21.7 C
Paraná
domingo, septiembre 20, 2020
  • Paraná
  • Nosotros
Más

    Fuerte disminución en las ventas del comercio minorista

    Según un informe de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), en el interior del país la baja durante el último mes fue de hasta el 13,7%, sin incluir las actividades esenciales, donde el declive fue del 33,8%.

    Redacción EL DIARIO / [email protected]

    EL DIARIO realizó un relevamiento y pudo conocer que tanto en Paraná como así también en el interior de la provincia la situación no es ajena a la crisis económica que afecta al mundo por la pandemia de coronavirus. En la capital provincial fueron muchas las variantes de prueba y error que atravesaron en los últimos meses los comercios minoristas para intentar de alguna manera recuperar su economía que se ve perjudicada desde mediados del mes de marzo, cuando comenzó el aislamiento social, preventivo y obligatorio en nuestro país.

    Este lunes, a través de un comunicado, la CAME indicó que todos los rubros medidos finalizaron en baja afectados por la disminución en los ingresos, la menor circulación de gente en las calles y las menores posibilidades de empleo en un contexto donde muchos negocios están cerrando sus puertas al no poder sostener sus gastos fijos. En los primeros siete meses del año, el comercio minorista pyme acumula así una caída anual de 31,6% frente a igual período del año pasado.

    Estos datos surgen de una medición de la entidad privada en base a 1.100 comercios de todo el país relevados entre el 30 de junio y el sábado 1 de agosto. Las ventas minoristas bajaron 13,7%. El ramo con menor retroceso interanual en el mes fue nuevamente Farmacias, con -9,4%, en tanto que, el segundo sector con menor descenso fue Alimentos y Bebidas, con -14,6%, aunque la disminución es muy importante por lo que significa ese rubro.

    En Entre Ríos, desde el inicio de la pandemia, diversos sectores de la economía se han visto severamente afectados. La gastronomía y la hotelería son los rubros más visibles y varios bajaron las persianas de sus negocios, mientras el resto atraviesa uno de sus momentos más críticos.

    Trabajo Conjunto

    Intentando paliar esta difícil situación, los Centros Comerciales de Entre Ríos formaron un solo cuerpo, lo que constituye un hecho histórico para la gremial. En las últimas horas se conocieron los motivos que los convoca a trabajar en conjunto, para peticionar ante las autoridades provinciales. En principio se busca que el gobernador convoque a la creación de un espacio de concertación amplio, con la intención de tender puentes de comunicación con todos los sectores.

    “Esta profunda e inédita crisis económica y social en la que estamos inmersos producto de la pandemia por el Covid-19 nos marca un límite, poniendo a cada dirigente, empresario, gremial, político y social, en la urgente obligación de mostrar una actitud solidaria y responsable que ayude a construir un futuro sustentable de cara a una nueva realidad, que nos permita además rescatar, ayudar y movilizar las actividades económicas dañadas para favorecer de esta manera cada hogar entrerriano”, señala el comunicado de las Cámaras de Comercio de Entre Ríos.

    En Paraná

    En la capital provincial, la situación para los pequeños comercios también sigue siendo muy complicada y la caída en las ventas se sintió principalmente durante los dos primeros meses de la cuarentena, indicaron algunos de los comerciantes consultados por EL DIARIO.

    Desde los distintos sectores que nuclean al comercio paranaense se sigue trabajando para intentar sostener este difícil momento, aunque muchos resaltan que si bien en líneas generales las ventas cayeron, en el último mes se volvieron a recuperar.

    En Paraná el comercio tiene dos sectores que están diferenciados: por un lado está el microcentro, que tiene a su principal clientela en los empleados públicos; y por el otro están los pequeños comercios de los barrios, que no tuvieron demasiados cambios en los últimos meses. Esto marca que la economía en los pequeños comercios del microcentro tendrá que esperar un poco más para volver a recuperarse porque la circulación de sus habituales clientes todavía sigue siendo escasa.

    Cambio de horarios

    Desde el sábado pasado, la municipalidad de Paraná autorizó atrasar una hora el horario de apertura de los comercios en la capital entrerriana. En ese sentido, se estableció como horario de atención de 10 a 18 horas de lunes a viernes y se habilitó la atención los sábados, en el mismo horario.

    Sin embargo, en el primer día hábil del mes, varios comercios del microcentro abrieron ayer a las 9, es decir, con el antiguo horario. Consultado por EL DIARIO, el secretario General del Sindicato de Empleados de Comercios de Paraná, Daniel Ruberto, señaló que “algunos quieren abrir a las 9 y no quieren trabajar a la tarde. Esto depende mucho de las actividades y la mayoría de los rubros se fue adaptando. Al problema lo tenemos en la Peatonal en donde los comercios no logran encontrar su horario de atención adecuado”.

    Lo más leído