21.7 C
Paraná
miércoles, agosto 5, 2020
  • Policiales
  • Nosotros
Más

    Continuará en prisión el sospechoso del femicidio de Fátima Acevedo

    La jueza Elisa Zilli resolvió este miercoles hacer lugar a los pedidos de Fiscalía y querella y dispuso la prórroga de la prisión preventiva en la Unidad Penal Nº 1 de Paraná, de Jorge Nicolás Martínez, principal sospechoso del femicidio de Fátima Acevedo. La medida será por 60 días o hasta la audiencia de remisión a juicio, priorizándose lo que ocurra primero. La defensa pidió la morigeración por el arresto domiciliario. Se sostuvo que siguen vigentes los riesgos procesales.

    Redaccion EL DIARIO

    [email protected]

    Jorge Nicolás Marínez, alias Nico, de 35 años, empleado público en el Hospital San Martín, permanecerá 30 días más con prisión preventiva en la Unidad Penal N°1 de Paraná mientras se termina de sustanciar la investigación para determinar qué responsabilidad le cabría en el femicidio de Fátima Florencia Belén Acevedo, de 25 años, cuya desaparición se informó oficialmente el 2 de marzo. La jueza de Garantías de Paraná, Elisa Zilli, resolvió ayer hacer lugar al pedido del fiscal, Leandro Dato, y de la querellante particular, Alejandra Pérez, rechazando el pedido de morigeración de la medida de coerción por el arresto domiciliario, que realizó el defensor público, Jorge Sueldo.

    A Martínez se le atribuyen tres hechos cometidos en contexto de violencia de género: el primero, ocurrido presumiblemente el 31 de enero de 2020 en calle Hernandarias, pasando Soldado Bordón, cuando Martínez, según la acusación, mientras mantenía una relación de convivencia determinada por la violencia psicológica y sexual, intentó arrojarle acido muriático en el rostro a Acevedo, no logrando su cometido por cuestiones ajenas a su voluntad; además y sin poder precisar el día afiló una cuchilla delante de ella. El segundo es haber intentado utilizar la tarjeta de débito de Acevedo, a sabiendas que era buscada a partir de su desaparición, e incluso intentó obtener un préstamo a nombre de la víctima. Fiscalía sostiene que intentó los movimientos bancarios sabiendo que la mujer estaba muerta porque él la había matado.

    La causa se sustancia ahora bajo la calificación legal de Homicidio agravado por tratarse de una ex pareja y por haberse perpetrado en un contexto de violencia de género-femicidio, Amenazas, Lesiones graves agravadas en grado de tentativa y Tentativa de Defraudación o Estafa, todos en concurso real. Los dos últimos hechos atribuidos a Martínez le fueron imputados cuando aún no se sabía que la joven era una víctima más de femicidio.

    El jueves 19 de marzo, en una nueva audiencia, el Ministerio Público Fiscal (MPF) reformuló el hecho que se le imputó a Martínez. Según el nuevo relato, Martínez, “el 1 de marzo de 2020 en horas de la mañana, mediante engaños y la promesa falsa de comprarle un aparato de telefonía celular logró que su ex pareja Fátima Florencia Belén Acevedo –y madre de su hijo de 3 años- concurriera al domicilio sito en calle Hernandarias al final y Soldado Bordón de Paraná, donde habían convivido con anterioridad. Estando allí, en el horario comprendido entre las 15.25 y las 17 se dirigieron hasta la zona de un aljibe ubicada a 800 metros de la vivienda antes mencionada. En las proximidades de ese lugar, le ocasionó la muerte por asfixia mecánica por estrangulación a mano y sofocación, arrojando el cuerpo de Fátima en el aljibe, donde fuera encontrado el 8 de marzo de 2020 en horas de la mañana. Todo ello en un contexto de violencia de género preexistente caracterizado por agresiones psicológicas y físicas, como así también con medidas de prohibición y acercamiento vigentes”.

    Para ambas acusaciones aún se mantienen vigentes los riesgos procesales de peligro de fuga y entorpecimiento de la investigación. Los fundaron en la actitud posterior al hecho, principalmente en que no colaboró con la búsqueda de quien era su ex pareja y madre de su hijo. Fiscalía señaló que Martínez prestó “cero colaboración” porque la había matado. También destacó que con el claro objetivo de desviar su responsabilidad en el femicidio le envió un mensaje de texto a una amiga de Acevedo, ambas mujeres se conocieron en un refugio municipal para mujeres en situación de violencia de género, desde un número desconocido para la destinataria, pero el detalle que se destacó fue que el texto estaba guardado en el block de notas del celular de Martínez, que no pudo explicar el porqué de la situación.

    La defensa se opuso a los pedidos de la contraparte y sostuvo que no hay fundamentos para sostener que Martínez, en arresto domiciliario, podría entorpecer la investigación. Asimismo, sostuvo que si como dice Fiscalía, es el autor del femicidio, porqué no se fugó añadiendo que si no lo hizo antes, no lo hará ahora. Sueldo también enfatizó que Fiscalía sostiene que acumuló una importante evidencia de cargo, señalando que lo pudo hacer porque no hubo ningún intento de impedirlo, ni por parte de Martínez ni de sus padres.

    Caso Fátima Acevedo: Martínez seguirá detenido en la Unidad Penal

    Lo más leído