Sociedad

Embarazo adolescente: el 80 % no lo planeó y desconoce los métodos anticonceptivos

Inquietantes datos de una encuesta realizada en varios países de América Latina.

Los y las adolescentes no hablan de sexualidad con los médicos. Tampoco conocen la totalidad de los métodos anticonceptivos que existen y que pueden pedirlos en cualquier centro de salud gratis, sin necesidad de ir con sus padres. Se pasan datos entre ellos o buscan por Internet.

La importancia de la Educación Sexual Integral en las escuelas es otro factor de desigualdad entre los alumnos que la reciben y los que no. Es el tema del XX Congreso Internacional de la Sociedad Argentina de Ginecología Infanto Juvenil que se hace por estos días en Buenos Aires. También se presentó la encuesta “Hábitos sexuales y uso de anticonceptivos”.

Las estadísticas dicen que casi 3 de cada 4 embarazos adolescentes en América latina y el Caribe no son buscados, y cerca de la mitad terminan en abortos. En Argentina, 109.000 adolescentes y 3.000 niñas menores de 15 años tienen un hijo o hija cada año, lo que representa el 15% de los nacimientos anuales.

Otro dato es el desconocimiento de los métodos anticonceptivos reversibles de larga duración (LARCS por sus siglas en inglés), que son el implante subdérmico y el DIU (dispositivo intrauterino).

Los preservativos y los anticonceptivos orales son los dos métodos más utilizados por las mujeres jóvenes en la Argentina (76% y 47%, respectivamente).

“Sabemos que en el país el 78 por ciento de los embarazos en la adolescencia no son intencionales, por eso debemos trabajar en prevención con mucha educación. La encuesta nos marca que los adolescentes no hablan de esto con los médicos”, dice Marisa Labovsky, presidenta de la SAGIJ (Sociedad Argentina de Ginecología Infanto Juvenil).

Sandra Magirena. Miembro de SAGIJ, repitió lo de la lejanía entre médicos y adolescentes: “No somos los referentes, debemos acercanos a ellos y también a su lenguaje digital”. Para Gabriela Kosoy. presidenta de AMADA, “en los hospitales hay muchas barreras para que los chicos nos encuentren, eso también hay que modificarlo”.