Proponen gravar a plataformas virtuales por sus ingresos

148
La iniciativa sobre cobro de impuestos a las plataformas digitales ingresó a la Cámara de Diputados.

El bloque Justicialista en Diputados ingresó un proyecto de ley para cobrar impuesto a las plataformas digitales. Lo había anticipado el presidente de la Cámara baja cuando la semana pasada fundamentó el proyecto de ley de Emergencia Solidaria.

 

En medio de la fundamentación de un incremento gradual de aportes de trabajadores y jubilados del Estado entrerriano a partir de los $ 75.00l, el diputado Ángel Giano anticipó la decisión de aumentar ingresos tributarios de sectores, que según su expresión, no están tributando como debieran. Y no dejó dudas en qué estaban pensando. “Que las plataformas digitales tributen como lo hacen en otras provincias” expresó el legislador la semana pasada, en el debate de la Emergencia solidaria en el recinto, deslizando que se iba a presentar otro proyecto con ese objetivo.

En el intento de morigerar el impacto de la decisión adoptada sobre los ingresos de trabajadores y jubilados, el legislador procuró llevar al mismo tiempo cierta tranquilidad al decir que “a medida que la Provincia incorpore ingresos extraordinarios”, el Ejecutivo dejaría de detraer esos aportes incrementados por lo menos en los dos tramos más bajos de los cuatro en que segmentó el colectivo afectado.

Y aquel anticipo se concretó. Diputadas y diputados del bloque Justicialista Frente Creer presentaron un proyecto por el que proponen incluir en el Código Tributario la alícuota especial del tres por ciento a los ingresos derivados de la comercialización de servicios de suscripción online para el acceso a toda clase de entretenimientos audiovisuales.
De convertirse en ley, la medida alcanzará a aquellos servicios que se trasmitan desde internet a televisión, computadoras, dispositivos móviles, consolas conectadas y/o plataformas tecnológicas por sujetos domiciliados, radicados o constituidos en el exterior, y se verifique la utilización o consumo de tales actividades por sujetos radicados, domiciliados o ubicados en territorio provincial.

Fue el propio Giano quien dio a conocer que con miembros de la bancada oficialista elaboraron la iniciativa, acordada con el gobernador Gustavo Bordet y el ministro de Economía, Hacienda y Finanzas, Hugo Ballay, para “poder contar con recursos extraordinarios que permitan disminuir los efectos de la Ley de Emergencia Solidaria desafectando a activos y pasivos”.

Según explicó Giano, mediante la iniciativa se pretende incorporar al Código Tributario, como rige en la provincia de Córdoba, una alícuota especial a los ingresos derivados de la comercialización de servicios de suscripción online para el acceso a toda clase de red Internet, o de cualquier adaptación o aplicación de los protocolos, plataformas o de la tecnología utilizada por internet u otra red a través de la que se presten servicios equivalentes que, por su naturaleza, estén automatizados y requieran una intervención humana mínima.

Según se detalla en el texto de la iniciativa presentada, quedan alcanzados el suministro y alojamiento de sitios informáticos y páginas web, así como cualquier otro servicio consistente en ofrecer o facilitar la presencia de empresas o particulares en una red electrónica, así como el suministro de productos digitalizados en general, incluidos, entre otros, los programas informáticos, sus modificaciones y sus actualizaciones, así como el acceso y/o la descarga de libros digitales, diseños, componentes, patrones y similares, informes, análisis financiero o datos y guías de mercado.

También, el mantenimiento a distancia, en forma automatizada, de programas y de equipos; la administración de sistemas remotos y el soporte técnico en línea; los servicios web, comprendiendo, entre otros, el almacenamiento de datos con acceso de forma remota o en línea, servicios de memoria y publicidad en línea, y los servicios de software, incluyendo, entre otros, los servicios de software prestados en Internet («software como servicio» o «SaaS») a través de descargas basadas en la nube.

Además, el gravamen alcanzaría el acceso y/o la descarga a imágenes, texto, información, video, música, juegos incluyendo los de azar. Este apartado comprende, entre otros servicios, la descarga de películas y otros contenidos audiovisuales a dispositivos conectados a Internet, la descarga en línea de juegos incluyendo aquellos con múltiples jugadores conectados de forma remota, la difusión de música, películas, apuestas o cualquier contenido digital aunque se realice a través de tecnología de streaming, la obtención de jingles, tonos de móviles y música, la visualización de noticias en línea, información sobre el tráfico y pronósticos meteorológicos -incluso a través de prestaciones satelitales-, weblogs y estadísticas de sitios web.

Incluso, la puesta a disposición de bases de datos y cualquier servicio generado automáticamente desde un ordenador, a través de Internet o de una red electrónica, en respuesta a una introducción de datos específicos efectuada por el cliente; los servicios de clubes en línea o webs de citas; el servicio brindado por blogs y revistas o periódicos en línea.

El listado de servicios para la aplicación del gravamen también incluye la provisión de servicios de Internet; la enseñanza a distancia o de test o ejercicios, realizados o corregidos de forma automatizada; la concesión, a título oneroso, del derecho a comercializar un bien o servicio en un sitio de Internet que funcione como un mercado en línea, incluyendo los servicios de subastas en línea, y la manipulación y cálculo de datos a través de Internet u otras redes electrónicas.

Giano destacó que Buenos Aires también tiene previsto el cobro de este impuesto, mientras que La Pampa está trabajando en la creación de una norma de similares características.

Ecos de las decisiones legislativas

“Para los trabajadores solidaridad es garantizar derechos. Lo demás, es mezquindad lisa y llana. Y si viene de la dirigencia política al frente del Estado es injusticia social”, manifestó la Asociación Gremial del Magisterio, que consideró un “eufemismo” la expresión emergencia solidaria con la que “hacen pagar los costos económicos de la crisis a los únicos que fuimos solidarios desde que empezó la emergencia sanitaria”, sosteniendo la educación, la salud, los comedores, la asistencia social en los barrios.

La organización docente precisó que “un 70% de lo que pretenden recaudar con esta ley saldrá de nuestros ingresos, una fenomenal transferencia de recursos de los sectores populares para que los dueños de las grandes fortunas, el capital financiero y los sectores concentrados de la economía no vean afectados un ápice sus cuantiosas ganancias”, evaluó.

Agmer repudió la aprobación de la ley por la que trabajadores y trabajadoras “serán arrojados a la pobreza aun teniendo empleo”.

En tanto, la Mesa Entrerriana Néstor Kirchner compartió la “profunda preocupación por la reciente aprobación de la Ley de Emergencia Solidaria de Entre Ríos, con la que alrededor de 1.500 millones de pesos serán garantizados vía aumento de aportes personales de trabajadores y jubilados provinciales”.

Consideró positivo “el mayor alcance impositivo a droguerías, entidades financieras y propietarios de la tierra con porciones superiores a las 1000 hectáreas” que estipula la norma, pero insistió en que, sabemos que “no es un principio de justicia social ni distributivo que el bolsillo de las familias trabajadoras entrerrianas tenga que enfrentar una crisis”.

La Mesa se pronunció a favor de “generar los recursos que nuestro contexto demanda a través de las grandes fortunas que tiene nuestra provincia”.

En “esta coyuntura inenarrable que ha provocado la pandemia del Covid 19, sentimos la imperiosa convicción militante de no naturalizar medidas que ajusten a trabajadores y jubilados de nuestra provincia. Junto con diversos espacios políticos y gremiales llamamos a la reflexión dirigencial y al debate sano y democrático que este tipo de medidas tiene que tener con los diversos sectores involucrados”, se instó.