15.9 C
Paraná
martes, agosto 11, 2020
  • Paraná
  • Nosotros
Más

    Desde este lunes, retención de servicios en Centros de Salud

    Desde los centros de Salud que dependen del municipio paranaense llegó a las autoridades un detalle de los reclamos que llevan a los trabajadores a realizar hoy lunes asambleas de dos horas por turno. 

     

    Redacción EL DIARIO / [email protected]

     

    Este lunes las medidas comienzan a través de asambleas con retención de servicios de dos horas por turno. El horario lo decidirán los trabajadores de cada centro, puede ser por ejemplo, de 7 a 9 o de 11 a 13 y luego por la tarde.

    La situación se presentará en los cinco centros que funcionan en distintos puntos de la ciudad: el Centro de Salud San Martín, en la zona del Volcadero; el de La Toma; en la zona del Paracao, el Centro Kentenich; hacia la zona este, barrio Santa Lucía, el Centro “Papa Francisco”, y en la zona del Paraná V, el Centro de Salud Illia.

    “Nos habíamos reunido con la secretaria de Salud, Micaela Rey, para hacerle de saber la situación de los centros. También hemos estado con el secretario de Gobierno, Santiago Halle; charlamos con la subsecretaria, Juliana Robledo; la semana pasada elevamos una nota con las necesidades y llegó el momento en que los compañeros ante la falta de respuesta, decidieron realizar asambleas”, informó a EL DIARIO, la secretaria general interna de ATE, Liliana Caraballo.

    La misma dirigente explicó que tras haber hecho público el anuncio de las medidas de fuerza, Robledo se comunicó para adelantar que los primeros días de la semana próxima definirán la fecha en que será recibida la representación gremial para ver qué se puede ir solucionando.

    “Nosotros necesitamos avanzar en algunas cuestiones, saber en qué tiempo se van a dar las respuestas a los reclamos que vienen haciendo los centros de salud”, explicó antes de comentar que “en estos momentos en que los compañeros están tan expuestos, no hay elementos de protección en el marco de la pandemia”. Indicó que “se había asegurado que se dotaría de termómetros infrarrojos a todos los centros y hay algunos que todavía no lo tienen. El pago del módulo por exposición (al Covid) que cobraron hasta el mes de mayo, en junio no se pagó”. Son $4.500 que la Municipalidad otorgó a las áreas que trabajan en contacto directo con la población. “Los compañeros están expuestos, salen a los barrios más carenciados a vacunar” subrayó al dar cuenta que “en estos momentos, las exigencias se duplican y los trabajadores cumplen, pero el reconocimiento se demora”.

    Pero además, los trabajadores de este sector reclaman la intervención de la Subsecretaría de Salud para acceder al pago del bono por $ 20.000 que dispuso el Ministerio de Salud de la Nación a pagar en cuatro cuotas de $5000. “Los compañeros de los centros de Paraná no lo perciben y cómo la Subsecretaria no los va a gestionar”, planteó la dirigente a EL DIARIO.

    Otro de los reclamos es la estabilidad laboral del personal de Salud. Es que a partir del conflicto con los contratados que se generó en el traspaso de mando, “muchos trabajadores conservaron el lugar pero pasaron a la condición de monotributistas, por lo cual no reciben el pago de esos módulos, tampoco del aguinaldo”. Por lo tanto, con fuerza se reclama el pase a planta de los trabajadores de Salud de la Municipalidad.

    Recordó que “se había dicho que cuando terminara la vigencia de la ley de Emergencia (en el Municipio), lo que ocurrió el 30 de junio, iban a ir pasando nuevamente a la situación de revista que tenían. Le recordamos el compromiso porque empieza a pasar el tiempo y los compañeros siguen sin estabilidad”.

    Otro reclamo tiene su origen en la falta de medicamentos. “No hay” aseguró y “no hay partidas para comprar. Esto es así”, remarcó.

    El sector también quiere participar en la elaboración de la orgánica para los centros de Salud donde actualmente se nombra el director y no hay reconocimiento de más cargos. “La orgánica en educación y salud deben ser los pilares”, sostuvo Caraballo.

    Otro asunto es la licencia profiláctica que no se está otorgando, informó, y por otro lado, está pendiente la contestación a una propuesta para trabajar organizados por turnos de 15 días, de modo que en caso de haber un contagio, no se resienta el funcionamiento del centro, que debería dejar de atender directamente. “Están todos expuestos”, dijo y recordó una reunión con Halle en la que el funcionario les había solicitado que formularan una propuesta en ese sentido que no resintiera el servicio. “Los centros de Salud presentaron ese proyecto y no le han contestado todavía, a pesar de que es algo lógico que ya debería haber salido”, opinó.

    CONFIRMACIÓN. Caraballo ratificó que las medidas de fuerza comenzarán el lunes. “Es feo llegar a tomar las medidas, pero se tuvo que adoptar esta determinación para que nos convocaran”.

    En virtud de los feriados de esta semana, los centros volverán a atender el lunes, cuando probablemente más de un vecino al acudir a alguna de estas cinco instituciones sanitarias encuentre resentida la atención. “Lamentablemente se van a sorprender con la medida. La gente va a ir y si coincide con el horario de la asamblea no va a poder ser atendido, va a tener que esperar. Es toda una molestia –admitió- pero, lamentablemente hay que llegar a esta situación para que den respuestas”.

    Comentó que al igual que los jardines maternales, los centros son “áreas muy sensibles”, y cuando se toma una medida de fuerza “es feísimo por el impacto que tienen, pero de otra manera no hay soluciones. Los compañeros lo piensan mucho, antes de adoptar medidas. Pero luego de seis meses, consideran que es momento que nos empiecen a escuchar”, concluyó.

     

    Lo más leído