Cultura, Entre Ríos, Galería, Home, La Provincia, Paraná, Show, Sociedad

Guillermo Pesoa e Impostores, juntos en La Vieja Usina

Referente de la escena nacional, Guillermo Pesoa se presenta esta noche junto a su trío en un recital que comenzará a las 21 y tendrá como invitada a la banda local Impostores.

 

Integrante de un proyecto considerado clave en el rock y la música popular de los 90, la Pequeña Orquesta Reincidentes –a la que acompañó hasta 2008, cuando la agrupación se disolvió-, Guillermo Pesoa es un jugador reconocido en la escena de la música nacional contemporánea. antes de su presentación este viernes a las 21 en La Vieja Usina, fue entrevistado por EL DIARIO.

En la charla, el músico –que esta noche estará acompañado por su banda y contará con el aporte del grupo local `Impostores´ confió “Estamos muy felices porque este viernes en Paraná nos presentamos por primera vez con el grupo, junto a Micaela Cabral en batería y Gabriel Casal Luján en bajo. Y lo más nuevo para mí es que sólo voy a tocar guitarra eléctrica, dejando al menos por ahora el piano y el acordeón que son mis instrumentos base. Hace un tiempo que estoy interesado en trabajar directamente desde la guitarra al componer. Cada instrumento te abre su propio universo sonoro y asociativo. Y en mi caso componer desde un instrumento en el que tengo menor destreza, me fuerza a resolver con menos elementos, de forma más austera, más sintética. Me interesa desde siempre la economía de recursos, que una canción tenga unas pocas ideas musicales que se desarrollan. En este caso, en formato trío, esto se agudiza más aún”.

Pesoa –que tiene a cargo el taller de composición y las clases de música para cine en la UNSaM- adelantó a EL DIARIO que este viernes interpretará un par de temas que compuso para una serie y una obra de teatro que se estrenó este año en el Teatro Nacional Cervantes. Por otro lado también trabaja en un proyecto de composición más experimental sobre la obra de la artista argentina Mirtha Dermisache, “que indagaba sobre la forma del lenguaje despojada de su significado, el lenguaje asémico, una suerte de escritura ilegible”.

¿Qué desafíos o aspiraciones te gustaría concretar o tenés pendientes en materia musical?

El deseo es poder seguir componiendo, tocando en vivo y produciendo cosas que me interesan. Estamos viviendo un momento muy complejo, muy difícil y muy triste en muchos aspectos. Pero por otro lado están pasando cosas muy buenas, hay una movilización que está viva. Y creo que la resistencia pasa por seguir haciendo cosas, juntarse, proyectar, producir, encontrarse con el otro.

En cuanto a lo musical el proyecto más inmediato es grabar un disco con este nuevo formato. La idea es aprovechar este verano para empezar a producirlo.

¿Qué bandas, grupos o artistas han despertado tu interés en los últimos años?

Es una pregunta difícil porque escucho cosas muy diferentes todo el tiempo pero digo algunas. No esperen novedades… jeje. Ultimamente volví a escuchar bastante a Nick Cave antes y después del tremendo show que dio en Buenos Aires. Una emoción muy particular. Venía escuchando bastante el último disco de Black Rebel Motorcycle Club que me gustó mucho. Escucho siempre Radiohead, Damon Albarn, David Byrne, St. Vincent, John Grant, Elliot Smith, PJ Harvey, Strokes, Leonard Cohen, Zitarrosa, Atahualpa, etc, etc. De aquí de Argentina me interesó mucho lo que fueron haciendo Los Espíritus, muy interesante el mundo estético y muy lindas canciones, Futre (Miguel López), Jubany, Malayunta, Chillan las bestias, etc. También por supuesto mis queridos Bichos, que lamentablemente no siguen tocando por ahora, y Acorazado Potemkin.

¿Cuál es tu opinión en relación al panorama actual de la industria musical en el país? ¿Pensás que los músicos jóvenes tienen más oportunidades, más puertas abiertas que cuando te tocó a vos `poner la rueda en marcha´?

En principio no puedo hablar de la industria musical en el país porque nunca formé parte, ni antes ni ahora, y por lo tanto no tengo un panorama claro.

Sí hay diferencias entre la forma en que se produce y difunde la música hoy y en la época en la que empecé a tocar. Ahora es mucho más fácil poder realizar grabaciones de buena calidad, editar y difundir digitalmente y que la música pueda estar rápidamente disponible en cualquier lugar del mundo. No se necesita mucho dinero, ni una compañía discográfica, y ni siquiera que te pasen por radio. Cambió mucho también la forma de escuchar música y muy velozmente.

Sin embargo todo esto no significa que no haya dificultades. Que la música esté disponible en internet, no significa que se esté escuchando. Hay una sobrecarga total de información y vuelve a ser difícil asomarse y hacerse conocer. Otra problema que veo es la dificultad para generar dinero para las bandas. Siempre fue complicado pero entre venta de entradas y discos se podían juntar unos pesos para los gastos más básicos de la banda. Ahora hay un desfasaje entre los precios de las entradas, cantidad de público y el precio de las demás cosas.

-Los discos siempre se han caracterizado por la presencia de invitados, de gente que arrimás ¿Por qué te interesa trabajar junto a otros colegas?

Depende bastante del momento. Hay veces que uno necesita encerrarse con la banda, hacer crecer un mundo propio, aislarse un poco. Pero siempre es muy interesante el encuentro con el otro. Hay algo que empieza a completarse y permite ver lo propio desde otra mirada. Creo que la música popular tiene que ver con lo colectivo, la colaboración y el encuentro.

-¿Qué expectativas te genera esta presentación en Paraná? ¿Recordás cuándo estuviste la vez anterior en Paraná?

Tengo muchísimas ganas de tocar, hace un año que no me presento en vivo porque estuve ocupado con varios trabajos de música original y paralelamente armando la nueva banda. Y Paraná es muy especial para mí, tengo muchos amigos y familia. La última vez vine junto a Santiago Pedroncini, compañero de Pequeña Orquesta Reincidentes, tocamos también con Impostores en una muy linda fecha y un inolvidable asado al día siguiente.

-Finalmente, ¿cuál es tu definición personal, íntima, esencial, de la palabra `música´?

Es un lugar adonde me gusta ir a buscar, a ver qué hay ahí.

Referente

Junto a Pequeña Orquesta Reincidentes, Guillermo Pesoa grabó ocho discos y se presentó en Argentina y Europa.

Como compositor, además de sus propios temas, escribe música original y bandas sonoras para teatro y cine. Algunos de sus últimos trabajos fueron para la serie Cromo (Lucía Puenzo) y los documentales Secreto a voces (Misael Bustos) y Miró, las huellas del olvido (Franca González). Realizó además, junto a P.O.R, la música la multipremiada película uruguaya Whisky y de La Salamandra, en colaboración con el galés, ex Velvet Underground, John Cale. Realiza producciones para otros músicos y como docente coordina talleres de composición y análisis musical y dicta la materia Música en el cine, en la Universidad de San Martín.

Como solista editó el cd Lunes y actualmente está presentando nuevas canciones junto a su nuevo grupo, conformado por Guillermo Pesoa (guitarra y voz), Micaela Cabral (batería), y Gabriel Casal Luján (bajo).

Con su nueva formación la banda combina el pop, el rock, el dark y el bolero, entre otros estilos. En sus temas aparecen sonidos country y un toque de psicodelia. Las influencias van desde Radiohead a Babasónicos.

Sabor local

Por su parte `Impostores´ está componiendo y estrenando este año temas nuevos y versiones de clásicos propios, e incluso algunas de otros grupos como Fucking Cabrón y Peligrosos Gorriones, al igual que canciones de otras etapas de Silvio Godoy con el toque personal que da identidad a Impostores.

Integrantes: Silvio Godoy (guitarra y voz), Gustavo Godoy (bajo), Martín Maldonado (guitarra, coros), Mundo Bellman (guitarra) Sebastián Latorre (percusión y accesorios), (Mariano Zacarías, batería).

 

Guillermo Pesoa toca con su banda este viernes. Abre la noche Impostores.