Reconoció hechos de violencia de género y aceptó ir a prisión

97
Joel Pezoa admitió en un juicio abreviado que fue responsable de los reiterados hechos de violencia contra quien era su pareja.

Al joven imputado, de 25 años, se le atribuyeron cinco hechos cometidos en contexto de violencia de género. En un juicio abreviado reconoció ser autor de cuatro. Por el quinto, que es más grave, Fiscalía reconoció que no logró recabar las pruebas necesarias, más allá de los dichos de la víctima. No presentó cargos y fue sobreseído.

 

Joel Enrique Pezoa, de 25 años, reconoció el martes 7 de julio en un juicio abreviado que fue responsable de los reiterado hechos de violencia que cometió contra quien era su pareja.

Al joven, que al momento de ser detenido trabajaba en una pollería y en un estacionamiento cuidando autos, se le imputaron cinco hechos cometidos en contexto de violencia de género.

Esta martes aceptó cumplir la pena de dos años y seis meses de prisión efectiva por cuatro, puesto que fue sobreseído en uno. El juez de Garantías N°3, Eduardo Ruhl, dará a conocer su veredicto hoy miércoles 8 de julio a las 12.

Sobreseimiento

Pezoa, que sólo tiene estudios primarios completos, intentó justificar su accionar en que con la víctima eran “una pareja”, pero el juez le señaló que ese tipo de manifestación podía comprometer el acuerdo al que había arribado por propia decisión.

Así, el joven reconoció cuatro de los cinco hechos que se le imputaron. Por el último, el más grave puesto que se le atribuyó haber obligado a su pareja a tener relaciones con otros hombres bajo amenaza de agredirla físicamente, a cambio de dinero y drogas exclusivamente para beneficio de Pezoa, fue sobreseído porque la fiscal de la Unidad de Violencia de Género y Abuso Sexual, Fernanda Ruffati, reconoció que no logró recabar elementos que permitieran probar la responsabilidad de Pezoa, más allá que la víctima lo aseguró, y no presentó cargos.

Así, con acuerdo de la defensora pública, Lucrecia Sabella, fue sobreseído de la acusación de Explotación del ejercicio de la prostitución agravado por mediar amenazas y ser conviviente.

Acuerdo

El juez le explicó al imputado los alcances del juicio abreviado y que era necesario que reconozca los hechos que se le imputaron. El joven fue acusado de los delitos de Lesiones leves agravadas, por el primero, segundo y cuarto hecho, y Desobediencia y Amenazas, por el tercero.

El primer hecho que reconoció cometer ocurrió el 8 de marzo de 2019 aproximadamente a las 23.45. Luego de una discusión porque “su pareja se negaba a mantener relaciones sexuales con un tercero a cambio de dinero, le efectuó un golpe en el rostro”.

Fue en un terreno de la casa de la madre de Pezoa, donde la pareja convivía en una vivienda. El segundo hecho sucedió el 1 de enero de 2020. Fiscalía, “sin poder precisar la hora pero presumiblemente en momentos de la noche”, acusó a Pezoa de insultar a su pareja y acusarla de mantener relaciones sexuales con el padrastro del imputado. El hecho ocurrió en la misma vivienda que en anterior.

El tercer hecho ocurrió el 24 de enero de 2020, cuando a las 18, Pezoa y otro joven, pasaron en moto frente a la Casa de las Mujeres, en calle Gobernador Manuel Crespo de Paraná, puesto que allí se encontraba viviendo su ex pareja, y efectuó “gestos intimidatorios hacia la misma –puntualmente, gesticuló como si disparara un arma”.

La mujer se encontraba en la vereda del lugar. Según la acusación, con dicho accionar Pezoa, al mismo tiempo, “incumplió las medidas de restricción impuestas el 4 de enero de 2020 por la jueza de Garantías N°6, Elisa Zilli, que le prohibían acercarse a cualquier lugar público y/o privado en el cual se encuentre la víctima, medidas que le fueron notificadas fehacientemente el 5 de enero de 2020 y dictadas por el plazo de noventa días”.

El cuarto hecho ocurrió el 30 de mayo de 2020 a las 8 en la casa en la que convivían. Luego de una discusión, Pezoa le propinó un golpe de puño en el rostro y la ahorcó, generando la intervención de otro hombre que estaba en la casa.