10 C
Paraná
martes, agosto 11, 2020
  • Policiales
  • Nosotros
Más

    Le denegaron la domiciliaria que pidió por la pandemia

    A la solicitud la realizó una mujer que está presa por el delito de narcotráfico. La fundamentó en que teme que sus tres hijos menores, al cuidado de otra hija mayor, puedan contagiarse del virus Covid-19. El miércoles 8 recibió un nuevo revés: no se hizo lugar a la apelación y se confirmó la sentencia que rechazó in limine el primer pedido.

     

    REDACCIÓN EL DIARIO / [email protected]

     

    “En efecto, y no advirtiéndose que exista un agravamiento ilegitimo por acción u omisión de parte de autoridad alguna de las condiciones en que CMR cumple su privación de libertad, la decisión venida en consulta debe ser mantenida”. Así, en Acuerdo de la Cámara Federal de Apelaciones de Paraná, integrada por Beatriz Estela Aranguren, Mateo José Busaniche y Cintia Graciela Gómez, se resolvió mantener el rechazo in limine que dictó el Juzgado Federal N° 1 de la Concepción del Uruguay respecto de la acción de habeas corpus promovida por CMR para que se le conceda el arresto domiciliario para cuidar de sus tres hijos menores.

     

    SOLOS

    En la sentencia de la Cámara se precisó que “la acción intentada por la interna CMR se fundamenta puntualmente en la situación de Covid-19. Refiere que tiene tres hijos menores de edad –de 17, 15 y 11 años- al cuidado provisorio de su hija de 20 años, y que su temor es que se contagien del virus, toda vez que no se quedan en la casa y además se encuentran solos sin su padre”. Ante este pedido, el juez Federal lo desestimó sosteniendo que lo requerido se basaba “en cuestiones extrañas a su situación de detención y resulta ser una reedición del planteo de prisión domiciliaria rechazado oportunamente…el cual se encuentra firme y confirmado por la Alzada”.

     

    TODOS

    La Cámara entendió que los argumentos del juez federal fueron pertinentes, toda vez que aquel destacó que “la situación actual de Emergencia Sanitaria declarada mediante DNU 260/2020 no sólo comprende a la peticionante en particular, sino a toda la población carcelaria, a la población general del país y al resto del mundo, situación propia de una pandemia, por lo que no puede considerarse como un cercenamiento y/o agravación ilegítima de su situación”.

     

    INVOCACIÓN

    La Alzada sostuvo que “de tal modo, no se verifica que las circunstancias alegadas por la peticionante puedan ser enmarcadas en alguno de los supuestos previstos por el artículo 3 de la Ley Nº 23.098, en particular ‘una agravación ilegítima de la forma y condiciones en que se cumple la privación de la libertad’. Es que la mera invocación del riesgo inherente a la situación sanitaria provocada por el Covid-19, de ningún modo configura por sí mismo el supuesto previsto por dicha norma”. Además, sostuvo que “por otra parte, la situación invocada respecto de sus hijos menores para lo cual peticiona su arresto domiciliario, ya ha sido materia de tratamiento reciente por parte de la judicatura, habiéndose expedido este Cuerpo –con diferente integración- en el expediente de prisión domiciliaria del 12 de junio de 2020, pronunciándose por la confirmación del auto que rechazó su pedido de prisión domiciliaria”.

     

    Lo más leído