21.1 C
Paraná
lunes, agosto 3, 2020
  • Cultura
  • Nosotros
Más

    La Asociación Mariano Moreno relanza su concurso de cortometrajes

    En un momento de cambios debido al nuevo escenario global planteado por el Covid 19, la entidad cultural paranaense asume los desafíos que el momento plantea y adapta su dinámica a las nuevas condiciones impuestas por la pandemia. Tras reprogramar el programa previsto para celebrar su 75º aniversario, inicia hoy un ciclo de conciertos on line y acaba de presentar la cuarta edición del concurso de videos que retoma luego de un paréntesis de ocho años.

     

    Carlos Marín / [email protected]

     

    Como en tantos otros ámbitos de lo social, las implicancias de la pandemia de Covid 19 han impactado en la dinámica interna de funcionamiento de la Asociación Mariano Moreno. La institución cultural paranaense, que en 2020 celebra sus 75 años de actividad, se encuentra en un proceso de reconfiguración y de cambios en la planificación prevista para la presente temporada. Las profundas modificaciones para la actividad artística y espectáculos masivos debido a las medidas de prevención dispuestas, han llevado a los directivos de la institución a repensar los objetivos en el marco del nuevo escenario. “Una bisagra en función de los desafíos que nos está planteando este tiempo”, asegura Virginia D´Angelo – integrante de la Comisión Directiva de la entidad- que a la vez entiende que se presenta “una oportunidad muy buena” para generar procesos innovadores. Entre ellos una adecuación, que implica incorporar de modo intensivo el empleo de las tecnologías de información, las redes informáticas y las posibilidades del espacio virtual. Lo cual, acepta, resulta un desafío institucional, que los directivos de la Mariano Moreno han asumido plenamente.

    En ese sentido, ya han comenzado a delinear las primeras acciones concretas. La primera es un ciclo de conciertos on line (vía streaming) que comenzará hoy por la tarde, con la presentación del guitarrista chileno César Farías Huenuqueo, a través de un canal de Facebook.

    La segunda, que se dio a conocer durante la semana que pasó, implica retomar una convocatoria que la Asociación realizó entre 2010 y 2013, con éxito en la convocatoria y en los resultados: un concurso de cortometrajes. La invitación está abierta a mayores de edad, que tengan o no experiencia como realizadores cinematográficos. Por las posibilidades que brindan las redes de comunicación, hoy el certamen está abierto a la participación de interesados de todo el mundo.

    El objetivo –explicó D´Angelo a EL DIARIO- es incentivar la producción de piezas audiovisuales, que sinteticen un proceso de búsqueda y análisis y lo expresen de manera creativa, a través de los diferentes géneros.

    El reglamento establece que la duración de los cortometrajes tendrá un máximo de 5 minutos. Asimismo, desde la Asociación destacaron que se otorgarán premios por un valor total de 100.000 pesos y menciones especiales a criterio del jurado.

     

    NUEVAS POSIBILIDADES

    “Las circunstancias nos han llevado a tener que reiventarnos”, explica Virginia D´Angelo, quien en 2010 fue promotora decidida de la primera edición del concurso junto a Yolanda Darrieux.

    Esto ha significado comenzar a transitar de alguna manera una nueva etapa, “es como una bisagra ya que nos hemos tenido que replantearnos distintas cuestiones del funcionamiento y la dinámica de la Asociación”, remarca. De todos modos, acepta estar “feliz de haber ingresado en esta dinámica” que implica necesariamente “reaprendizaje, adaptación, flexibilidad, en un año complejo”.

    “Como integrantes de la Asociación hemos tenido que asumir lo que ocurre a nivel global para, de algún modo, tratar de incorporarnos a la ola que proponen las tecnologías de comunicación. Hemos debido realizar encuentros por videoconferencia y profundizar el conocimiento de las posibilidades de la tecnología para potenciar nuestras propuestas, lo cual, necesariamente nos abre a nuevas perspectivas”.

    Se trata, señala la investigadora y docente de “salir a estos nuevos territorios y avanzar hacia encuentro el encuentro con nuevos públicos con características muy diferentes a lo que estamos habituados”. Y cita como dos palabras que pintan este enfoque a `diversidad´ y `segmentación´.

    Ante este nuevo escenario, “nos pusimos a trabajar con un equipo que integramos con Marcela Reynoso y al que se sumó desinteresadamente Manuel Castro que nos asesoró”. En la búsqueda de alternativas “coincidimos en que sería interesante, en el marco de este desafío que enfrentamos por las medidas de aislamiento, reeditar el concurso de video”.

    Para concretarla la idea, el grupo recuperó el reglamento de convocatorias anteriores que había sido discontinuada en 2013. “Nos encontramos con algo contundente. Mucho de lo que estaba planteado allí ha quedado desactualizado, diría obsoleto, en este período de siete años, por lo cual hemos tenido que modificar bastante las bases”.

    Como ejemplo, D´Angelo cita la extensión de las producciones. En las ediciones anteriores, el tiempo que se solicitaba a los realizadores, era de 20 minutos. En esta convocatoria, el tiempo máximo de extensión es de cinco minutos.

    Hay otros aspectos que añaden interés. La integrante del equipo organizador del certamen destaca que “lo que hace ocho años implicaba contar o poder alquilar costosos equipos, actualmente la tecnología permite resolverlo con mucho menos inversión y recurso. Con un teléfono celular, incluso, puede hacerse algo maravilloso”.

     

    ADAPTACIONES NECESARIAS

    La primera edición del concurso se realizó en 2010, con el lema “Dos siglos cortos”, ya que se celebraba el Bicentenario de 1810.

    En 2011 y 2012 se continuó con otras dos ediciones de “Ríos entre cortos”, el nombre que tomó el proyecto. Una tuvo como eje al río y otra “la mujer en Entre Ríos”.

    Hoy, cuenta D´Angelo esos contenidos se encuentran en CD, un formato que en ocho años se ha tornado ya añeja, por lo cual la inquietud ahora es cómo trasladar las producciones en ese soporte, especialmente los premiados, a otros más actuales que permitan darles mayor difusión.

    Por otra parte, en las ediciones anteriores, los trabajos premiados y mencionados se daban a conocer oficialmente en el marco de una muestra en el Teatro Municipal 3 de Febrero. En esta edición la modalidad será virtual, difundiéndose los trabajos a través de redes informáticas y sitios en Internet.

    Un punto destacado en cada una de las ediciones de la convocatoria, fue el monto de los premios establecidos para los trabajos ganadores. En este caso el primero obtendrá 50 mil pesos; el segundo 30 mil; y el tercero 20 mil.

    “Creo que no se trata de un detalle menor, dado el complicado momento que estamos atravesando”, consideró la docente y añadió que asimismo está abierta la posibilidad de Menciones a trabajos destacados.

    “Todo cambio es estimulante. En mi caso siempre me motivan los desafíos: Tenemos también a un grupo de gente muy joven que nos está ayudando”, se entusiasma la organizadora. Y expresa su esperanza que “los destinatarios de este mensaje lo reciben bien y se suman al desafío”.

    En esa línea, uno de los aspectos más complejo para definir fue el tema de la convocatoria. “Se pensó en diversas propuestas, entre ellas que se investigara la historia de la Asociación por sus 75 años, también sobre Mariano Moreno, pero finalmente luego de un largo debate acordamos que era interesante plantear la relación entre cultura y naturaleza”.

    “Nos pareció que era oportuno proponer reflexionar sobre este momento en que el vínculo entre los grupos sociales con su entorno se hace diverso, complejo. De allí que nos pareció que esto podía motivar análisis, preguntas, cuestionamientos sobre el tiempo que nos toca vivir y cómo el ser humano se relaciona con la naturaleza siempre con la cultura entendida en un sentido muy amplio. Además creemos que es un planteo contemporáneo, que no perderá vigencia”, acota.

    Finalmente, “la temática es abierta y tiene la necesaria amplitud para interpelar a realizadores de cualquier punto del mundo que deseen participar con sus producciones. Veremos si el interés se traduce en la cantidad de producciones que recibamos. Por lo pronto, nos ha sorprendido ya que tenemos algunas consultas que nos han llegado desde países limítrofes”, agregó.

    La reedición del concurso y la revitalización generada por la pandemia, concluye la integrante de la Asociación, “es una oportunidad, que me parece interesantísima, marca la ocasión para generar una dinámica renovada en lo institucional que nos permita enfrentar los desafíos que nos está generando este momento y nos permite prepararnos para el mundo que vendrá, que no será el mismo que hemos conocido hasta ahora. Y estoy segura que vamos a transitar este desafío exitosamente. Esto –aclara para concluir- no implica, bajo ningún aspecto, dejar la búsqueda de la calidad, de la excelencia, de los escenarios y los espectáculos en vivo con encuentros con presencia de público, tal como se ha realizado hasta ahora. En este sentido, yo creo que esta nueva dimensión que estamos comenzado a recorrer, suma a todo lo anterior, al prestigio que ya tiene la Mariano Moreno, pero abre nuevas perspectivas y flexibiliza preparándonos para el futuro”.

    Lo más leído