Entre Ríos, Galería, La Provincia, Política, Sociedad

Asistencia provincial por las consecuencias del temporal

Todas las áreas del gobierno provincial relacionadas con la asistencia social y el servicio público trabajan en torno al fenómeno climático que afecta desde el fin de semana a Entre Ríos.

El gobernador Gustavo Bordet se puso en contacto con los responsables de cada organismo para coordinar las acciones de contención.

En ese marco, el mandatario analizó a primera hora de este lunes las consecuencias de las inclemencias climáticas en la capital entrerriana y el resto de la provincia con la ministra de Desarrollo Social, Laura Stratta. La provincia asiste con alimentos, abrigo y vestimenta a los damnificados. También se reunió con la titular de la Dirección Provincial de Vialidad, Alicia Feltes, para evaluar las consecuencias en la red caminera.

Los departamentos más afectados por las tormentas y las intensas lluvias caídas desde la madrugada del domingo son Paraná y Diamante, además de otras zonas, donde el gobierno provincial actuó de manera directa brindando asistencia a través de los organismos pertinentes y trabajando con los municipios.

A primera hora de la mañana el Servicio Meteorológico Nacional renovó el alerta que seguirá vigente para Entre Ríos durante la jornada de este lunes y se espera que para este martes mejoren las condiciones en toda la provincia.

En este contexto es que áreas del gobierno provincial como Desarrollo Social, Salud, Vialidad, Defensa Civil y Enersa, entre otras, reforzaron la tarea de asistencia para morigerar o resolver los efectos del temporal tanto en las personas como en los servicios.

Asistencia

Son 400 familias las damnificadas en Paraná y este lunes la provincia estará brindando asistencia con módulos alimentarios, frazadas, calzados y vestimenta.

“Hay un pedido del gobernador de siempre acompañar cuando se dan estas condiciones climatológicas en las que las consecuencias siempre son sobre las familias más vulnerable”, sostuvo Stratta al finalizar el encuentro de trabajo que se extendió por poco más de una hora.

“En Paraná hay 400 familias damnificadas y en el resto de las localidades no hay registro de familias afectadas. Hasta el día de ayer teníamos cerca de 300, y hoy alcanzó a las 400″, indicó.

Stratta precisó que el gobierno provincial, a través del Ministerio de Desarrollo Social, atendió de manera directa diferentes barrios y zonas de la ciudad de Paraná y Colonia Avellaneda. Entre ellos los barrios San Martín, Estación Parera, Las Rosas, Las Piedras, Miguel David, Newbery, Antártida, Las Flores, Puente Blanco, El Túnel, Capibá, Valentín Denis, Bañados, Croacia Sur, La Delfina, 17 de Febrero, 25 de Junio, Coveflo, Paraná XVI, Gaucho Pobre, Los Berros, Don Bosco, Scapelatto, Lebenshon, Lorena Maldonado, Vecinal Ameghino, Villa 351, , Giachino, Los Arenales, Toma Vieja, Belgrano, el Morro y Las Lonjas de Colonia Avellaneda.

Precisó que “ha caído mucho agua, pero particularmente los mayores problemas los tuvimos en Paraná. Desde ese domingo se está coordinando con las referencias barriales y las instituciones intermedias el envío de ayuda que saldrá hoy y que consta de módulos alimentarios, frazadas, calzado y vestimenta que son los elementos que a la gente se le mojó”.

Consultada sobre el panorama metereológico, Stratta adelantó que “hay una alerta para el centro norte de la provincia, por lo cual se mantienen la articulación con los municipios y las instituciones intermedias, y el monitoreo con Defensa Civil y el Ministerio de Salud. Eso es importante porque este domingo el hospital también fue un centro de referencia. Es decir, se trabaja en articulación y en red, pero sobre todo tratando de acompañar a las familias que se encuentran en esta situación producto de las inclemencias del tiempo”, remarcó.

Por último, la ministra de Desarrollo Social insistió en que “se está trabajando con Defensa Civil y puntulamente recién mantuvimos un encuentro también con la ministra de Gobierno, Rosario Romero, por la gente que está en riesgo por la cercanía a los arroyos porque el caudal de estos subió mucho. Lo que se pide es que evacuen su vivienda en caso que suba los arroyos. Está Defensa Civil, Policía, Bombero y Defensa Civil de municipalidad también”, concluyó.

En Defensa Civil

Desde la Dirección de Defensa Civil se informó que en Paraná van cayendo 200 milímetros de agua desde el domingo a la madrugada y se indicó que el organismo continúa el trabajo con los municipios para atender las emergencias. Las mayores dificultades se dieron con anegamientos de viviendas y calles, caída de árboles y desbordes de cloacas y arroyos.

Por el fenómeno producido durante el fin de semana, y que se extendió en la mañana del lunes, se han acumulado más de 200 milímetros de agua en Paraná. Asimismo, en la región centro serán más de 100 milímetros los que se acumularán hasta la tarde de este lunes, cuando el tiempo comenzará a mejorar.

En tanto, en la costa del Uruguay durante el mediodía y la tarde se espera un total de 100 milímetros de agua. El tiempo estará mejorando en toda la provincia en horas de la noche y durante la mañana del martes.

“Estamos trabajando conjuntamente con los municipios de la provincia, brindando información pertinente sobre el pronóstico del tiempo y criterios para la limpieza de desagües”, explicó el director de Defensa Civil, Lautaro López.

“Durante esta jornada hemos tenido muchas dificultades con los anegamientos en viviendas y calles, caída de árboles y desbordes de cloacas y arroyos. En este marco las tareas se llevan adelante por cada área de defensa civil municipal y nosotros propiciamos las herramientas o ayuda necesaria”, detalló.

En este marco, subrayó: “Es importante mantener los desagües limpios para que el agua pueda correr más fácilmente. De todos modos, ha caído mucha agua en corto período de tiempo lo que hace a la situación actual de anegamiento”.

Vialidad

A primera hora de este lunes, el gobernador también se reunió con la titular de la Dirección Provincial de Vialidad, Alicia Feltes, con quien analizó la situación de la red caminera de la provincia ante el inusual fenómeno climático.

Los departamentos Paraná, Diamante, Victoria y Nogoyá han sido hasta el momento los más afectados por las abundantes precipitaciones. “Conversamos principalmente sobre lo que se está produciendo por estas horas a raíz de las lluvias, no sólo con respecto a los caminos rurales que se complican y mucho, sino también a las obras que tenemos en ejecución, como por ejemplo Acceso Sur y Acceso Norte. Analizamos la situación de cada una de las obras y la necesidad de ir combinando sobre todo lo que sea de desagües y demás”, dijo la titular de la Dirección Provincial de Vialidad (DPV), Alicia Benítez, al término de la reunión que mantuvo con el gobernador.

En el caso de Paraná, donde hasta el domingo habían llovido más de 250 milímetros, el tránsito permaneció cortado en la tarde en la ruta nacional Nº 12 a la altura de Sauce Montrull y La Picada debido al desborde de cursos hídricos de la zona y la caída de ramas de árboles.

En Seguí, también se vieron perjudicados los caminos naturales al registrarse una lluvia que promedió los 130 milímetros.

En Diamante, el tránsito estuvo parcialmente cortado el domino en la ruta provincial Nº 11 en el kilómetro 65 a la altura del Doll y en el ingreso a Aldea Brasilera. El promedio de agua caída alcanzaba los 270 milímetros. Igual situación se vivió en el ingreso a Puerto Alvear, donde el gua había ocupado parte de la calzada.

La zona rural del departamento Victoria fue otra de las zonas, afectadas por la inclemencia del tiempo. En Molino Doll, límite con Diamante, habían caído unos 218 mm; en Chilcas 175 mm; Antelo 112 mm; Los Cerros 111 y Victoria ciudad 100 mm.

En algunos distritos del departamento Nogoyá, el agua caída superó los 100 mm como en Don Cristóbal 1º 139 mm, Laurencena 117 mm y Algarrobitos 116 mm.

En el departamento Islas, los caminos están transitables pese a los 100 mm caídos en esa parte de la provincia.

En el resto de la red vial de Entre Ríos los caminos naturales se encuentran pesados, transitables los secundarios y se recomienda transitar con mucha precaución por las rutas pavimentadas por el exceso de humedad y agua acumulada en la calzada.

Enersa refuerza la tarea

La Empresa Energía de Entre Ríos continúa trabajando de manera ininterrumpida para reponer el suministro eléctrico en las zonas afectadas con la mayor celeridad posible. El organismo reforzó el trabajo con sus cuadrillas, quienes se encuentran a disposición de Defensa Civil y del resto de las áreas y los municipios para trabajar de manera conjunta ante el fenómeno meteorológico. Además, la Distribuidora Provincial designó personal técnico que se encuentra monitoreando las cámaras subterráneas para prevenir anegamientos.

La Distribuidora informó que las 8,30 de la mañana de este lunes la situación es la siguiente:

En Paraná y alrededores hubo reclamos aislados en baja tensión en distintos puntos de la ciudad y se reforzó el número de cuadrillas para trabajar en la calle a pesar de las inclemencias del tiempo.

En calle España, entre Pellegrini y San Martín, de la capital entrerriana, un cable subterráneo fue afectado.

En tanto, están en servicio los distribuidores Losi, Aldea Spatzenkutter, Cerrito y Colonia Nueva, mientras que el de Colonia Avellaneda presenta una falla en línea eléctrica afectando en forma parcial el servicio.

En Bovril se presentó una falla en la línea de 33 kV que afecta la zona de Conscripto Bernardi. En situaciones como ésta, y ante cualquier tipo de riesgo eléctrico, se procede a sacar de servicio las zonas afectadas hasta que las condiciones vuelvan a ser seguras para su reposición.

Enersa recuerda que, para todo tipo de reclamos o inconvenientes, los usuarios pueden llamar sin cargo al 0-800-777-0080, las 24 horas, todos los días del año. También ante falta de suministro eléctrico se puede efectuar un reclamo a través del teléfono celular enviando luz, espacio, número de ID al 70080.

Permanece el alerta del SMN

Las tormentas fuertes azotan varias zonas de Entre Ríos continuarán durante la jornada de este lunes, según el último parte del Servicio Meteorológico Nacional (SMN) que renovó el alerta por tormentas fuertes.

El alerta abarca, además de Entre Ríos, al centro, oeste y noroeste de la provincia de Buenos Aires, Córdoba, norte de La Pampa, San Luis, centro de Santa Fe y Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

El Servicio Meteorológico Nacional indicó que “el área de cobertura continúa siendo parcialmente afectada por lluvias y tormentas y se prevé que las mismas vuelvan a afectar el resto de la región durante el día de hoy”.

Resalta además que “estos fenómenos podrán ser localmente fuertes con ráfagas, actividad eléctrica, caída de granizo y, principalmente, abundante caída de agua en cortos períodos. Los fenómenos más intensos se esperan sobre el este de Córdoba, sur y centro de Santa Fe y Entre Ríos durante el día de hoy”.