Home, Policiales

Quedó imputado por homicidio calificado la pareja de la joven que habría abortado

El juez decidió este viernes por la noche imputar a Javier Weisheim y dictarle 30 días de prisión domiciliaria. Mientras, la joven Florencia Yedro se encuentra gravísima, en el hospital San Martín.

El fiscal imputó por homicidio calificado por el vínculo a Javier Weisheim, pareja de la joven Florencia Yedro. Por su parte, el juez Dr. José Eduardo Rulh resolvió dictar su prisión domiciliaria por 30 días mientras continúa la investigación por el alumbramiento no asistido de la joven y la muerte del bebé.

El fiscal que interviene en el caso, Dr. Franco Bongiovani, informó que en la madrugada de este viernes  la joven Florencia Yedro de 25 años ingresó en grave estado de salud al Hospital San Martín de Paraná, reanimada de un cuadro de paro cardiorespiratorio producto de una hemorragia uterina importante, propia de un parto no asistido que se habría producido en su vivienda.

En forma inmediata intervino personal de Criminalística de la Policía de E. Ríos concurriendo al domicilio de la joven donde fueron hallados restos de tejido placentario y el cuerpo sin vida de un bebé de minutos de nacido y con una edad gestacional de entre 32 y 34 semanas.

Lo que se sabe hasta el momento, en virtud de testimonios de familiares de la joven y de algunos vecinos del lugar es que el  hecho se habría producido durante la madrugada, en principio con la presencia de la pareja de la joven y presunto padre del niño, Jonathan Javier Weisheim de 25 años de edad.

Florencia Yedro continúa en gravísimo estado de salud, internada en la sala de terapia intensiva del Hospital San Martín por lo que aún no se la ha podido entrevistar.

Según se informó a EL DIARIO desde la oficina de prensa de Tribunales, la imputación a Weisheim es en base a que se presume que conocía el estado de embarazo de su pareja, contrariamente a lo que él manifestó en un primer momento a familiares; además se sospecha que todo el proceso del alumbramiento y posterior fallecimiento del bebé se produjo con su presencia en el departamento donde convivía con Florencia Yedro.

La medida se basa en vista a que él sabía del estado de embarazo de la joven y en principio no la auxilió a ella ni al bebé como debería haberlo hecho.

La joven fue encontrada en el baño, por su madre quien concurrió al domicilio tras haber recibido un llamado del joven Weisheim alertándola de  que su hija estaba descompensada.

No habría otros signos de violencia sobre el cuerpo de la joven ni el bebé hallado sin vida. El joven se abstuvo de declarar y el juez Dr. Eduardo Rulh resolvió dictarle prisión domiciliaria por 30 días  mientras se profundiza la investigación del hecho.