21.7 C
Paraná
miércoles, agosto 5, 2020
  • Policiales
  • Nosotros
Más

    Delitos de lesa humanidad: podrá cuestionar un fallo un condenado

    El médico Jorge Capellino interpuso un recurso de apelación contra la revocación de su absolución y posterior condena a prisión perpetua, y un recurso extraordinario ante la CSJN por el rechazo del recurso de apelación correspondiente. El médico fue juzgado por el delito de Imposición de tortura. Fue en el contexto de la causa conocida como Masacre de la Tapera, ocurrida en septiembre de 1976, en el contexto del terrorismo de Estado, durante la dictadura cívico-militar.

     

    La Cámara Federal de Apelaciones de Paraná, integrada por Beatriz Aranguren, Noemí Berros y Lilia Carnero, resolvió “conceder el recurso de apelación interpuesto por la defensa oficial de Jorge Horacio Capellino, libremente y en ambos efectos”; remitir “copia de la presente decisión a Prosecretaría de esta Alzada, a los fines de que -en ejercicio de la función de Superintendencia que le cabe- provea lo necesario para una nueva integración de esta Cámara a los fines del tratamiento del recurso de apelación concedido”; y “conceder el recurso extraordinario interpuesto por la defensa oficial de Capellino, en cuanto a la cuestión federal simple planteada. La elevación a la Corte Suprema para su tratamiento y decisión queda supeditada a que esta Cámara –con la integración que oportunamente se disponga- resuelva previamente el recurso de apelación que en la presente se concede”.

    Capellino fue condenado por delitos de lesa humanidad. El defensor oficial Alejandro Castelli presentó un recurso de apelación contra la sentencia de la Cámara Federal de Apelaciones, que con la misma integración, el 18 de febrero de 2020, hizo lugar “parcialmente al recurso de apelación formulado por el Ministerio Público Fiscal y las querellas” y en consecuencia revocó la absolución dictada a favor de Capellino en la sentencia de primera instancia por los hechos por los que había sido acusado y que tuvieron como víctimas a Sergio Gustavo Hennekens, Juan Alberto Osuna y Carlos José María Fernández, imponiéndole las penas de prisión perpetua e inhabilitación absoluta y perpetua.

    Asimismo, el Tribunal, se abocó a resolver el recurso extraordinario federal interpuesto también por Castelli, contra la sentencia que rechazó el recurso de apelación que presentó contra la sentencia de primera instancia y confirmó la condena de su defendido por los hechos por los que había sido acusado en perjuicio de dos víctimas: Hennekens y Pedro Miguel Sobko.

    En noviembre de 2018 el juez Federal Mario Seró condenó a Capellino por su rol como partícipe secundario por el homicidio de Sobko, mientras que lo absolvió por los de Fernández y Osuna. También lo condenó por la privación ilegal de la libertad de Hennekens y lo absolvió por los vejámenes y torturas en su contra.

     

    Doble conforme

    Castelli sostuvo que “es un derecho de su defendido, recurrir la primera condena para obtener la doble conformidad y así proteger sus garantías mínimas”. Señaló fallos de la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN) y entendió “que corresponde se designe una nueva Sala para que se aboque al recurso de apelación interpuesto y revise la sentencia dictada contra su defendido en cuanto revoca la absolución que otrora lo beneficiara y lo condena –en esta instancia- por otros hechos”.

     

    Tercera instancia

    Fiscalía recordó que “se expidió en circunstancias análogas a la presente, en los autos Appelhans” y concluyó que “corresponde declarar la admisibilidad formal del recurso de apelación interpuesto por la defensa oficial, para lo cual deberá proveerse una nueva integración de esta Cámara a fin de dar tratamiento al remedio intentado”. Sin embargo, se opuso a la procedencia del recurso extraordinario por entender que éste “no puede convertirse en una tercera instancia” de revisión de una sentencia y alegó que “la arbitrariedad que se pretende hacer valer resulta inconducente ya que el recurrente sólo se ciñe a controvertir el criterio y fundamento de este Tribunal y la decisión contiene suficiente fundamento y motivación”.

     

    AL MARGEN

    En la resolución de la Cámara se dispuso que “dada la voluminosidad de estas actuaciones (19 cuerpos, legajos de prueba de cada una de las víctimas y demás documental –reservada en Secretaría-), la aludida elevación a la CSJN quedará supeditada al previo tratamiento y resolución que esta Cámara –con la integración que oportunamente se disponga- efectúe del recurso de apelación que en la presente también se concede en relación al imputado en autos”.

     

    Lo más leído