Penalizarán a quienes violen el decreto que prohíbe las reuniones sociales

229
El gobernador aseguró en la reunión de gabinete que se hará cumplir en la provincia el decreto presidencial.

En todo el territorio entrerriano está vigente el decreto del presidente Alberto Fernández que prohíbe las reuniones sociales y familiares.

Así se destacó luego de la reunión de gabinete que presidió ayer el gobernador Gustavo Bordet quien remarcó que se hará cumplir la medida en la provincia con la participación de las fuerzas de seguridad.

“En todo el territorio de Entre Ríos está vigente el decreto del presidente Alberto Fernández que prohíbe las reuniones sociales y familiares en las provincias que estamos en la etapa de distanciamiento social preventivo y obligatorio”, afirmó el gobernador Gustavo Bordet y señaló que “vamos a garantizar su cumplimiento trabajando junto a las fuerzas de seguridad provinciales, federales y la colaboración de los agentes municipales de cada ciudad”.

Luego indicó que “el crecimiento de los casos de coronavirus es de gran preocupación. Por eso, para detener esta curva, necesitamos del compromiso de todos”, continuó diciendo el gobernador, al tiempo que indicó que el decreto presidencial establece sanciones penales para las personas que lo incumplan.

Al término del encuentro, el fiscal de Estado, Julio Rodríguez Signes, dijo que el decreto de necesidad y urgencia (DNU) del gobierno nacional que lleva el número 641 «es válido para todo el país, no requiere de ningún decreto provincial que lo ratifique y está vigente para todos los municipios y todo el territorio provincial».

«Ese decreto mantiene la situación de distanciamiento para Entre Ríos, es decir que no es que volvamos a la situación de aislamiento, pero se agregan prohibiciones», dijo y mencionó entre ellas «las reuniones sociales y familiares, sobre todo en lugares cerrados». En el DNU indica:

“Quedan prohibidos los eventos sociales o familiares en espacios cerrados y en los domicilios de las personas, en todos los casos y cualquiera sea el número de concurrentes, salvo el grupo conviviente”.

Luego el fiscal indicó que, según lo establecido en el artículo 205 del Código Penal, «aquel que viole las medidas dispuestas por la autoridad para impedir la propagación de una pandemia, es pasible de pena privativa de la libertad incluso». «De eso se estuvo hablando y de la necesidad de asegurar el cumplimiento de esa prohibición», acotó.

CONTROLES. Por su parte, el jefe de la Policía de Entre Ríos, Gustavo Maslein, comentó que para un mayor control «vamos a articular principalmente con los municipios. Vamos a trabajar en conjunto con el fin de ejercer un control sobre aquellas reuniones sociales o familiares que se lleven a cabo».

«También vamos a coordinar con el juzgado federal para comunicar cada situación que se detecte», agregó y señaló que las denuncias por reuniones sociales o familiares pueden realizarse al 911 en Paraná o al 101 en el interior de la provincia.

Párrafo seguido, señaló Maslein: «Además vamos a hacer mucho hincapié en pos de lo que se vivió el fin de semana en Paraná. Si bien hubo una flexibilización en esparcimiento, en caminata, se hicieron reuniones en lugares públicos que facilitan el contagio del virus. Por eso vamos a reforzar los controles para que no se concreten este tipo de encuentros».

Señaló que durante el fin de semana en Paraná se vieron principalmente reuniones de adolescentes en espacios públicos y por eso motivo pidió «a los padres que traten de concientizar a sus hijos que deben evitar esos encuentros. Pueden hacer caminatas, disfrutar del esparcimiento, pero con los cuidados que establece la ley. No deben compartir mates o bebidas».

Finalmente, apeló a la responsabilidad individual «para cuidarse uno y sobre todo a aquellos que tienen factores de riesgo».

SALUD.  En tanto, la ministra de Salud, Sonia Velázquez, brindó informó en la reunión se efectuó «un repaso general de la situación epidemiológica» y acotó que ayer «se registraron 27 nuevos casos de Covid en la provincia, de los cuales 21 pertenecen al departamento Paraná, 20 de ellos a la ciudad de Paraná. Otros tres son de Gualeguaychú, dos de Ramírez y uno del distrito Don Cristobal 1º en el departamento Nogoyá».

También dio cuenta que hay tres personas fallecidas que contrajeron el virus, las que tenían patologías preexistentes. «Dos estaban internadas en hospitales de Paraná y otra en el hospital de Chajarí», detalló.

Luego señaló que la situación epidemiológica en la ciudad de Paraná se presenta con un ciclo de brotes y acotó que «particularmente la pandemia sigue siendo un problema de salud pública», al tiempo que destacó la importancia del cuidado personal.

«Hemos visto en las últimas semanas que al haberse autorizado nuevas actividades económicas y flexibilizado actividades físicas, como las caminatas, o gastronómicas, no se están cumplimentando algunos protocolos y por parte de los ciudadanos las medidas de protección», sostuvo.

Agregó que «en reuniones familiares se siguen compartiendo mates, elementos de contactos y exponiendo a las personas con factores de riesgo. Lo que estamos necesitando frente a esta normalidad es un llamado a toda la ciudadanía, a todos los decisores públicos, que es lo que nos ha remarcado el gobernador, para poder seguir trabajando de forma integral e integrada no solamente con los comportamientos ciudadanos, sino también con el monitoreo y el control cívico por parte de todos los intendentes de Entre Ríos. Y esto es muy importante que sea así porque necesitamos de un contrato social entre todos para seguir cuidando la salud de la población y las actividades económicas que han sido flexibilizadas».