10 C
Paraná
martes, agosto 11, 2020
  • Policiales
  • Nosotros
Más

    Irán a prisión acusados de matar para vengar el crimen de su padre

    El juez de Garantías N°3 de Paraná. Eduardo Ruhl, dictó la prisión preventiva de los hermanos Antonio Vladimir, Rodrigo Damián y Leonardo Ramón Gastiazoro, por el plazo de 60 días en la Unidad Penal N°1 de Paraná. Es en el contexto de la investigación que se sustancia para determinar las responsabilidades de los autores del crimen de Iván Emanuel Villalba. En la audiencia se supo que la víctima había firmado un acuerdo de juicio abreviado por el crimen de José Carlos Gastiazoro , padre de los acusados en este hecho. Los imputados enfrentan penas de prisión perpetua.

    El juez entendió que en la actual etapa de la investigación se configura el riesgo procesal de peligro de entorpecimiento de la investigación. En este sentido, hizo lugar parcialmente al pedido del fiscal Ignacio Aramberry, que había solicitado que la medida de coerción fuese por 90 días. El juez rechazó la solicitud de la defensa, que instó el arresto domiciliario. Entre sus argumentos, señaló que “ese hecho se puede volver a reiterar y poner en riesgo a personas que nada tienen que ver con esa disputa que ustedes mantienen derivada, según entiendo y aportó Fiscalía, del homicidio del señor Gastiazoro, quien fuera su padre y estaba siendo investigado y atribuido a la víctima de este caso, el señor Villalba” a lo que el fiscal agregó que “Villalba había firmado un abreviado”.

    Entre sus argumentos, el fiscal destacó el ocultamiento de las armas, que aún no fueron halladas, resaltando que una de aquellas está vinculada a dos hechos más. También señaló que con los imputados, sin la debida cautela por parte de las autoridades, se podría amedrentar a testigos, que pertenecen al mismo ámbito social. En este sentido refirió que los testimonios fueron brindados con mucho temor, y aportó que en la rueda de reconocimiento, uno de los imputados tuvo acciones “molestas” para con uno de los testigos. Aramberry precisó que queda mucha actividad probatoria programada, pericias a celulares y químicas, para incorporar evidencia al proceso.

    El fiscal refirió a un complot para terminar con la vida de alguien, en ese sentido, entendió que con la misma modalidad los imputados podrían organizarse para intentar evadir la investigación. Los hermanos están imputados de que “entre el 1 de mayo de 2020 y alrededor de las 18.30 del día 28 de junio de 2020, se pusieron de acuerdo para darle muerte a Iván Emanuel Villalba, con el objeto de vengar la muerte a manos de éste del padre de aquellos José Carlos Gastiazoro, ocurrida aquel primer día en calle Juan Bach al final de barrio Los Hornos de Paraná”.

    Para llevar adelante lo acordado, el 28 de junio, a eso de las 18.30, llegaron hasta la cancha de fútbol ubicada en barrio Mosconi Viejo de esta ciudad, más precisamente, en inmediaciones de calle Pública 543 de esta capital, donde Villalba se encontraba participando de un encuentro futbolístico junto a otras personas”. Los imputados habrían llegado al lugar en “Gol, Fiesta o Fit”, “bordó o rojo”, llevando “dos tipos de armas de fuego, una de ellas calibre 9 milímetros y la restante calibre 22 largo”.En el lugar, “los tres imputados bajaron del automóvil e inmediatamente los dos primeros de los nombrados comenzaron a efectuar disparos de arma de fuego contra Villalba, permaneciendo el tercero de ellos en apoyo de los otros dos. Con uno de los disparos, lograron derribar a la víctima, situación que fue capitalizada por uno de los agresores armados para rematarlo de un tiro en la cabeza mientras se encontraba tumbado en el piso. La conducta de efectuar disparos con dos armas de fuego fue emprendida por los imputados siéndoles indiferente que con ello colocaron en riesgo al resto de quienes se encontraban presentes en el lugar, entre ellos niños de aproximadamente cinco años de edad”.

    Lo más leído