31.7 C
Paraná
jueves, noviembre 26, 2020
  • Sociedad
  • Nosotros
Más

    Piden intervención de la Corte en el tema de la quema de pastizales

    La Defensoría del Pueblo de Santa Fe pidió al máximo tribunal que convoque a las provincias a una audiencia. Señalan que se deben buscar soluciones definitivas que preserven el ecosistema de los humedales. “El domingo el aire era irrespirable en Rosario”, dijo a EL DIARIO Raúl Lamberto.

     

    Redacción EL DIARIO / [email protected]

     

    El creciente problema de la quema de pastizales en las islas entrerrianas y las consecuencias que tienen en Rosario por la dispersión del humo ha provocado un serio problema interjurisdiccional que ha derivado en denuncias penales en la Justicia Federal.

    El fin de semana la situación se agudizó aún más. Eso se hizo evidente en imágenes que se viralizaron en las redes sociales en las que se veía desde Rosario el fuego que ardía en las islas de enfrente y las columnas de humo que desprendía.

    En la búsqueda de una solución que “supere lo coyuntural”, la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Santa Fe solicitó a la Corte Suprema de Justicia que abra una instancia de diálogo en la que participen los gobiernos de ambas provincias, de las municipalidades involucradas a fin de buscar soluciones a largo plazo y que tenga como objetivo preservar el ecosistema de los humedales, además de encontrar una solución definitiva.

    “Si nos manejamos solamente con la coyuntura, que también hay el abordarla, a este problema lo volveremos a tener dentro de un tiempo”, advirtió en diálogo con EL DIARIO Raúl Lamberto, titular de la Defensoría del Pueblo de Santa Fe.

     

    —¿Cuál es la presentación que se hizo ante la Corte Suprema?

    —La Defensoría hizo una presentación ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación para que convoque a una audiencia pública a todas las partes que de una u otra forma están involucradas en un conflicto interjurisdiccional. En esta caso serían Santa Fe, Entre Ríos, quizás la provincia de Buenos Aires, las ciudades de Rosario, Victoria, Santa Fe. Estamos ante un conflicto que excede la coyuntura. Hoy tenemos la quema de pastizales, el humo hacia las ciudades, que impacta muchísimo en la ciudad de Rosario. Pero está en debate qué se hace con los humedales, cómo se preserva un ecosistema más importantes de la región y tal vez del mundo. Esto es parte de un conflicto interjurisdiccional que merece ser abordado por quien tiene competencia, en este caso la Corte Suprema de la Nación. En una audiencia se pueden sentar las bases de preservación de los humedales, que se determine cómo se preserva la flora, la fauna, todo el ecosistema. Qué se permite y qué no, cuáles son las actividades productivas que se pueden realizar y cuáles no. Todo esto debe ser parte de un debate interjurisdiccional de expertos en el tema tratando de preservar los humedales. La instancia de acuerdo a nuestra legislación es la Corte Suprema de la Nación.

    —¿Hubo alguna respuesta a ese pedido?

    —Está la situación de la feria que tiene Buenos Aires. Hay muchas demandas presentadas, algunas ante el Juzgado Federal y otras ante la Corte. Ninguna de las demandas ha planteado como prueba lo que ha hecho la Defensoría. Lo que estamos tratando es que nos digan cuál es el trámite que le van a dar. Nosotros no somos parte, no estamos demandando a alguien. Estamos pidiendo que se intervenga en el conflicto interjurisdiccional. Es en base a la experiencia de la Corte, por ejemplo en los bajos submeridionales que involucró en ese momento a Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires, a productores de la zona, a localidades afectadas. Se sentaron las bases para encontrar soluciones. Eso se ha hecho en otros casos cuando excede al ámbito de la provincia. Acá, aunque hay demandas, quien tiene la competencia en un conflicto que se genera entre dos provincias es la Corte Suprema.

    —¿El objetivo sería encontrar soluciones estructurales?

    —Es que el tema es cíclico. Cuando sube el agua del río o llueve, la quema se soluciona. Cuando baja el agua y cuando hay sequía las quemas se hacen más frecuentes. Lo del domingo fue muy serio. Estaban las islas quemándose, se veían las llamaradas. El humo hacía el aire irrespirable. Independientemente de esa coyuntura que está teniendo denuncias penales nosotros creemos que tenemos que discutir un proyecto de ecosistema genérico. Que se determine cómo se preserva la fauna, la flora, qué se permite producir, si va a ser monocultivo, ganadería intensiva. Todo lo que sea necesario discutir para preservar el ecosistema. Ésta es la única forma de hacerlo en el marco de un conflicto interjurisdiccional y que involucre a todas las partes.

    —Además del problema del ecosistema, esto afecta directamente a la población…

    —Cuando el viento empuja el humo hacia Rosario el aire es irrespirable. No solamente en las calles sino también adentro de las casas. El humo tenía alturas imprevisibles. Esto está vinculado a la orientación de los vientos pero la causa central evidentemente es la quema. Lo del domingo yo nunca lo había visto. Las llamaradas tenían una altura que se veían desde Rosario. Hay filmaciones y fotografías. Es muy serio. El tema central es que está la coyuntura que es importante resolverla. Hoy tenemos brigadas de áreas provinciales y nacionales que trabajan apagando los focos y tratando de que no se generen otros. Y otro es lo que se tiene que hacer con estos humedales. Su preservación hace no solo a una ciudad sino de todos lo que tributan a ese ecosistema. En este caso Entre Ríos, Corrientes, Formosa, Chaco, Misiones, Santa Fe, la provincia de Buenos Aires. Son áreas que debemos cuidar no sólo para las actuales generaciones sino también para las futuras.

    —¿Se sabe si los incendios son causados intencionalmente?

    —Creo que, salvo en algún caso muy particular, a los incendios los genera el hombre. La idea es quemar los pastos para que vengan con mayor fortaleza para el ganado. Pero cuando uno prende fuego afecta todo. Y en los humedales, la fauna y flora autóctona que es muy valiosa. Claramente el perjuicio es muy grande. Pero si nos manejamos solamente con la coyuntura, que hay el abordarla, a este problema lo volveremos a tener dentro de un tiempo. Al pronóstico de sequía se mantiene hasta fin de año. Esto se va ir reiterando y el daño será de  mucho impacto. En la Defensoría estamos tomando este tema desde el año 2008. Cada vez que se presenta el problema del fuego pedimos la intervención de los órganos competentes de la Nación y la Provincia. Se mandan notas al gobierno de Entre Ríos, a la Municipalidad de Victoria. Porque a la coyuntura hay que resolverla. Pero somos conscientes de que lo que hay que preservar es el ecosistema y eso se logra abordándolo como un conflicto interjurisdiccional. Habrá opiniones distintas pero puede haber una síntesis que los expertos pueden colaborar.

     

     

    Lo más leído