El británico se llevó la victoria en el segundo Gran Premio tras la vuelta de la categoría más importante del automovilismo en el mundo. Al ganador lo escoltaron Valtteri Bottas y Max Verstappen. El próximo fin de semana la F1 correrá en Hungría.

El séxtuple campeón de la Fórmula 1, el británico Lewis Hamilton, ganó el Gran Premio de Estiria en Austria, correspondiente a la segunda fecha del Campeonato Mundial 2020, en la que Ferrari tuvo una rápida despedida por una colisión entre sus pilotos, el monesgasco Charles Leclerc y el alemán Sebastian Vettel, durante la primera vuelta.

La victoria de Hamilton confirmó el dominio de la escudería Mercedes después del éxito obtenido en la carrera inaugural hace una semana por su otro volante, el finlandés Valtteri Bottas, que ayer terminó segundo y mantuvo su liderazgo en la clasificación general de pilotos.

El joven neerlandés Max Verstappen (Red Bull), que el domingo pasado había abandonado en el mismo circuito austríaco, cerró el podio de la carrera tras partir como escolta en la grilla de salida.

Hamilton, de 35 años, promedió un tiempo de 1:22:50.683 para cubrir las 71 vueltas sobre el circuito Red Bull Ring, donde ganó por segunda vez en su carrera tras la victoria alcanzada en el Gran Premio de Austria 2016.

El piloto oriundo de la ciudad de Stevenage, al norte de Londres, llegó así a su victoria número 85 en el historial de la Fórmula 1 y quedó a sólo seis del máximo ganador, el alemán Michael Schumacher, al que también podría alcanzar esta temporada en el récord de títulos (7) en caso de coronarse como ocurrió en los últimos cinco años.

La escudería alemana Mercedes, ganadora de la Copa de Constructores las últimas seis campañas, se anotó las dos primeras victorias de este año con el plus de que una de sus principales adversarios, Ferrari, tuvo una segunda fecha decepcionante.

Es que Leclerc -segundo en el GP del domingo pasado- y Vettel se vieron obligados a abandonar tras golpear sus coches en la primera vuelta por una maniobra imprudente del primero en la tercera curva.

El tercer y último abandono de la carrera lo protagonizó el francés Esteban Ocon (Renault) en el giro 25.

La siguiente carrera de Fórmula 1 será el Gran Premio de Hungría, el próximo fin de semana a puertas cerradas en el trazado de Hungaroring, en las afueras de Budapest.