16.1 C
Paraná
viernes, agosto 7, 2020
  • Deportes
  • Nosotros
Más

    Handball: Los Juegos Olímpicos definen el futuro de Federico Fernández

    El bonaerense Federico Fernández, uno de los máximos referentes de Los Gladiadores, expresó sus sensaciones sobre el presente y dio cuentas de los proyectos con el seleccionado argentino de handball. Habló de su futuro y señaló que “Tokio 2021 será un parámetro para la prolongación de su carrera”.

    KEVIN RIVERO

    Un gladiador nato y absoluto. Federico Fernández, es uno de los emblemas del seleccionado nacional. Con sacrifico, creó una carrera impecable que lo llevó a posicionarse como un goleador histórico del handball argentino.

    En su trayectoria, el bonaerense formado en el club Universidad Nacional de Luján – UNLu -, dónde obtuvo cinco campeonatos de la Liga de Honor Caballeros, dos Copas Súper 4, un Nacional de Clubes, y un subcampeonato en el Centro-Sur de Clubes, además, en el exterior vistió la indumentaria del Balonmano Ciudad Encantada, de España, durante dos temporadas.

    En su espalda traslada diez años de experiencia con la camiseta albiceleste. Es uno de los protagonistas trascendentales en las conquistas de las medallas doradas en los Panamericanos de Guadalajara 2011 y Lima 2019, y fue uno de los artífices esenciales en las participaciones de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, Río de Janeiro 2016, y buscará coronarse en Tokio 2021.

    En diálogo con EL DIARIO, el extremo se refirió a su actualidad en el marco de la pandemia y manifestó las expectativas que ostenta en relación a las futuras competencias.

    CONSECUENCIAS DE LA CUARENTENA

    El jugador de 30 años, detalló el panorama que atraviesa debido a las demandas sanitarias por el coronavirus: “Esta situación es muy complicada. Después de prepararme tanto tiempo para los Juegos Olímpicos y a los diferentes compromisos que tenía con el club, sin previo aviso, se paró la rutina. Para los deportistas de alto rendimiento es dificultoso, ya que más allá de ejercitar con algunos elementos desde nuestras casas, jamás se comparará a las posibilidades que existen de llevar adelante un entrenamiento en el gimnasio o en una cancha”.

    Asimismo, hizo alusión a la relevancia que tiene la parte mental en esta etapa: “Después de trabajar mucho tiempo con el foco puesto en un objetivo enorme como lo es un Juego Olímpico y que lo posterguen un año, en la cabeza puede pesar en contra. En este momento, me preocupa que tengamos que comenzar desde cero. Los ciclos olímpicos tienen un proceso de cuatro años, planificas hasta el mínimo detalle para esta cita y, en ocasiones, otros deportistas se preparan toda su vida para algunos segundos, minutos o una semana, y sufrir un párate de cinco meses que te modifica los papeles, provoca dolor”.

    UN CALENDARIO CARGADO

    Los Gladiadores ya piensan en lo venidero y arrancan a tomar nota en vistas a la organización del certamen ecuménico y prevén una temporada henchida de competencias, teniendo en cuenta que, entre el 14 y el 31 de enero del próximo año, se llevará a cabo el Mundial en Egipto. En relación a esto, Fede declaró: “El 2021 será muy difícil, porque tendremos muchos torneos. Sinceramente, celebro que la Copa del Mundo se desarrolle a esa altura del calendario porque será un buen termómetro para conocer a los rivales y medirnos en la previa de Tokio, para detectar nuestras virtudes y falencias de cara a los demás desafíos”.

    REFERENCIA

    Sin lugar a dudas, Fernández se ganó un lugar preeminente en la consideración del representativo que no paró de crecer en la última década. Con la ropa celeste y blanca, obtuvo las preseas doradas en los Panamericanos de Guadalajara 2011 y Lima 2019; compitió en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y Río de Janeiro 2016; y jugó los Mundiales de Croacia 2009, Suecia 2011, España 2013, Qatar 2015, Francia 2017 y, Alemania y Dinamarca 2019. Un recorrido intachable que junto a sus goles, quedarán en la memoria de todos los argentinos. “Cuando empecé a jugar, jamás me imaginé que iba a tener la posibilidad de vivir desde adentro todos estos torneos. Es una retribución al esfuerzo que hice toda mi vida y a las intenciones que tengo de seguir en crecimiento día a día para estar vinculado a la Selección Argentina”, indicó el bonaerense.

    “Está bueno que la gente me reconozca como un jugador importante de la historia del handball argentino, es gratificante. Pero, no me detengo a analizar estas cuestiones. Me focalizo en prepararme constantemente para que mi participación sume para el equipo, tanto en la UNLu, como en la Selección Argentina. Este reconocimiento se fue dando a base de trabajo y al desempeño que tuve en las competencias que me tocó luchar”, sostuvo, y agregó: “Nunca busqué, ni miré de reojo estar entre los artilleros de la historia de la disciplina. Simplemente, es un mimo al sacrificio y a la constancia que realicé en el transcurso de mi carrera”.

    PROGRESO NOTABLE

    “La disciplina creció muchísimo en los últimos años en Argentina. Aún, queda mucho camino por recorrer y se trabajan seriamente con el propósito de impulsarlos hacia arriba. Varios aspectos podrían ser mejores, empero, estamos en un país, en el cual la política deportiva nunca fue buena”, definió Fernández sobre el avance del hándbol nacional, y puntualizó: “La aparición del ENARD – Ente Nacional de Alto Rendimiento – fue un salto de calidad para el deporte argentino, porque anteriormente el apoyo era casi totalmente nulo. Este surgimiento fue un punto de partida y sirvió para que despegue la Confederación Argentina de Handball”.

    FUTURO

    Para concluir, el extremo izquierdo deslizó los objetivos a corto plazo que caminan en su cerebro: “Anhelo estar en el plantel que viajará a los Juegos Olímpicos y, si esto se cumple, me propondré hacer lo posible para clasificar a la segunda ronda. En este momento, solamente pensarlo me motiva a entrenarme para disfrutar otra vez una experiencia espectacular”. Sin embargo, ¿será la última contienda? “Después de Tokio, no sé qué deparará mi futuro y analizaré si sigo jugando en la Selección Argentina o doy un paso al costado. Tengo un proyecto familiar en el cual comercializamos ropa y me demanda mucho tiempo, por lo tanto, es complicado afrontar las dos tareas”, concretó.

    Lo más leído