la ansiada clasificación a los cuartos de final de la Champions League, instancia en la que enfrentará a Bayern Münich.

Bayer, el rival

Bayern Munich sentenció, con un contundente triunfo por 4 a 1, la serie frente a Chelsea que arrancó con un 3 a 0 en Inglaterra y se metió en los cuartos de final de la Champions League.

La supremacía mostrada en febrero volvió a expresarse en el Allianz Arena. A través de una intensa presión en todo el campo, el resultado no tardó en aparecer. A los seis minutos, el entrerriano Willy Caballero derribo a Robert Lewandowski y, a instancias del VAR, se sancionó el penal que abrió el marcador.

La misma fórmula volvió a funcionar a los 25 minutos, cuando Thomas Muller recuperó la pelota en campo rival y, tras una gran jugada del delantero polaco, Perisic definió sobre el primer palo y liquidó el pleito.

El descuento de Tammy Abraham a poco del final de la primera parte no despertó al conjunto dirigido por Frank Lampard, que necesitaba aún cuatro goles para revertir la serie.

El complemento estuvo completamente de más. Fue de relleno. En ese contexto, Bayern volvió a establecer diferencias en los pies de Corentin Tolisso y en la cabeza de Lewandowski.