En horas, la declaración de emergencia se convertiría en ley

237
El presidente de la Cámara de Diputados, Ángel Giano, dijo en la sesión de este miércoles que el proyecto de ley “tiene sustento en la crisis”.

Durante más de tres horas, el debate entre oficialismo y oposición en Diputados, tuvo por eje si la situación que genera la declaración de la emergencia es atribuible a la pandemia y al último gobierno del expresidente Macri o a la gestión de los últimos 16 años de gobierno justicialista. El proyecto, con modificaciones, fue aprobado por la bancada del Frente de Todos.

 

Redacción EL DIARIO / [email protected]

En la sesión que realizó la Cámara de Diputados tuvo media sanción el proyecto de ley, autoría del Ejecutivo, que declara la emergencia pública en materia económica, financiera, fiscal, sanitaria, administrativa, y previsional.

A partir de la fundamentación a cargo del propio presidente de la Cámara, el diputado Ángel Giano, se sucedieron las intervenciones de Néstor Loggio, Stefanía Cora, Mariana Farfán, y Julio Solanas, por el oficialismo; y de Gustavo Cusinato, Nicolás Mattiauda, Gracia Jaroslavsky, Manuel Troncoso, Jorge Satto, Julián Maneiro, Juan Domingo Zacarías, Esteban Vittor y Eduardo Solari, por la oposición, hasta que el jefe de la bancada del Frente de Todos, Juan Navarro, solicitó el cierre de la lista de oradores y pasar a la votación.

Asegurar el normal funcionamiento de la administración pública y en particular hacer frente a esta crisis sanitaria “histórica, inédita e inesperada” garantizando los servicios esenciales y lograr la sustentabilidad de la Caja de Jubilaciones y Pensiones fueron los dos objetivos a los que Giano vinculó el proyecto.

Aludió al “trabajo minucioso” del Poder Ejecutivo, “a través del Ministerio de Economía y la Fiscalía de Estado” para tener una “ley transitoria”, que “persigue un fin público”, como es el funcionamiento del Estado, y “excepcional” en tanto tiene un plazo de vigencia. Concretamente, hasta junio de 2021, prorrogable por 6 meses más, por decreto.

Recorrió los antecedentes de otras leyes de emergencia, para referirse al “derecho a la emergencia” que según explicó “el Estado tiene”, pero que debe ser “justo, oportuno, necesario y conveniente. Y este momento, lo es”, aseveró.

En otro momento del discurso planteó que el presupuesto 2020 “no presupuestó la pandemia” que exigió, según manifestó, un refuerzo del 100% del sistema sanitario en el que –acotó- no se registra ninguna muerte a causa del Covid; y el fortalecimiento de Desarrollo social con refuerzo a los comedores y a la ayuda en articulación con los municipios.

“El presupuesto así, prácticamente no tiene vigencia” dijo para justificar la necesidad de contar con “recursos extraordinarios”.

Otro tramo del discurso, Giano lo dedicó a hablar del fortalecimiento y sustentabilidad de la Caja a través de aportes “solidarios” tanto del personal activo como pasivo, “mientras se mantenga la emergencia”.

Explicó en otro orden, el aumento a la base imponible a las entidades financieras para que aporten Ingresos Brutos sin deducción alguna como ocurre actualmente. También habrá un aumento para las droguerías, aunque afectando –luego de una modificación en el artículo original- a las “grandes” que pasarán de tributar el 1,6 al 4%.

También se refirió a “ese 3%” que tiene una superficie mayor o igual a mil hectáreas, “muchas sociedades anónimas incluso de fuera de Entre Ríos, que tendrán un incremento en el Impuesto Inmobiliario.
Respecto de los incrementos impositivos, aclaró que en ambos casos son coparticipables a los municipios.

El presidente de la Cámara aseguró que para “el 85% (de activos y pasivos provinciales) no tiene ninguna consecuencia”; que “sólo al 15%, la mayoría funcionarias y funcionarios se les requerirá un aporte extraordinario”.

Loggio centró su discurso en críticas al gobierno de Macri y aludió a la voluntad del Gobernador de ordenar el gasto. Respecto del proyecto sostuvo que “necesitamos un esfuerzo de los que más podemos” y argumentó en pos de un sistema de recaudación fiscal donde aporten los que más tienen”.
Si bien aclaró que le disgustaba pedir un esfuerzo a los trabajadores, marcó que la situación es complicada y “el esfuerzo hay que hacerlo”.

A su turno, Solanas lamentó que en los discursos de los legisladores de la oposición prácticamente no se hubiera aludido a la pandemia. “Parece que es una cuestión secundaria” se quejó, antes de solicitar que se ponga en el centro de la escena porque “implica que estamos en emergencia”.
En respuesta al diputado Vitor que había hecho un pormenorizado detalle de aportes del gobierno de Macri a la provincia, Solanas sostuvo que no se trató de “dádivas” sino “producto de reclamos” de la provincia.
Definió al proyecto “absolutamente responsable” porque hay que “generar sustentabilidad y sostenibilidad en la provincia”.

INTEMPESTIVO. Así fue como consideró el presidente del interbloque de Juntos por el Cambio el tratamiento del proyecto. El radical Gustavo Cusinato lamentó que no hubiera existido “alguna posibilidad de buscar mecanismos de diálogo con los afectados por la ley”.

Recordó reuniones anteriores con la ministra de Gobierno y con el propio gobernador donde la “crisis económica” de la provincia y el déficit de la Caja fueron parte de la agenda y “pedimos –dijo- un consejo económico social para tratar estos temas”, “para buscar consensos” sobre los problemas de Entre Ríos, a los que calificó de “muy graves”. Agregó luego que “no son problemas nuevos para la provincia” si bien no descartó que la pandemia pudo haberlos profundizado.

A juicio de Cusinato, en lugar de denominarse solidaria la iniciativa en tratamiento, debiera llamarse “de agotamiento de un modelo de gestión de un mismo partido. No se puede soslayar –añadió- los problemas de esta provincia por la gestiones de cuatro gobiernos justicialistas”.

En tanto, Mattiauda sostuvo que es “una ley de ajuste y rebaja” y advirtió que el aporte para la Caja afectará a los trabajadores con mayor antigüedad y que la jubilación es un derecho adquirido y alimentario por lo que podría ser “inconstitucional”. También advirtió que la mayor carga impositiva a las droguerías las terminará pagando el consumidor porque se trasladará a precios y lo mismo ocurrirá con los servicios por las operaciones de las entidades financieras. En cuanto a los agropecuarios habló de una situación “insostenible”.

Jaroslavsky pronunció un enfático discurso crítico del proyecto, en el que entre otras cosas, alertó sobre las consecuencias de la pandemia en la clase media y consideró la necesidad de hacer cambios pero “no a costa de la solidaridad de la gente”.

Satto cuestionó la falta de debate, en tanto que Maneiro sostuvo que el proyecto no es producto de la pandemia sino “del fracaso de las políticas de los últimos años”. Contundente, Solari manifestó que echar culpas a los últimos meses del gobierno de Macri y a la pandemia “es una mentira”.

Zacarías, por su parte, alentó el debate a nivel nacional de una nueva ley tributaria.

El proyecto se aprobó con modificaciones

Al proyecto que originalmente contenía 10 artículos, se le agregó uno más, para contemplar la posibilidad de dejar de detraer el aporte extraordinario a activos y pasivos para la Caja de Jubilaciones y Pensiones en caso de mejorar los ingresos a las arcas provinciales.

El texto del artículo 11 dispone que “para el supuesto que se alcanzaren los ingresos proyectados indicados en la ley de presupuesto vigente, el Poder Ejecutivo podrá desafectar de la mayor contribución impuesta al personal en actividad y pasivos, incluidos en el tramo b) del artículo 4º y en el tramo a) del artículo 6º. Concretamente, el aporte extraordinario seguiría haciéndose pero en los haberes a partir de $ 100.000 y no 75.001 como establece por ahora el proyecto con media sanción.

En la sesión, el diputado Ángel Giano había adelantado esta modificación cuando se refirió a los reclamos de las organizaciones de activos y pasivos.
En ese punto y sobre la posibilidad de aumentar ingresos también aludió al probable ingreso de otro proyecto de ley para gravar las plataformas digitales.

Otro cambio que quedó en la modificación del artículo 8° que aumenta el gravamen a las droguerías al 4%, establece que “cuando dicha actividad sea realizada por Micros o Pequeños contribuyentes, según lo dispuesto en el Artículo 191º del Código Fiscal (to2018), o cuando la misma sea efectuada por Cooperativas en operaciones con sus asociados la alícuota quedará fijada en el 1,6%”, o sea, se mantendrá invariable.

El texto aprobado además establece que durante la vigencia de la ley y su prórroga si la hubiere, queda suspendida la aplicación de todos los dispositivos de actualización de haberes instituidos por cualquier normativa que alcance las remuneraciones que abonan los tres poderes del Estado Provincial, sus entes descentralizados, autárquicos, autónomos, empresas y sociedades del Estado, las que quedarán sujetas a los incrementos que disponga el Poder Ejecutivo de acuerdo a las disponibilidades presupuestarias en el marco de las paritarias que se celebren”.

Diputados aprobaron el proyecto de Emergencia Solidaria

ATE marcha en rechazo al proyecto de ley de Emergencia Solidaria

Emergencia: Afirman que el proyecto afecta a 55.000 jubilados y pensionados

Bordet analizó con diputados del oficialismo el proyecto de emergencia

AJER realiza paro total de actividades este miércoles