Entre Ríos, Galería, Home, La Provincia, Paraná, Política, Sociedad

Docente que amenazó a un senador por whatsapp cumplirá una probation

Un profesor de Paraná le envió mensajes intimidatorios a Guastavino durante el debate por el aborto.

Martín Vartorelli, docente de Química, cumplirá con normas de conducta consistentes en trabajos comunitarios no remunerados por el plazo de un año, en un total de 96 horas.

 

Néstor Belini | coordinacion@eldiario.com.ar

 

En el contexto del debate de la Ley por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito, el senador nacional por Entre Ríos, Pedro Guastavino, recibió numerosos mensajes de whatsapp en los que ciudadanos le hacían conocer su desacuerdo con el apoyo que había explicitado a favor de la norma que, entre otros objetivos, pretendía poner fin a las muertes de mujeres por abortos realizados en la clandestinidad y sin ninguna norma de sanidad.

Entre los mensajes que Gustavino recibió en su cuenta de whatsapp se encontraban los que le envió el docente paranaense Martín Vartorelli, de 42 años.

Ayer, el profesor de Química que fue imputado por el delito de Amenazas, fue beneficiado con el instituto de la Suspensión del juicio a prueba o Probation por el plazo de un año. Ofreció una “formal disculpa” al senador.

 

Contexto

Las fechas no dejaron lugar a dudas. Entre el 7 y el 8 de agosto fueron parte de las portadas de medios de comunicación, nacionales y provinciales, las declaraciones de Guastavino ante la cantidad de mensajes que recibió: “Ayer, en mi cuenta de whatsapp recibí una enorme cantidad de mensajes que, en nombre de Dios, me pedían una serie de cosas y me calificaban de manera irreproducible” explicaba el funcionario.

La frase que más se difundió fue: “Me lo pasé atajando y esquivando crucifijos de un sector de la Iglesia que, quizá, sea el mismo sector que cuando nos desaparecían o nos torturaban daba vuelta la cara”.

Los mensajes de Vartorelli ingresaron a la cuenta de whatsapp del senador el 8 de agosto, un día después de que el senador señalara el hostigamiento al que estaba siendo sometido. El 19 de octubre, tras la denuncia de Guastavino, el fiscal Juan Ramírez Montrull le formulaba la acusación por el delito de Amenazas.

 

“No vas a volver a caminar tranquilo” fue uno de los mensajes que Vartorelli le mandó al legislador peronista entrerriano.

 

Según se conoció en la audiencia que se realizó ayer ante la jueza de Garantías Nº 5 Elisa Zilli, en la imputación que llevó adelante el Ministerio Público Fiscal (MPF) se señaló que Vartorelli le envió dos mensajes “intimidantes” al celular de Guastavino el 8 de agosto.

“No vas a poder caminar por la calle” y “no vas a poder volver a caminar tranquilo” fueron los mensajes que Vartorelli envió desde su celular al del legislador del Partido Justicialista.

 

Instituto

El acceso al instituto de la Suspensión del juicio a prueba no implica la asunción de ninguna responsabilidad ni aceptación de culpabilidad en el hecho imputado. Sólo se suspende el proceso a prueba.

La suspensión conlleva, tal como la legislación lo prevé, una reparación económica a la persona señalada como víctima y el cumplimiento de normas de conducta. En el primer caso, Vartorelli, que fue representado por Carla Calcina, ofreció una “formal disculpa” al senador.

Según se explicó, se prescindió de la reparación económica en virtud del tipo de delito que se imputó. También se precisó que el senador estuvo de acuerdo y aceptó las disculpas.

Vartorelli, docente de Química en una escuela ubicada en barrio Anacleto Medina, cumplirá con normas de conducta consistentes en trabajos comunitarios no remunerados por el plazo de un año, por un total de noventa y seis horas globales. De acuerdo a la solicitud que formuló la defensora, podría cumplir con las normas en la escuela en la que dicta clases.

 

Decisiones

Vartorelli no tiene porqué dimensionar la trascendencia pública que pueden tener sus íntimas decisiones. No obstante, no es un detalle ni un dato menor, que haya decidido enviar mensajes “intimidantes” a un legislador.

Tampoco lo es el contexto en el que se realizaron: ni más ni menos que el del debate de una Ley que dividió a la sociedad. Sí es deber y obligación de los medios de comunicación informar brindando a la sociedad los insumos necesarios para que los ciudadanos puedan sacar sus propias conclusiones.

Así, en una sociedad que acaba de celebrar 35 años ininterrumpidos de vigencia del sistema democrático de gobierno, es imprescindible terminar con la violencia política, en cualquiera de sus expresiones.

Manifestar diferencias ideológicas o políticas de manera intimidante, está más que demostrado que no es el camino para aquello. Tampoco lo es fotografiar a trabajadores que pretenden hacer cumplir un derecho humano básico, como es el acceso a la información de hechos de trascendencia pública.

 

Fotos

Martín Vartorelli (junto a su abogada defensora) tomó fotos a los periodistas presentes en la audiencia.

Vartorelli, que fue imputado del delito de amenazas, se dedicó a fotografiar a los periodistas que cubrieron la audiencia, que es oral y pública. Primero subrepticiamente y luego sin disimulo, el ahora probado sacó fotos con su celular al periodista del sitio Entre Ríos Ahora y al de EL DIARIO. Incluso, en una maniobra torpe, cuando los trabajadores advirtieron el accionar, trató de simular que tomaba imágenes de la sala.