21.7 C
Paraná
miércoles, agosto 5, 2020
  • Paraná
  • Nosotros
Más

    Los pescadores enfrentan la crisis

    Aunque a la larga bajante del río se le haya sumado los efectos de la pandemia, los pescadores de Puerto Sánchez no bajan los brazos y afrontan, como pueden, los problemas sociales que se profundizan.

     

    SANTIAGO DALZOTTO / [email protected]

     

    En la costa del río Paraná entre el Puerto nuevo y el balneario Thompson se encuentra el tradicional barrio pesquero de Puerto Sánchez. En este lugar, son muchas las familias que habitan sobre las barrancas y disfrutan de una mirada única hacia el majestuoso río, pero también deben afrontar una vida de sacrificios.

    La particularidad que tiene este sector de la ciudad es que el 95 por ciento de sus habitantes viven de la pesca, una actividad que en los últimos meses se vio afectada por la muy pronunciada bajante que experimenta el rio Paraná. A esta complicación se le suma otra: la pandemia. El confinamiento y la distancia social, único método de prevención conocido, hizo que las ventas se reduzcan y otras actividades de rebusque y trabajos tipo changa que se realizaban habitualmente en el barrio se vieron afectadas.

    EL DIARIO recorrió la calle Pescador del Paraná que costea el río y pudo observar cómo se encuentra el barrio, que a pesar de tener pocos ingresos durante este tiempo, cuenta con un número de vecinos que sigue trabajando para que los que lo necesitan puedan recibir una copa de leche a la tarde o una vianda de comida al mediodía.

    La presidenta de la vecinal, Mariana Ríos, acompañó a EL DIARIO en esta recorrida y señaló cuales son los principales desafíos a los que se deben enfrentar permanentemente para poder seguir adelante. “Estamos haciéndole frente a las distintas adversidades que nos tocaron este año. Por un lado la bajante del río y por el otro la cuarentena que nos afectó en varios aspectos, pero seguimos de pie haciéndole frente a las circunstancias”.

     

    Los pescadores artesanales se reinventan, no bajan los brazos. Foto: Gustavo Cabral

     

    APERTURA

    La semana pasada luego de que se conociera la habilitación de bares y restaurantes por decreto municipal, los comerciantes de Puerto Sánchez, pudieron reabrir las puertas de sus quinchos y comedores para la venta de diferentes especialidades en pescados.

    “Gracias a Dios se pudieron abrir los comedores porque eso genera que se reactiven algunas actividades para solventar a las familias que es lo que más nos preocupa por la situación económica”.

    El trabajo pesquero en esta zona de la ciudad ofrece el sustento a muchas familias del barrio, no solamente al pescador y su familia sino también a quienes elaboran y venden los pescados.

    “En los quinchos, comedores y los puestos de los fines de semana hay una cantidad importante de gente que trabaja a raíz de lo que ofrece el río. La bajante viene desde febrero de 2019 y fue muy pronunciada en algunas épocas, lo que nos ha generado muchas complicaciones; encima este año se le ha sumado a la cuarentena que nos tiró mucho para atrás”, señaló a EL DIARIO, Mariana Ríos.

     

    La bajante del río y la cuarentena afectaron en muchos aspectos a Puerto Sánchez. Foto: Gustavo Cabral

     

    COMEDOR COMUNITARIO

    La solidaridad de varios vecinos permite que el comedor comunitario de Puerto Sánchez, que funciona en la casa de Ríos, pueda seguir funcionando con la olla comunitaria y la copa de leche para asistir a las familias más necesitadas del barrio.

    “Hace algunos meses recibimos desde el Ministerio de Desarrollo Social una partida que es para la compra de la carne, verduras y poder pagar el gas. Todo lo demás se trabaja con donaciones porque al no tener venta de pescados y empanadas que era lo que sostenía la olla comunitaria y la copa de leche se hace muy difícil”, sostuvo.

    Por otra parte, consultada sobre la situación particular que están atravesando este año y las ayudas que reciben señaló que “la situación está sumamente complicada, agradecemos los aportes que tenemos durante la cuarentena como es el caso de la secretaria de Desarrollo Social de la municipalidad que nos aporta para la copa de leche. Esta gestión nos viene acompañando y agradecemos la ayuda de una infinidad de gente que nos traen donaciones o nos compran empanadas y pescados a través de las redes sociales para que nosotros podamos seguir con este servicio que le ofrecemos a los vecinos desde hace cuatro años”.

    En cuanto a la demanda de personas que se acercan a retirar la copa de leche o la vianda al mediodía indicó que “es sumamente numerosa la cantidad de gente que vienen a retirar y es un servicio que nosotros no queremos dejar de sostener”. El comedor atiende a más de 100 personas con la copa de leche los días lunes, jueves y viernes; y se ayuda con raciones de comida los días miércoles y sábados.

     

    Por el río bajo, cedió una parte de la calle de ingreso. Foto: Gustavo Cabral

     

    EL BARRIO

    Puerto Sánchez va, con sus viviendas mirando al río y una barranca que de a ratos el río mordisquea, cuando está alto por la erosión y en época de sequía, como ahora, por derrumbes, sobre todo en el tramo final.

    “Se empezó a trabajar en el rellenado de la calle y la recuperación de terrenos para mejorar el nivel y permitir la circulación de vehículos, pero lamentablemente durante la cuarentena mucho de estos trabajos fueron suspendidos, esperemos que puedan continuar luego para que se pueda seguir con la actividad económica los fines de semana que es lo que más nos interesa, la gente viene y si no puede pasar se vuelve, nosotros necesitamos la transitabilidad de la calle”, dijo Ríos a EL DIARIO.

     

    Querer y no poder

    En los últimos días, la Dirección de Recursos Naturales, dependiente de la Secretaría de Agricultura y Ganadería de la provincia, dispuso reducir en un 50% el cupo de extracción total de pescado sobre el río Paraná con jurisdicción provincial, entre julio y diciembre. En ese sentido y conociendo la relación directa que tiene la zona con la actividad pesquera, Mariana Ríos dijo “Estamos preocupados por esta veda que se ha decretado y si bien no hemos visto en ninguna parte que se nombre al pescador artesanal, trae dificultades para los muchachos que salen a pescar porque al estar vedado muchas veces los ven y los denuncian, pero esperamos que esta situación mejore y que se contemple el carácter de subsistencia del pescador artesanal”.

    Para cerrar Mariana Ríos explicó que “no es una depredación la que hace el pescador artesanal”. Y, por eso, “esperamos que se les permita seguir trabajando para poder reactivar sus quinchos y comedores y fundamentalmente su economía familiar”.

    Puerto Sánchez en invierno

    Lo más leído