19.8 C
Paraná
miércoles, agosto 5, 2020
  • Paraná
  • Sociedad
  • Nosotros
Más

    Este lunes abren los gimnasios y ya hay buena demanda de turnos

    El sector atraviesa una difícil situación y alrededor de 15 locales han cerrado definitivamente. De acuerdo al protocolo, se permiten hasta 10 personas por salón.

     

    REDACCIÓN EL DIARIO / [email protected]

     

    Los gimnasios de Paraná reabrirán sus puertas desde este lunes 3 de agosto solo para actividades de musculación, sala de fuerza, yoga, pilates y estiramiento. Según la resolución municipal, cada disciplina deberá realizarse con un máximo de 10 personas incluido el personal del gimnasio (con cita previa y por ambiente), sin contacto físico, con una duración máxima de 60 minutos por turno. La capacidad será limitada según los espacios de cada lugar de una persona cada 5 metros cuadrados. El horario habilitado para la actividad va de 6 a 21, de lunes a sábados.

    La medida fue un alivio para el sector que está inactivo desde marzo. Los propietarios de gimnasios venían reclamando la posibilidad de retornar a sus clases. Según confirmaron fuentes del sector a EL DIARIO, alrededor de 15 gimnasios cerraron definitivamente por no poder hacer frente a sus obligaciones de pagos de salarios, alquileres y demás gastos fijos.

     

    PREPARACIÓN

    Hernán Bonarrigo, presidente de la Cámara Paranaense de Gimnasios señaló en diálogo con EL DIARIO: “Estamos preparando todos los elementos de higiene como pide el protocolo, las medidas de distanciamiento entre las personas conforme a los elementos que tiene cada gimnasio, y productos para sanitizar las superficies, preparando los sistemas de reserva de turnos y ajustando todos los detalles para la reapertura”.

    De acuerdo a la autorización de la Municipalidad, se calcula una ocupación de una persona por cada 5 m2 y un máximo de 10 personas por salón (un profesor y nueve alumnos).

    “Va a depender de las instalaciones de cada gimnasio, porque hay gimnasios que tienen dos o tres salas. Otros, un solo salón grande. Hay que organizar una metodología dinámica que permita la rotación de los alumnos para que puedan entrenar y abandonar rápidamente el gimnasio .Cada propietario lo organizará de la mejor manera posible conforme a su realidad. Esto es para comenzar y paulatinamente se van a ir agregando más actividades”, indicó.

    Según Bonarrigo, “la gente quiere volver. Hay muchos turnos pedidos. Tenemos buenas expectativas. En algunos gimnasios va a quedar gente afuera. Porque como máximo tenemos el profesor y nueve alumnos. Cada gimnasio va a establecer un sistema de turnos online, o vía whatsapp o telefónicamente. El alumno va a llegar directo a entrenar y luego de cumplido el tiempo se va a retirar. Después hay que desinfectar porque viene el otro grupo. Va a ser muy dinámico y cambia totalmente el paradigma de cómo se utilizaban los gimnasios y cómo se desarrollaba la actividad. Va a ser muy diferente a cómo se usaban los gimnasios antes del 15 de marzo y lo que será desde ahora”.

    Por ejemplo, no se recomienda habilitar los vestuarios y por lo tanto los alumnos deberán concurrir vestidos con la ropa adecuada para ir directamente a las clases o los entrenamientos.

    “Ni siquiera van a tener mucho tiempo de elongar por lo que en algunos casos se  recomendara  que elonguen en sus casas o se deberá adaptar el programa de entrenamiento”, sugirió.

     

    CONSECUENCIAS

    En cuanto a las consecuencias que ha tenido la cuarentena en la situación económica de los gimnasios, Bonarrigo precisó: “Llegamos a esta reapertura diezmados. Cerraron 15 gimnasios, de los más de 70 habilitados en Paraná. No sabemos si alguno de ellos podrá reabrir. Cada uno lo fue manejando según su situación pero hubo que seguir pagando todo. Los servicios hubo que pagarlos, salvo algunos que dieron de baja internet, el cable o las inscripciones al monotributo, y otros servicios. Los que tenían empleados, algunos consiguieron ayuda estatales otros no”.

    En cuanto a los alquileres significa un gran problema ya que la mayoría no cuenta con salones propios.

    “En relación a los alquileres, algunos consiguieron alguna reducción en los alquileres, muy pocos consiguieron que no les cobraran, pero la gran mayoría debió seguir pagando alquileres conforme al acuerdo que hicieron con cada propietario”, subrayó.

     

    Desinfectantes y barbijos

    En los salones se dispondrán rociadores con líquidos desinfectantes y alcohol liquido en gel, según lo dispone el protocolo.

    Con respecto al uso de barbijo, dijo que los alumnos deberán llegar con barbijo al gimnasio: “Ni bien llegan al gimnasio se lo quitan, porque la OMS recomienda que no se use barbijo durante la práctica de actividad física en ambientes cerrados. Hay que tenerlo a mano porque si se está momentáneamente cerca de alguien hay que ponérselo. Es fundamental toda la información que vamos a dar a nuestros alumnos. Va a llevar un tiempo pero hay que hacerlo. Al covid no hay que tenerle miedo sino aprender a convivir con él”, concluyó.

     

    Lo más leído