19.4 C
Paraná
sábado, agosto 8, 2020
  • Nosotros
Más

    “La independencia es lo más valioso”

    Reflexionar acerca de la  independencia y la libertad del país en este contexto de confinamiento puede resultar un tanto paradójico. Felipe Pigna nos acompaña a revisar la historia argentina desde 1815 haciendo hincapié en las oportunidades históricas de nuestra provincia y analizando las posibilidades que tenemos para  la construcción de un estado que se pronunció federal desde el inicio pero que olvidó serlo en el camino.

    –Entre Ríos y otras  provincias no enviaron diputados al congreso de Tucumán por las disputas en torno al centralismo porteño y al modelo unitario que se estaba proyectando desde allí. ¿Cuáles eran las disputas políticas que ocurrían en ese entonces en las provincias del centro del país?

    –Las provincias que estaban bajo la hegemonía de Artigas entendían que no estaban dadas las condiciones para enviar diputados al congreso de Tucumán, habían sido secuestrados los diputados de Santa Fe, habían ido a conversar con Álvarez Thomas y se creyó que no estaban las garantías para el tratamiento de los temas prioritarios para el Protectorado de los Pueblos Libres que hegemonizaba en ese momento José Gervasio Artigas.

    Por eso se hace el congreso de 1815, que fue pionero, que declara la independencia, que se  proclama por la república, adopta la bandera nacional con la franja roja.

    Ahí Entre Ríos tuvo un lugar importante y en general, toda la zona del protectorado da una lección de federalismo, de democracia “bárbara”, como se decía.

    Hoy en día se debate si no hubiera sido mejor enviar diputados y sentar un precedente federal en Tucumán, esto aún es tema de debate entre los historiadores.

    Fue completamente entendible por la falta de garantías pero hoy se plantea que hubiera sido interesante contar con un bloque verdaderamente federal en el congreso de Tucumán.

    –Es imposible analizar la historia a partir de supuestos pero apelando un poco a la creatividad y otro poco  a la importancia del personaje, ¿qué considera que hubiera sido de nuestro país si se concretaba el proyecto artiguista y cómo hubiera quedado posicionada Entre Ríos en ese contexto hipotético?

    –Uno se puede imaginar que el país hubiera sido otro, mucho más equilibrado en términos de economías regionales. El modelo era el que se estaba empezando a implementar en Estados Unidos, un modelo federal, con un centro administrativo pero con mucha importancia de los estados.

    Es decir, en cada uno de los estados se daba  desarrollo económico local y una gran coordinación y comunicación con las producciones de carácter nacional. Creo que hubiera sido un país totalmente diferente al que tenemos hoy, de una macrocefalia, una concentración de la riqueza y población en el centro y pobreza estructural en otras.

    El país hubiera sido absolutamente distinto y el rol de Entre Ríos también, porque como provincia potencialmente rica, ganadera, agrícola hubiera tenido otro espacio en el marco de una organización federal. Si bien teóricamente somos un estado federal, se  dio una práctica unitaria sobre todo después de 1862.

    –“La independencia es la cosa más valiosa que un ser humano puede tener…” asegura en entrevistas anteriores. ¿Qué autonomías  nos falta construir como sujetos inmersos en una sociedad compleja como la nuestra?

    –La independencia puede ser leída de dos maneras, desde el estado y desde el sujeto. Esto por supuesto siempre guarda algún tipo de vinculación. Un estado independiente le brinda a sus ciudadanos otro tipo de cobertura, la posibilidad de conocer previamente las políticas, por dónde encarar los proyectos a futuro, etc

    La independencia individual es importantísima y valiosísima, es poder hacer dentro de los márgenes de la ley, de la sociabilidad lo que uno considera correcto, lo que uno crea conveniente es algo muy valioso. Una persona dependiente es una persona que está condenada a sufrir toda su vida. Lo mismo sucede con el  Estado.

    Los medios y el federalismo

    –Hoy por hoy, en el marco de la cuarentena focalizada, la mayoría de las provincias tiene “controlada” la situación de coronavirus. Sin embargo, la política y los medios de comunicación centran su atención en lo que ocurre en AMBA y CABA (en parte porque más del 80% de los casos se registra allí) A partir de esta experiencia, que seguramente nos cambiará desde muchos lugares, ¿podremos empezar a  federalizar más las decisiones de Estado y las prácticas comunicacionales?

    –Si, creo que hay una gran falta de federalismo en los medios. Los grandes canales nacionales titulan a sus noticieros  como nacionales cuando hacen puramente referencia al Área Metropolitana de Buenos Aires.

    No solamente con el tema de coronavirus sino en temas generales. Qué le puede importar  a un habitante de Paraná si está cortada la Avenida Rivadavia y sin embargo se anuncia eso como una noticia de carácter nacional.

    Y muy pocas veces aparecen las provincias con temas virtuosos, logros científicos o culturales. Generalmente aparecen con algún crimen de resonancia, alguna catástrofe climática o algún desastre. Es impresionante la ausencia  de las buenas noticias culturales, productivas, deportivas de las provincias en los llamados canales nacionales.

    Lo más leído