16.1 C
Paraná
viernes, agosto 7, 2020
  • Economía
  • Sociedad
  • Nosotros
Más

    Predisposición y creatividad, ejes que ordenarán el mercado laboral

    La convicción de que la pandemia está barriendo con las estructuras tradicionales de organización empresarial empuja a pensar en si lo que estamos experimentando no es una secuencia de la película que seguirá proyectándose luego de la emergencia. Capacidades individuales, vínculos dentro de los espacios de trabajo y formas de liderazgo confluirán en la necesidad de mayor flexibilidad y sentido de la adaptación.

     

    Redacción EL DIARIO / [email protected]

     

    Hay un convencimiento general de que luego de la pandemia del Covid 19 el mundo, la economía y hasta los vínculos interpersonales asumirán formas desconocidas hasta ahora, aunque nadie se atreva a precisar a qué se refiere específicamente.

    Lo que parece claro es que, para lograr cierta eficacia, el trabajo a distancia en boga reclama otro tipo de entendimiento entre las personas y las organizaciones y nuevas formas menos verticales de ejercer el liderazgo, con una mayor integración de las capacidades y habilidades del conjunto.

    Y para los que no tienen un empleo o están pensando en buscar otros rumbos es inquietante preguntarse si la formación o la actitud terminarán abriéndole o cerrándole puertas.

    Además de asesorar empresas y dictar capacitaciones, la firma ManpowerGroup Argentina realiza estudios sostenidos sobre los cambios en la cultura del trabajo y del empresariado. La entrevista con Gustavo Aguilera, director de Talent Solution y People & Coulture, sirvió para caracterizar el impacto de la parálisis que genera la pandemia y avizorar, qué características tendrá el mundo que habitamos, cuando la emergencia sanitaria empiece a ser un mal recuerdo.

    –¿Qué desafíos planteó el confinamiento en la gestión de las empresas?

    –A raíz del brote pandémico del Covid-19 a nivel mundial, las empresas se vieron obligadas a revisar sus procesos organizacionales tradicionales para gestionar las consecuencias en sus operaciones y posteriormente en toda la cadena de valor. Muchas de ellas debieron adaptarse repentinamente al teletrabajo e implementar nuevos protocolos para seguir operando.

    Por otro lado, la emergencia del Covid-19 destacó la forma en que el liderazgo responsable y preparado es importante para reaccionar de manera rápida y competente en tiempos de crisis. Los líderes se encontraron ante la necesidad de repensar a las organizaciones en un contexto de transformación, poniendo a las personas en el centro de la escena y atentos a sus necesidades y estados de ánimo, especialmente en aquellas empresas en las que el trabajo remoto era una novedad.

    Por nuestra parte, en ManpowerGroup aplicamos el trabajo a distancia desde hace varios años, lo cual facilitó que la transición a esta modalidad se realizara sin mayores inconvenientes. Como parte de nuestro camino de transformación en el modelo de gestión, venimos realizando inversiones en cuestiones digitales de forma constante, impulsando a su vez una cultura organizacional más innovadora y flexible. Así buscamos acompañar a las nuevas demandas y a las más recientes tendencias del mercado laboral.

     

    DIÁLOGO Y CREATIVIDAD

    –¿Qué preocupaciones plantean los empresarios?  Esas consideraciones, ¿son aplicables a cualquier tipo de organización?

    –Según el estudio “El COVID-19 y el mundo del trabajo” de la OIT, se desprende de recientes estimaciones que la pérdida de horas de trabajo en la primera mitad de 2020 ha sido mayor que la prevista, lo que pone de manifiesto el empeoramiento de la situación en las últimas semanas, en particular en los países en desarrollo. Asimismo, dicho informe revela que el posible aumento del desempleo mundial durante 2020 dependerá de manera considerable de las medidas políticas que se formulen y apliquen, así como por la evolución de la pandemia en cada país.

    De todos modos, y como menciona el citado estudio, es necesario adoptar políticas integradas y a gran escala, centradas en apoyar a las empresas y al empleo; estimular la economía; proteger a los trabajadores y utilizar el diálogo social a fin de encontrar soluciones.

    En este escenario, la Volatilidad, la Incertidumbre, la Complejidad y la Ambigüedad (contexto VICA según sus siglas) dominan las relaciones de poder y la toma de decisiones de los líderes actuales. La innovación y la creatividad para resolver situaciones y tomar decisiones complejas resultan claves. Por lo tanto, el rol del líder se vuelve crucial, ya que debe reaccionar de forma rápida y competente de cara a los problemas que se interpongan.

    Según la investigación “De líderes tradicionales a líderes digitales” realizada por ManpowerGroup, las habilidades blandas como la adaptabilidad, la empatía, la flexibilidad, la comunicación y la curiosidad, entre otras características, forman el 80% de las competencias y facilitadores que requiere un líder digital, mientras que el restante 20% corresponde a competencias que se pueden mejorar e incorporar: la capacidad de liberar talento, fomentar la capacidad de aprendizaje, acelerar el rendimiento, incentivar el espíritu emprendedor y atreverse a liderar.

     

    –¿El trabajo a distancia demanda una nueva gestión de las relaciones laborales?

    –Muchas compañías a nivel mundial tuvieron que implementar el trabajo remoto. Si bien esta modalidad tiene sus ventajas, algunos de los colaboradores pueden no estar completamente preparados para desempeñarse bajo esta dinámica. En este sentido, es fundamental que las compañías establezcan una serie de medidas que aseguren que el nivel de motivación y la productividad en el trabajo se mantengan en cualquier entorno.

    Los líderes deben trabajar en conjunto con su/s equipo/s, no solo otorgándoles confianza, sino también estableciendo los procesos, responsabilidades, roles de cada uno y expectativas de tiempos de respuestas y normas de comunicación que garanticen fluidez y claridad en los intercambios. Lo ideal es abrazar las nuevas formas de trabajo que nos permitan continuar produciendo, superar las barreras físicas y desarrollar una cultura corporativa digital en la que los colaboradores puedan compartir su lado más humano. Para ello, es vital generar encuentros virtuales para escuchar y acompañar a cada uno de los integrantes de los equipos en torno a las experiencias que estuvieran atravesando, tanto aspectos positivos, obstáculos como aprendizajes sobre el contexto, ayudando a disminuir el sentimiento de aislamiento.

    En ManpowerGroup hemos desarrollado una nueva cultura de trabajo tanto hacia adentro, con nuestros colaboradores, como hacia afuera, con nuestros clientes, asociados y candidatos. Digitalizamos todos nuestros procesos de selección, reclutamiento y evaluación de candidatos a través de diversas plataformas. Además, desde Talent Solutions, la marca de ManpowerGroup que ayuda a las organizaciones a abordar sus complejas necesidades de capital humano, respondemos a consultas y realizamos capacitaciones con herramientas virtuales que resultan muy efectivas. Nuestros clientes y proveedores han comprobado que nuestra gestión basada en innovaciones tecnológicas, es efectiva y que podemos mantener nuestra operatividad y responder rápidamente de forma virtual. Estas cuestiones han sido clave en el fortalecimiento de nuestros vínculos. Si bien el contacto personal es sumamente importante, esta situación ha resaltado una cercanía inexplorada con nuestra gente, desde un lugar distinto. Por todo esto creemos que la experiencia compartida nos mejora y enriquece mutuamente.

     

    Hacia adelante

     “¿Qué lecciones deja la pandemia en cuanto a los liderazgos y la gestión de los grupos humanos?”, preguntó EL DIARIO. “El cambio de ritmo de las organizaciones frente a la crisis causada por la pandemia resaltó la importancia de agilizar los procesos de transformación digital, en los casos que sea posible implementarla”, indicó Gustavo Aguilera, vocero de ManpowerGroup Argentina. Luego añadió que “creemos que toda crisis presenta oportunidades. En este caso, ha dejado en evidencia la necesidad de apoyar el crecimiento de los líderes y, en general, desarrollar el talento de las personas, impulsarlas a aprender, adaptarse y adquirir nuevas formas de trabajo que garanticen su competitividad”. En ese sentido, evaluó que “el teletrabajo bien aplicado funciona y que esta modalidad nos permite pensar en nuevas formas de superar las barreras físicas y equilibrar aún más la vida laboral y la sostenibilidad ambiental”.

    En otro tramo de la entrevista, Aguilera indicó que “quedará probada la importancia de saber aprovechar las oportunidades que brinda la tecnología, ya que la digitalización aporta una aceleración de los procesos que se extiende a todos los niveles de la organización, y en definitiva a los resultados de la empresa”.

    Acto seguido, agregó que “sabemos que la transformación digital no es un proceso sencillo; requiere de un fuerte acompañamiento, de un compromiso desde el liderazgo corporativo que implica dejar atrás viejas formas de relacionamiento entre líderes y colaboradores dando lugar a las personas que tengan agilidad para tomar decisiones”.

    Ante una consulta de EL DIARIO, el entrevistado consideró que “esta crisis destacó la necesidad de contar con un plan de contingencia que sirva para sentar las bases necesarias para identificar los peligros potenciales que amenacen a la organización, proporcionar soluciones operativas, aumentar la capacidad de recuperación y de respuesta de la empresa con el fin de proteger sus intereses, actividades de producción y su reputación y por último reducir los riesgos y las consecuencias”.

    Fue entonces cuando expresó que “de cara a la nueva normalidad, es necesario asegurarse de un retorno seguro al trabajo para que la recuperación económica pueda ser alcanzada de forma ágil y sustentable”. En ese sentido, precisó que, “resulta de alta importancia preservar la salud y la seguridad de los colaboradores, al mismo tiempo que la estabilidad financiera”.

    Lo más leído