23.3 C
Paraná
viernes, septiembre 25, 2020
  • Paraná
  • Sociedad
  • Nosotros
Más

    “La lactancia materna es la mejor opción”

    “Apoyar la lactancia materna contribuye a un planeta más saludable” es el lema de la Semana Mundial de la Lactancia Materna 2020. Si bien se considera que la leche materna debería ser el alimento exclusivo hasta los primeros 6 meses de vida, en Entre Ríos, eso ocurre en un 54% de las y los bebés.

     

    Redacción EL DIARIO / coordinació[email protected] diario.com.ar

    En la primera semana de agosto, se agudizan los esfuerzos para divulgar la importancia de la lactancia materna. Dado el lema elegido para este año, el acento se puso en el impacto de la alimentación infantil en el medio ambiente y el cambio climático, destacando que es imperativo proteger, promover y apoyar la lactancia materna para la salud del planeta y su gente.

    WABA (Alianza Mundial pro Lactancia Materna), entidad que trabaja conjuntamente con OMS y UNICEF y coordina cada año esta y se propuso destacar la importancia del trabajo en red del sector social de apoyo a madres lactantes con otros sectores, como los grupos que trabajan en temas medioambientales, para generar una causa común y enfatizar el vínculo entre la lactancia materna y el medio ambiente.

    La Dra. Gisela Giorgio, neonatóloga, desde el Comité de Lactancia Materna de la Sociedad de Pediatría Filial Río Paraná comentó entusiasmada las implicancias que tiene analizar la lactancia materna en su relación con el cuidado del ambiente, al tiempo que con detalle informó a EL DIARIO, sobre la realidad cercana y lo mucho que queda por hacer para incrementar esta forma de alimentación que tantos beneficios físicos y emocianales reporta a niños, niñas y sus madres.

    ORGANIZACIÓN. La Sociedad de Pediatría para mejorar las líneas de trabajo se organizar en comités, grupos pequeños con un máximo de 8 integrantes, con especificidad en sus objetivos. En la filial Río Paraná, el Comité de Lactancia Materna tiene seis integrantes y quedó conformado hace apenas un mes y el primer gran objetivo es abordar la Semana de la Lactancia. “Poder formarlo nos puso muy contentas porque es otro espacio para abordar y trabajar mucho mejor esta temática”, comentó a EL DIARIO la profesional que desarrolla gran parte de su trabajo en el hospital San Roque.

    La mayoría de sus integrantes son pediatras y neonatólogas: Carolina Suárez, Beatriz Giqueaux y Martina Ramírez, además de Gisela Giorgio. “También la obstetra Natalia Bearzi, que hace años trabaja en el tema de lactancia y suma muchísimo desde su visión obstétrica, y Laura Larrateguy que es licenciada en Nutrición y hace un gran aporte en este tema, con un enfoque particular”, describió.

    LA MIRADA. La profesional sostuvo que “la Semana de la Lactancia plantea un tema que debiera interesar a la sociedad en general porque una mamá sola no puede. Si no hay una familia, una pareja que contenga, se puede hacer difícil el amamantamiento. Todos los sectores sociales deberían estar involucrados. Algunos no lo están por la situación de vulnerabilidad, la falta de acceso y otros al revés, avasallados por los medios de comunicación, las empresas, se vuelcan a hacer otro tipo de alimentación que no es la ideal para un niño”.

    La Semana fue instituida en 1992 por la Organización Mundial de la Salud y Unicef, y de entonces a la actualidad lo que subraya la entrevistada es un “cambio cultural” que ha impactado mucho y sobre lo que hay que trabajar para transformar. Fueron apareciendo las “fórmulas infantiles” y muchos se volcaron a esa forma de alimentación.

    Aclaró que la WABA adhiere al igual que la OMS y Unicef al cumplimiento del Código internacional –al que la Argentina está adherida- que establece ciertas prohibiciones para la comercialización de sucedáneos. “En realidad, las fórmulas no se deberían comercializar como se hace. Uno ve muchas violaciones a ese Código: promociones dos por uno y otro conjunto de cosas que no deberían hacerse, y de ese modo contribuir al amamantamiento. De lo contrario esa cultura de las fórmulas hace que se pierda esta práctica. Se trabaja mucho en esto y se recuperan espacios, pero es difícil”.

    -¿Cuál es la situación ideal respecto de la lactancia materna?

    -La regla de oro es lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses y continuada hasta los 2 años o más. Esto apunta a que a los 6 meses se incorporen los distintos alimentos complementarios que debe ir incorporando, que continúe con la lactancia hasta la finalización que debe ser consensuada entre la madre el niño y la familia.

    -¿Qué tan lejos estamos en la provincia de ese ideal?

    -En la provincia solo el 54% llega a alimentarse exclusivamente con lactancia materna hasta los 6 meses, según la Encuesta nacional de lactancia, un informe que elabora el Ministerio todos los años. Otras provincias están en menos y otras llegan al 70%, como es el caso de Neuquén o Río Negro.

    -¿Empeora la situación cuando se analiza lo que sucede hasta los 2 años?

    Los porcentajes bajan muchísimo. Lo que hay que trabajar es lo que sucede en las instituciones, porque por suerte en nuestro país el 98 – 99% de los niños comienza con la puesta al pecho en la internación conjunta y después ese porcentaje se va perdiendo. Entonces, hay que trabajar muy fuerte en el momento del nacimiento, y después también para acercarnos a esos números.

    -Hizo un adelanto de lo que sucede con las fórmulas para los lactantes. ¿Qué es lo que más conspira contra el logro de esas metas en la lactancia materna?

    -Un montón de cuestiones. Las leyes de protección al amamantamiento están, pero no se cumplen. Cuando se trata de un empleo informal, (la madre) no puede exigir muchas veces su horario de lactancia; la falta de creación de espacios amigos para la lactancia en los lugares de trabajo –ya sea para amamantar o para que la mamá higiénicamente pueda extraerse leche-, muchos mitos que se siguen sosteniendo que hace que muchas mamás abandonen y las dificultades que no se pueden resolver oportunamente. Cuando una mamá empieza con dificultades, como molestias en el pezón, agrietamiento, congestión mamaria, si el profesional no resuelve esa consulta, es muy probable que la deje de amamantar a su bebé. El equipo tiene que estar muy dispuesto y capacitado. Ese es un punto muy importante.

    -Reiteradamente se informa que va en aumento el número de partos de adolescentes y pre adolescentes. ¿Cómo impacta en el amamantamiento?

    -Las mamás que tienen más riesgo de abandono de la lactancia son las adolescentes; las primerizas por las dificultades que se generan; las mamás con embarazos múltiples. Otro capítulo es el de mamás con abuso de sustancias y la educación materna porque las mamás menos educadas son las que menos amamantan a sus niños. Esos son factores que tienen mucha incidencia. También, las mamás que trabajan.

    -Hay situaciones en el listado que han ido apareciendo con el curso de los años, de modo que demanda actualización.

    -El tema de consumo es una problemática emergente y uno debe dar respuesta porque tiene que establecer una buena comunicación con la mamá y con la familia para balancear los riesgos de algunos consumos y cómo abordarlos. Hay que estar capacitado para problemáticas nuevas que van surgiendo.

    -Con niveles de pobreza tan elevados que impactan negativamente en la nutrición de las mamás, ¿es igualmente ventajoso que amamanten?

    -La lactancia materna aún cuando la mamá no esté en las mejores condiciones, sigue siendo la mejor opción para el niño por los componentes que la mamá genera a nivel individual. Obvio, siempre apuntamos a mejorar la nutrición de la mamá porque eso va a repercutir en el niño, pero, no se deja de indicar lactancia.

    CAPACITACIÓN. La profesional remarcó la importancia de que el equipo de salud se capacite mucho en lactancia, todos los efectores: médicos, enfermeros e incluso quienes tienen contacto eventualmente con la mamá, porque “todos trasmitimos un mensaje”.

    -¿Qué podría decir sobre el interés profesional por capacitarse en lactancia?

    -Muchos profesionales que estamos involucrados en lactancia vemos que hay mucho desconocimiento. Y hay que saber trasmitir. Los médicos nos tenemos que capacitar y no caer en las soluciones fáciles. A veces, cuando hay una dificultad en lactancia, no se toman el tiempo suficiente para ver dónde está esa dificultad y se indica una fórmula. Como enfermero también, porque todavía escuchamos en las maternidades que pasa un enfermero y le dice a las mamás, ´la teta cada tres horas y 15 minutos de cada lado´, cuando hoy se sabe que la teta es ´a demanda´, es la cantidad de veces que el bebé quiera (comer). Esos mitos también hay que derribarlos con información y con capacitación. Si el personal se capacita, se puede avanzar muchísimos.

    La OMS recomienda una iniciativa denominada “Hospitales amigos de la madre y del niño en la cual se exige que todo el personal se capacite en cursos de 20 horas en lactancia entre muchos otros puntos para mejorar la situación. “La capacitación es fundamental para que el equipo pueda trasmitir bien la información y asesorar a la mamá”, remarcó Giorgio.

    Adelanta que el Comité se ha fijado llevar adelante estas capacitaciones porque como Sociedad de Pediatría “estamos comprometidos con la capacitación del personal y todo lo que esté a nuestro alcance aportando materiales, organizando cursos y tratando de instruir a las familias y a los profesionales”.

    Beneficios

    “La lactancia materna promueve un mejor vínculo con la mamá, es el alimento ideal en su composición; es un tejido vivo, lo que quiere decir que se trasmiten de la madre al bebé defensas que son muy importantes en los primeros meses de vida para que el niño no tenga ciertas infecciones respiratorias, diarreas. Contribuye muchísimo al desarrollo cerebral, evita muchas enfermedades”, enfatizó la Dra Giorgio.

     

    La profesional incluso advirtió que tiene relación con muchas patologías del adulto como es el caso de obesidad o diabetes. “Es importante actuando desde los primeros años en la alimentación que los niños debieran recibir por naturaleza”, mencionó.

    A los beneficios que reporta para el niño la lactancia materna la profesional, se suman los que reporta a las madres.

    El lema

    Las actividades organizadas para esta Semana se ajustan en gran medida a las realidades más próximas y para ello el Comité dispone folletería propia con lenguaje accesible para generar conciencia de la lactancia a nivel colectivo.

    Con relación al lema de este año, “Apoyar la lactancia materna contribuye a un planeta más saludable”, Giorgio admitió que “tuvimos que informarnos y nos terminó apasionando. Puede ser que en primer término no se advierta claramente esa relación”. Muchas son las consideraciones que pueden realizarse al respecto, unas pocas pueden resultar útiles para establecer el vínculo entre la lactancia materna y la situación del planeta.

    -Los desechos en nuestro medio ambiente. Alimentar a un millón de bebés con fórmula21 durante dos años requiere, en promedio, aproximadamente 150 millones de latas de fórmula infantil. De no ser recicladas, es probable que las latas de metal terminen en vertederos, mientras que los desechos de plástico, aluminio y papel a menudo terminan en los océanos.

    -La huella hídrica se refiere al volumen total de agua dulce utilizada para producir los bienes y servicios consumidos por un individuo o comunidad o que son producidos por una empresa22. La producción y preparación de los sucedáneos requiere de agua. El agua dulce es un recurso natural escaso y un bien, por lo tanto, debe protegerse.

    -El ingrediente principal de la mayoría de los sucedáneos es la leche de vaca. La ganadería lechera emite generalmente cantidades sustanciales de metano y otros GHG. Además, las raciones de alimento o las áreas de pastoreo que necesita el ganado lechero, pueden conducir a la deforestación.

     

     

    Lo más leído