21.1 C
Paraná
lunes, agosto 3, 2020
  • Policiales
  • Nosotros
Más

    Condenaron con pena de prisión a acusado de golpear a su pareja

    Un joven de 25 años estará encarcelado dos años y seis meses por haber sometido a su pareja a reiteradas situaciones de violencia de género. El juez de Garantías N°2, Eduardo Ruhl, resolvió el miércoles 8 homologar el acuerdo de juicio abreviado que le presentaron las partes, un día antes. En la sentencia, lo sobreseyó, tal como fue acordado, de la acusación de obligar a su pareja a mantener relaciones sexuales con extraños a cambio de dinero y drogas, sólo para su exclusivo beneficio.

    Redacción EL DIARIO

    [email protected]

    El juez de Garantías N°2, Eduardo Ruhl, resolvió el miércoles 8 homologar el acta acuerdo de juicio abreviado que le presentaron la fiscal de la Unidad de Violencia de Género y Abuso Sexual, Fernanda Rufatti, y la defensora pública, Lucrecia Sabella, que representó al imputado

    Joel Enrique Pezoa. Así, el juez condenó a Pezoa a la pena de dos años y seis meses de prisión de ejecución efectiva por los delitos de Lesiones leves calificadas -primer, segundo y cuarto hecho- y Amenazas y Desobediencia en concurso ideal -tercer hecho- todos ellos unidos bajo las reglas de concurso real. Todos los hechos fueron consumados en infracción a la Ley Nacional de Violencia de Género N° 26.485 y Ley N° 10.058, de adhesión provincial. Asimismo, en la sentencia se dictó el sobreseimiento de Pezoa por el delito de Explotación del ejercicio de la prostitución doblemente agravado por amenazas y por ser conviviente -quinto hecho- “declarándose que el presente proceso no afecta el buen nombre y honor del que gozare”.

    En los fundamentos de la sentencia se sostuvo que en el acuerdo que consintió Pezoa, changarín y cuidacoches, más allá “de la confesión de los hechos que realiza el imputado, a los fines de la procedencia del presente procedimiento abreviado, existen evidencias y/o elementos probatorios suficientes, de los cuales surge acreditado con grado de certeza la materialidad de los hechos investigados y la autoría de Pezoa”. En este sentido se destacaron las distintas intervenciones de la Policía ante los reiterados hechos de violencia y el trabajo de abordaje y contención de la víctima que se realizó desde la Casa de la Mujer. Incluso uno de los hechos ocurrió cuando la víctima se encontraba allí, tras uno de los numerosos hechos denunciados.

    Sin embargo, en relación al hecho más grave que se le imputó a Pezoa, la fiscal no mantuvo la acusación porque, en sentido contrario a los hechos anteriores, no logró reunir los elementos probatorios. Como se sostuvo en parte de la sentencia, en una actitud de manual, la víctima denunció los hechos pero luego los negó e intentó retirar las denuncias. El juez consideró que “entienden las partes, que se encuentra agotada la investigación y no existen elementos suficientes que permitan fundar de manera razonable una solicitud de apertura de juicio, siendo procedente solicitar en esta instancia el dictado de un auto desincriminatorio; toda vez que, si bien en una de sus denuncias la víctima ha referido que su ex pareja la obligaba a mantener relaciones sexuales con hombres a cambio de dinero y/o de estupefacientes, bajo amenazas de golpearla o quitarle su hija, en la entrevista mantenida posteriormente con ésta ha sido categórica en negar que ello haya ocurrido”.

    El magistrado entendió que “se advierte que -a contrario sensu de lo que ocurre con las restantes denuncias y manifestaciones vertidas por la víctima- no surge de la presente investigación otros elementos de convicción que permitan tener por acreditados los extremos descriptos en la plataforma fáctica. En efecto, cabe señalar que los testigos entrevistados durante la tramitación de la investigación -en su mayoría, vecinos o familiares que residen en inmediaciones al domicilio de la víctima-, no han aportado ningún tipo de información vinculada con el hecho investigado”.

    Lo más leído