21.1 C
Paraná
lunes, agosto 3, 2020
  • Deportes
  • Nosotros
Más

    Lazcano, en diálogo con EL DIARIO: “Ya tengo la mente puesta en Tokio 2021”

    La cordobesa Julieta Lazcano, capitana de Las Panteras, habló de su rol de líder en el marco de la pandemia y expresó sus sensaciones con la vista puesta en los Juegos Olímpicos. Brindó sus impresiones sobre la experiencia en el suelo polaco y manifestó que “todavía no clarificó su futuro con un club”.

    KEVIN RIVERO

    En la última década, la Selección Argentina Femenina tomó un protagonismo inconmensurable en el voleibol mundial. En este sentido, Julieta Lazcano se ganó un lugar preeminente en este proceso.

    En su trayectoria, la cordobesa surgida en Poeta Lugones – de su tierra natal -, dejó su huella en la provincia que lo vio crecer y deslumbró en los diferentes escenarios de la Liga Argentina. Además, ostenta un historial descomunal en el exterior, tras competir en Italia, Francia – durante siete temporadas -, Brasil y su reciente capítulo en el Radomka Radom, de Polonia.

    En su dilatado ciclo vistiendo la camiseta celeste y blanca, conformó los seleccionados argentinos a nivel formativo, y con el plantel mayor, defendió los colores en los Campeonatos Mundiales de Italia 2014 y Japón 2018, y las Copas del Mundo de 2015 y 2019, también llevadas a cabo en territorio nipón. Fue una artista crucial en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, y en el hito histórico en los Panamericanos de Lima 2019, al haberse colgado la medalla de bronce.

    En diálogo con EL DIARIO, la central se refirió a su actualidad – momentáneamente en Córdoba – y los proyectos que se avecinan con el representativo nacional.

    EN TIEMPOS DE CUARENTENA

    “La motivación en este periodo es una de las cosas más difíciles, ya que en este momento cuesta muchísimo, teniendo en cuenta que, tenemos la competencia y los objetivos muy lejanos. Sin embargo, estar conscientes que estamos clasificadas a los Juegos Olímpicos, es un hecho que nos impulsa a seguir adelante”, dijo la jugadora de 29 años, sobre cómo sobrelleva esta faceta adversa. Asimismo, hizo alusión al panorama que afronta el plantel de Las Panteras: “Es algo muy personal. En el principio, estarán los objetivos propios de cada una de las chicas, en vistas a lo venidero en los respectivos equipos, porque es lo primero que seguirá después de esta etapa. En esta situación enfatizamos en trabajar cada una desde el sitio que nos ubiquemos para mantenernos bien, con el propósito de llegar de la mejor manera a Tokio”.

    ¿UNA AVENTURA NEGATIVA?

    El calendario deportivo se vio obligado a concluir por las consecuencias sanitarias que demandó el coronavirus. Con la cabeza fría, la bloqueadora analizó y sintetizó su paso por el Radomka Radom, de Polonia: “Fue una experiencia difícil porque mi comienzo en el club se complicó. Algunos días previos a viajar hacia Europa, empecé a notar que sufrí mucho desgaste físico en las últimas competencias con la Selección Argentina. Tenía un gran dolor en la rodilla, me preocupó bastante y necesitaba bajar el ritmo. Sin embargo, debido a cuestiones contractuales, tuve que emigrar de igual manera y, más allá de estas necesidades, acordamos con la institución que prosiga mi nexo con el equipo. Se volvió una decisión compleja porque estuve peleando contra las lesiones en el resto de la temporada”. En este contexto, deslizó su punto de vista acerca de la liga polaca: “Es un gran campeonato, pero me esperaba un certamen de mayor nivel en comparación al torneo brasileño, que fue dónde me sentí mejor. No estoy segura de arrepentirme de este paso, pero fue un cambio drástico”.

    RUMBO A TOKIO 2021

    En tanto, Juli brindó su parecer respecto a la postergación de los Juegos Olímpicos: “Me pareció una razón lógica y nadie estuvo descontenta o disconforme. Cuando se comenzaron a mostrar las características del contagio de esta enfermedad, no dudamos que había que priorizar la salud de la sociedad y los deportistas. Se entiende correctamente la determinación y lo aceptamos”. La prolongación de la cita máxima dejó doce meses por delante y el aspecto psicológico será un punto fundamental a controlar para no perder el foco. “La mente y el cuerpo, están puestos en Tokio 2021. En este momento, trato y apunto a recuperarme de todas las molestias físicas que rondaron en mí, en estos meses que transité en el Hemisferio Norte. Continuamente hago tratamientos con el kinesiólogo y constantemente realizo trabajos en el gimnasio para mejorar”, señaló.

    Casi quince años de recorrido en las diferentes canchas del mundo, respaldan un recorrido intachable de Lazcano. Sin embargo, la incertidumbre se posiciona en esta circunstancia de este trance de cara a la cita ecuménica y detalló como avizora la continuidad de su carrera: “Quiero esperar cómo evoluciona el estado del coronavirus. Igualmente, ya tomé la decisión que por el momento no iré a Europa y todavía no definí un vínculo con un nuevo club”.

    EL VOLEIBOL FEMENINO

    Indudablemente, el seleccionado argentino femenino se transformó en un participe esencial en los distintos desafíos que convocan su participación. En este marco, la jugadora de 190 centímetros de altura, elucubró y declaró refiriéndose al progreso de la rama en la disciplina: “Hubo un gran crecimiento en el nivel de los seleccionados. Todavía falta dar un salto de calidad respecto a la liga femenina en  las categorías que actúan como base y el desarrollo de las entidades en el país. Estamos en buen camino, pero resta trabajar arduamente y se visibilizan muchos aspectos que anteriormente no se hablaban, y según mi punto de vista es un buen paso para que arranquen a mejorar estos asuntos. Espero que podamos ver los resultados paulatinamente y sean concretos”.

    Por otro lado, puntualizó sobre las cuestiones que le gustarían que hagan hincapié desde la Federación del Voleibol Argentino: “Pienso que, tanto en Argentina, como en el resto del planeta, hay que cambiar la mentalidad en la consideración de las mujeres en el ambiente deportivo. El deporte no se tendría que desarrollar específicamente para hombres o mujeres, sino que todas las personas, gocen de un sustento igualitario para el desempeño en una misma línea. Dejando de lado la parte salarial, en la estructura deberían existir las mismas condiciones de trabajo, un lugar adecuado y un apoyo para las clubes y selecciones”.

    Lo más leído