19.1 C
Paraná
miércoles, agosto 5, 2020
  • Paraná
  • Entre Ríos
  • Política
  • Nosotros
Más

    La empresa depositó $ 10.000 a los choferes, pero sigue el paro

    Desde la concesionaria dijeron a EL DIARIO que esperan recibir la próxima semana fondos de la Nación para completar los sueldos. Los choferes marcharon este viernes en reclamo de sus haberes.

     

    Redacción EL DIARIO / [email protected]

     

    El paro de colectivos en Paraná cumplió este viernes 25 días y todavía está lejos de terminar. Al menos hasta el martes, cuando se realice una nueva audiencia virtual en ámbitos del Ministerio de Trabajo de la Nación, continuará en reclamo del pago de haberes atrasados que suma parte del sueldo de junio, el medio aguinaldo y sumas adicionales.

    Ayer, la empresa concesionaria depositó $ 10.000 pesos en las cuentas sueldo de cada trabajador, pero no alcanzó para que el servicio se restituyera en la capital provincial.

    El largo conflicto afecta no solo a Paraná sino también a otras ciudades del interior del país. Tanto desde el gremio UTA como de la federación que agrupa a las empresas del sector han puesto sus quejas por lo que consideran una dispar distribución de los subsidios nacionales al transporte con respecto al Área Metropolitana.

     

    FONDOS. “En el día de hoy se depositan 10.000 pesos a cada chofer”, confirmó a EL DIARIO Marcelo Lischet, gerente de la Empresa Mariano Moreno.

    Según aclaró, los fondos no provinieron de los fondos que transfiere el Estado a cuenta de los subsidios del transporte. “Son fondos propios, que gestionamos en bancos”, subrayó. “Se depositaron a cuenta de lo sueldos de junio”.

    Pero la deuda salarial aún no está saldada y los choferes han reiterado que exigen el pago total para llegar a un acuerdo que lleva al levantamiento de la medida de fuerza. “Veremos la semana que viene si la Nación deposita el dinero se completaría el pago de sueldos de junio”, estimó Lischet.

     

    NEGOCIACIONES. En cuanto a las negociaciones en el Ministerio de Trabajo, el empresario señaló que el jueves pasado hubo una audiencia pero no se logró ningún acuerdo.

    “En la última audiencia del jueves no hubo ninguna precisión por parte del Ministerio de Transporte de cuándo van a depositar los fondos. Ese día, la UTA anunció que iba a realizar una medida de fuerza a nivel nacional el día de ayer (viernes). Pero tanto el Ministerio como la Federación pedimos que se suspenda la medida hasta la semana que viene, en espera de aguardar los fondos que podría mandar la Nación y así pagar los sueldos”, indicó.

    Por otra parte, señaló que en varias capitales de provincia se planteó un compás de espera en el conflicto y el servicio se restituyó al lograr acuerdos entre las empresas y los trabajadores.

    “En algunas ciudades se retomó el servicio con promesas de pago para la semana que viene o porque en esos lugares la Provincia o el Municipio pusieron el dinero que permitió que se paguen los sueldos y volver a prestar el servicio”, indicó.

    Los choferes marcharon este viernes para hacer sentir una vez más su reclamo. FOTOS: MARCELO MIÑO.

    TRABAJADORES. Por su parte, los trabajadores acampan frente a los galpones de la empresa Mariano Moreno. Ayer marcharon hacia la sede de la UTA en reclamo del pago de sus salarios.

    «Esa suma de 10 mil pesos no alcanza, dicen que tampoco tienen para la semana próxima y no tiran una propuesta. Esta es una guerra de pobres contra pobres que la genera el gobierno nacional, provincial y municipal», apuntó uno de los choferes, Marcos López, en declaraciones a ELonce TV.

    «A la plata la tienen y no nos quieren pagar. Con 10 mil pesos no nos podemos ir de acá; estamos a días de cobrar el sueldo de julio y no es culpa nuestra que no estemos trabajando», reprochó el trabajador. «El intendente Bahl en ningún momento vino a dar la cara; pasamos por el frente de la casa de Lischet y él nos invitó a pasar, pero ninguno se va a prender en esa», acusó.

     

    AUDIENCIA. “No puede haber más demora en el pago de nuestros salarios, que son nuestros alimentos, nuestra salud y el sustento de nuestras familias”, manifestaron los dirigentes gremiales de la UTA en la audiencia que se realizó a instancias del Ministerio de Trabajo. “Exigimos tratamiento igualitario y sin discriminación respecto a la denominada Área Metropolitana de Buenos Aires”, acotaron luego.

    Es que al igual que en audiencias anteriores, tanto la parte empresarial, representada por la Fatap como la UTA hicieron hincapié en denunciar la discriminación por parte del Gobierno Nacional a la hora de distribuir los subsidios para el transporte entre el AMBA y el interior del país.

    “No admitiremos más excusas ni argumentos injustificados para hacer efectivo el pago de los haberes de los trabajadores. Llevamos una innumerable cantidad de audiencias sin respuesta, por lo que ratificamos: de este modo no habrá transporte de pasajeros en el interior del país, protestaremos, saldremos a la calle. No vamos a ser cómplices de la precarización del transporte en el interior del país ni vamos a permitir ningún retroceso en el convenio colectivo. Queremos cobrar nuestros sueldos y lucharemos hasta conseguirlo”, subrayaron los representantes de UTA.

    Por su parte, la Fatap señaló que “a la fecha no se han percibido los fondos de la denominada Resolución 140 correspondiente a junio de 2020, en función de la cual se suscribieran los convenios con las diferentes jurisdicciones. Resulta evidente que, en el actual estado de situación no cabe otra posibilidad que informar a la representación sindical que no podrán cumplirse los acuerdos pendientes”.

    Destacaron los empresarios que “ello es consecuencia de la dramática reducción de ingresos experimentada en el mes de marzo de 2020, que mantiene valores tarifarios determinados a diciembre de 2019 y aportes provinciales insuficientes establecidos en 2018”.

    También hicieron notar: “Como si se tratara de países diferentes, con empresas y trabajadores de diferentes categorías se mantiene una injusta e inaceptable discriminación que se traduce en que, a diferencia de la región AMBA, al interior no se ha compensado la pérdida de recaudación causada por la dramática diminución de pasajeros transportados”.

     

    Lo más leído