17.2 C
Paraná
viernes, diciembre 4, 2020
  • Deportes
  • Nosotros
Más

    Parkour: Maximiliano Llanes y el sueño mundialista

    El paranaense Maximiliano Llanes, expresó sus sensaciones sobre su participación en la Copa del Mundo de Parkour, en la modalidad Freestyle. Brindó el método que implementó para competir en el marco de la pandemia e indicó que “sueña con acceder a la siguiente fase y luchar por la cima”.

    KEVIN RIVERO

    Sin lugar a dudas, Maximiliano Llanes ocupa un lugar importante en la consideración de la Gimnasia entrerriana, además de adquirir relevancia nacional y continental.

    En su trayectoria, el paranaense forjó sus armas en la disciplina desde una temprana edad. Con esfuerzo y persistencia, logró abrir su camino en el deporte desde las instalaciones del gimnasio del Club Ciclista de Paraná, hasta incursionar en las selecciones argentinas a nivel formativo y conquistar un gran número de preseas de todos los colores admisibles en el plano internacional. Sin embargo, el hambre de crecimiento lo llevó a seguir saltando obstáculos e incursionó en la en el Parkour, en la cual adquirió la clasificación al Mundial que se desarrollaría en el mes de abril en las tierras japonesas, pero por las consecuencias de la pandemia determinaron la postergación. Hoy, la realidad es distinta y compite en la Copa del Mundo de manera virtual.

    En diálogo con EL DIARIO, el gimnasta brindó sus perspectivas respecto a la cita ecuménica.

    EN TIEMPOS DE CUARENTENA

    La pandemia modificó el panorama completamente. La Copa del Mundo iba a llevarse a cabo entre el 3 y el 5 de abril, en Hiroshima – Japón – pero determinaron que se posponga por los problemas que entregó la gran expansión de la enfermedad. “Al principio me amargué porque había tomado la decisión de no viajar por el panorama adverso que ofrecía el coronavirus, ya que se iba a realizar y me entristecí. Después, debido a los resultados sanitarios, decidieron suspenderlo y me puse contento porque siempre quise participar y quedarme afuera por estas cuestiones, no lo creía justo”, dijo el hombre de 26 años. Asimismo, detalló cómo transitó la etapa desfavorable tanto en el plano psicológico, como físico: “Estaba esperando y no obtenía respuestas, generaba incertidumbre o malestar. Traté de seguir con los entrenamientos, aunque no podía como lo deseaba, pero lo desarrollaba de acuerdo a mis posibilidades. En el comienzo de este período, fue más fácil porque tenía mucho tiempo libre y podía practicar más tranquilo. Luego, empezó a complicarse, ya que la faceta mental juega un papel fundamental en este tipo de ocasiones. Es cansador y complejo encontrar una motivación para seguir adelante con las actividades de la mejor manera posible. Fue dificultoso contralar la cabeza y mantenerme bien físicamente”.

    CAMBIO DE ESCENARIO

    Totalmente impensado. El certamen dio un vuelco rotundo y las ilusiones por triunfar en tierras niponas se quedaron en el ámbito local. En primera instancia, Maxi se refirió al giro que tomó el campeonato en relación a su evaluación: “La modalidad se modificó en un montón de aspectos a cuenta, como la calidad del vídeo y algunas pautas reglamentarias sobre la filmación, porque la definición del puntaje depende de dos factores: el 50% lo valorará un jurado, a través de una toma menor a un minuto, y debía ser ‘cruda’, sin cortes y ningún tipo de edición de imágenes. Por otro lado, el 50% restante será definido por los votos que realice el público mediante una plataforma web”. Cabe mencionar que, el 3 de agosto se determinarán los ocho finalistas que tendrán que presentar una prueba diferente para pelear  por el título.

    No obstante, el desarrollo del torneo en el territorio de cada uno de los participantes no simplificó el desafío y colocó un condimento especial. “Fue bastante complicado encontrar un lugar adecuado para demostrar las acciones que correspondían hacer, porque el mismo sitio debía estar integrado por muchos elementos para la producción y tenía que ejecutar una sola toma. Mi familia me ayudó en la búsqueda y coordinaron con algunos amigos que están radicados en un campo de la localidad de Chajarí.  Aceptaron sin problemas y me apoyaron”, aseveró el entrerriano. En este contexto, sintetizó el procedimiento para concretar el deseo: “Con entes encargados de las autorizaciones, tramitamos permisos especiales para trasladarnos hacia el norte de la provincia. Por suerte, comprendieron la situación y nos permitieron moverme sin ponerme barreras. Viajé junto a mi papá – su entrenador – y el camarógrafo que me ayudó enormemente para  armar el spot – el  recorrido – y cumplir con los requisitos que estaba obligado a exhibir en la imagen del material que presenté. Estuvimos tres días para planear la rutina que no fue sencilla. Fue muy interesante este paso porque modificamos a lo largo del tiempo”.

    HISTORIAL

    El paranaense caló su carrera con grandes conquistas que marcaron su trayecto. En su itinerario, figuran la medalla de bronce en el Doble Mini de trampolín en el Sudamericano de Cochabamba 2014; fue campeón de Trampolín y subcampeón de Doble Mini Trampolín en el Sudamericano de Bogotá 2015; campeón de Mini Trampolín en el Panamericano y Sudamericano de Bogotá 2016; campeón en el Doble Mini Trampolín y bronce de Trampolín en el Sudamericano de Paipa 2017; campeón – en conjunto – de Doble Mini Trampolín y bronce en Trampolín en el Panamericano de Lima 2019; campeón en Trampolín y tercer puesto de Doble Mini Trampolín en el Sudamericano de Cochabamba 2018; campeón Doble Mini Trampolín y Trampolín, y subcampeón de Sincronizado en el Sudamericano de Paipa 2019; y subcampeón Nacional de Parkour en Rosario 2019.

    OBJETIVOS

    Por último, Llanes señaló sus objetivos para la cita que habita en el presente: “Quiero clasificar a la siguiente etapa. Es un reto difícil porque tengo rivales con un gran nivel, pero no pierdo la esperanza de conseguirlo”. Y en sus pensamientos inunda una opción que no se reemplazará por absolutamente nada. “Si tengo una mínima posibilidad, daré todo lo que esté a mi alcance para estar en lo más alto”. Para concluir, posó la mirada más arriba de la cita mundial: “Me encantaría obtener una nómina para los Juego Olímpico de Paris. Es la máxima competencia para los deportistas de élite y es un sueño”.

    Lo más leído